Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘sufrimiento’

YO LIBRE: UN VIAJE AL INSTANTE PRESENTE

Anuncios

CAMINAR DE FORMA SAGRADA

Te dejo este bello texto que acabo de encontrar en el fb de mi hermana Mónica Alcazar:

chaman

Caminar de forma sagrada es hacer de la vida un arte,
vivir cada momento como si fuera el último,
dar cada paso como si fuera el primero.

Inspirar amor y conciencia
en este frágil cuerpo nuestro
y entrar en el cuerpo mayor
que todos compartimos.

Ver que cada paso debe ser dado
con ligereza, sin forzar nada,
sin crear más ego.

Caminar de manera sagrada
es liberarnos de nuestro sufrimiento
y permitir que la brillante esencia
del momento dirija nuestro siguiente paso.

En un cuerpo abierto,
en una mente abierta,
en un corazón abierto,
las posibilidades son ilimitadas.

La sanación se encuentra por doquier.
Cada paso es precioso.
Cada paso es una nueva sanación.

Caminar de forma sagrada.
Autor: Hehaka Sapa (Alce Negro en español,
Black Elk en inglés) fue un famoso chamán sioux.
Arte: Mihu

INDESTRUCTIBLE

Piensa en una situación de tu pasado, una que haya sido particularmente difícil. Volviendo atrás, ¿puedes ver cuán fuerte te hizo y las lecciones que estabas destinado a aprender a partir de esa experiencia?

Los momentos dolorosos son aquellos en los cuales aprendemos la verdad acerca de nosotros mismos, como por ejemplo: cuán indestructibles somos realmente.

Fuente: Kaballah International (es.kabbalah.com)

TENZIN GYATSO: EL PROPÓSITO DE LA VIDA

El propósito de la vida es servir a los demás y cuanto más difícil sea tu labor, mayor es el reto y mayor la oportunidad de vivir una vida plena.

Dalai Lama

* Desarrollar compasión

Algunos de mis amigos me han dicho que aunque al amor y la compasión son maravillosos y buenos, realmente no son muy relevantes. Nuestro mundo, afirman ellos, no es un lugar en el que dichas creencias tengan mucha influencia o poder. Sostienen que la ira y el odio son una parte tan predominante de la naturaleza humana que la humanidad siempre estará sometida a ellos. No comparto este punto de vista.

Los seres humanos hemos existido en nuestra forma presente por más de cien mil años.

Creo que si durante este tiempo la mente humana hubiera estado dominada principalmente por la ira y el odio, nuestra población total habría disminuido. No obstante, a pesar de todas nuestras guerras, encontramos que actualmente nuestra población es mayor que antes.

Esto indica claramente que el amor y la compasión prevalecen en el mundo. Esta es la razón por la cual los hechos desagradable son «noticia». Las acciones compasivas son una parte tan importante de nuestra vida diaria que se dan por sentadas y, por lo tanto, en su mayoría se ignoran.

Hasta ahora he discutido los beneficios mentales de la compasión. Sin embargo, ésta también contribuye al bienestar físico. De acuerdo con mi propia experiencia, la estabilidad mental y el bienestar físico se relacionan directamente. Sin lugar a dudas, la ira y la agitación nos hacen más susceptibles a las enfermedades. Si la mente está tranquila y ocupada en pensamientos positivos, el cuerpo no se convertirá en presa fácil de las enfermedades.

Sin embargo, es cierto que todos poseemos una capacidad innata de centrarnos en nosotros mismos que, por supuesto, nos impide amar a otros. En este punto podemos preguntarnos lo siguiente: si deseamos obtener la felicidad que sólo proporciona una mente calmada y si dicha paz mental sólo la da una actitud compasiva, ¿cómo desarrollar este tipo de actitud?

Obviamente, no es suficiente con pensar en lo linda que es la compasión. Necesitamos hacer un esfuerzo concertado para desarrollarla. Debemos utilizar todos los sucesos de nuestra cotidianidad para transformar nuestros pensamientos y nuestro comportamiento.

Primero que todo, debemos aclarar qué quiere decir compasión. Muchas formas de sentimiento compasivo se mezclan con el deseo y el apego. Por ejemplo, el amor que los padres sienten por sus hijos con frecuencia se asocia con sus propias necesidades emocionales y, en esa medida, no es del todo compasivo. De nuevo, en el matrimonio, el amor entre esposo y esposa, particularmente al comienzo cuando ninguno conoce al otro completamente, depende más del apego que del amor genuino. Nuestro deseo puede ser tan fuerte que la persona a quien amamos nos parece buena cuando, en efecto, él o ella es muy negativo(a). Además, tendemos a sobredimensionar las cualidades positivas y, por eso, cuando la actitud de nuestra pareja cambia, nos sentimos desilusionados y nuestra actitud también se transforma. Esto nos indica que el amor, en muchos casos, proviene de motivaciones estrictamente personales y no de una preocupación genuina por el otro.

La compasión verdadera no es una respuesta emocional sino un compromiso firme fundado en la razón. Por lo tanto, una actitud verdaderamente compasiva hacia los otros no se modifica incluso si éstos se comportan negativamente. Por supuesto, desarrollar este tipo de compasión no es nada fácil. Para comenzar, consideremos los siguientes hechos:

Sin importar que una persona sea bella y cariñosa o fea y disociadora, en última instancia es un ser humano como nosotros mismos. Al igual que cualquiera de nosotros, desea obtener la felicidad y no desea sufrir. Por lo demás, su derecho a ser feliz y a vencer el sufrimiento es tan legítimo como el nuestro. Ahora bien, cuando reconocemos que todos los seres son iguales en su deseo de ser felices y en su derecho a serlo, automáticamente sentimos empatía y cercanía hacia ellos. Al acostumbrar a nuestra mente a este sentido de altruismo universal, desarrollamos un sentido de responsabilidad por los otros: el deseo de ayudarlos a que superen sus problemas activamente. Este deseo no es selectivo, se aplica a todos por igual. En tanto seres humanos que, como nosotros, experimentan placer y dolor, no hay razón lógica para discriminar entre unos y otros o para alterar nuestra preocupación por ellos si se comportan en forma negativa.

Quiero enfatizar que si tenemos el tiempo y la paciencia suficientes, podremos desarrollar este tipo de compasión. Por supuesto, nuestra capacidad de centrarnos en nosotros mismos, nuestro apego característico al sentimiento de un «yo» autoexistente e independiente, es lo que, fundamentalmente, inhibe nuestra compasión.

Ciertamente, la verdadera compasión sólo puede experimentarse cuando se elimina este tipo de aferramiento al yo. Sin embargo, esto no significa que no podamos comenzar a intentarlo ahora.

* Cómo empezar

Debemos comenzar deshaciéndonos de los obstáculos más grandes: la ira y el odio.

Como todos sabemos, la ira y el odio son dos emociones muy poderosas que si no se controlan pueden tomarse nuestra mente, invadirnos por completo.

No obstante, es posible controlarlas.

Teniendo en cuenta lo anterior, para comenzar sería bueno indagar si la ira tiene o no valor. Algunas veces, cuando nos sentimos desanimados a causa de una situación difícil, aparentemente la ira resulta útil en tanto nos proporciona energía, confianza y determinación.

Empero, en este punto debemos examinar cuidadosamente nuestro estado mental.

Aunque es cierto que la ira da más energía, si exploramos la naturaleza de esa energía, nos damos cuenta de que es ciega: nunca estamos seguros de si sus efectos van a ser negativos o positivos. Esto sucede porque la ira eclipsa la mejor parte de nuestro cerebro: su racionalidad. Por eso, la energía de la ira casi nunca es confiable. Puede causar una gran cantidad de comportamientos destructivos o desafortunados. Por lo demás, si la ira llega al extremo, nos convertimos en especies de locos que actúan de formas que no sólo son dañinas para nosotros mismos sino para los demás.

No obstante, es posible desarrollar una energía igualmente poderosa con la cual manejar las situaciones difíciles. Esta energía controlada proviene no sólo de una actitud más compasiva sino de la razón y la paciencia, los dos antídotos más poderosos contra la rabia. Desafortunadamente, algunas personas confunden estas cualidades con debilidad. Por mi parte, creo lo contrario, es decir, que estas dos cualidades son signos reales de fortaleza interior. Por naturaleza, la compasión es suave y pacífica, pero también muy poderosa. Inseguros e inestables son quienes pierden fácilmente la paciencia. Desde mi punto de vista, el surgimiento de la ira es un signo directo de debilidad.

Entonces, cuando nos encontremos con un problema, lo primero que tenemos que hacer es ser humildes, mantener una actitud sincera y esperar que el resultado sea justo. Por supuesto, otros pueden querer aprovecharse de nosotros y si nuestra actitud de permanecer desapegados sólo provoca que nos sigan agrediendo injustamente, debemos adoptar una postura fuerte. Sin embargo, debemos hacerlo con compasión y si nos resulta necesario expresar nuestros puntos de vista y tomar medidas fuertes, debemos hacerlo sin rabia y sin mala intención.

Es importante que nos demos cuenta de que aunque nuestros opositores aparentemente nos están haciendo daño, a la postre, su actitud destructiva sólo los perjudicará a ellos mismos.

Con el fin de controlar nuestros impulsos egoístas de venganza, debemos recordar nuestro deseo de practicar la compasión y asumir la responsabilidad para ayudar a los otros con el fin de que no sufran las consecuencias de sus propios actos.

De esta forma, en la medida en que escojamos cuidadosamente las acciones que llevemos a cabo, éstas serán más efectivas, más adecuadas y más poderosas. La retaliación con base en la energía ciega de la ira, rara vez da en el blanco.

* Amigos y enemigos

Debo enfatizar nuevamente que con sólo pensar en que la compasión, la razón y la paciencia son buenas no es suficiente para desarrollarlas. Debemos esperar los momentos difíciles y, entonces, intentar ponerlas en práctica.

¿Y quién crea las oportunidades? Por supuesto no son nuestros amigos sino nuestros enemigos. Ellos son quienes más problemas nos dan. Por eso, si realmente queremos aprender, debemos considerar a nuestros enemigos como nuestros mejores maestros.

Para quienes apreciamos la compasión y el amor, es esencial la práctica de la tolerancia y, para poder practicar la tolerancia, tenemos que contar con nuestros enemigos. En este sentido, debemos sentir gratitud hacia ellos, ya que son los que más contribuyen a que obtengamos la paz mental. Con frecuencia, tanto en la vida pública como en la privada, cuando las circunstancias cambian, los enemigos se convierten en amigos.

La ira y el odio siempre son dañinos y a no ser que entrenemos nuestra mente y trabajemos duro para reducir su influencia negativa, seguirán molestándonos y haciendo difícil que obtengamos la paz mental. La ira y el odio son nuestros reales enemigos. Esas son las fuerzas que necesitamos confrontar y derrotar, no los «enemigos» temporales que intermitentemente aparecen en nuestra vida.

Por supuesto, es natural y correcto que deseemos tener amigos. A menudo afirmo, en broma, que si queremos ser egoístas, tenemos que ser muy altruistas. Para lograr tener muchos amigos, es necesario preocuparnos por los otros, por su bienestar, ayudarlos, servirles, conseguir más sonrisas. ¿El resultado? ¡Cuando necesitamos ayuda, encontramos miles de personas que quieren ayudarnos! Si, de otro lado, somos negligentes en relación con la felicidad de los demás, en el largo plazo resultaremos derrotados. ¿Es la amistad el resultado de las batallas y las peleas, de la ira, de la envidia y de la competitividad? No creo. Sólo el afecto nos trae amigos genuinos.

En la sociedad materialista de hoy, si tenemos poder y dinero, aparentemente tenemos muchos amigos. Sin embargo, no son amigos de nosotros. Son amigos del dinero y el poder. Cuando perdemos la fortuna y la influencia, nos resulta muy difícil seguirle la pista a estas personas.

El problema reside en que cuando las cosas del mundo marchan bien para nosotros, creemos que podemos manejarlo todo y que no necesitamos amigos. Sin embargo, en la medida en que nuestro estatus y nuestra salud declinan, nos damos cuenta de lo equivocados que estábamos. Ese es el momento en nos enteramos de quién es realmente útil y quién es completamente inútil. En ese sentido, con el fin de prepararnos para ese momento, con el fin de hacer amigos genuinos que nos ayuden cuando lo necesitemos, debemos cultivar el altruismo.

Aunque algunas veces la gente se ríe cuando se lo digo, yo siempre quiero tener más amigos. Me encantan las sonrisas. Debido a esto, tengo el problema de saber cómo hacer más amigos y cómo conseguir, en particular, sonrisas genuinas. Hay muchos tipos de sonrisas: sarcásticas, artificiales y diplomáticas. Muchas sonrisas no producen un sentimiento de satisfacción y algunas veces pueden ocasionar sospechas y miedo.

Sin embargo, una sonrisa genuina nos da un sentimiento de frescura ya que es una característica especial de los seres humanos. Si este es el tipo de sonrisas que queremos, nosotros mismos debemos crear las condiciones para que se dé.

* La Compasión y el Mundo

Como conclusión, me gustaría extender mis pensamientos más allá del tópico de este escrito breve y señalar algo mucho más amplio: la felicidad individual puede contribuir en forma profunda y efectiva al mejoramiento general de nuestra comunidad humana.

Puesto que todos compartimos la misma necesidad de amor, es posible sentir que cualquier persona que conozcamos, sin importar cuáles sean las circunstancias, es un hermano o una hermana. Hay que ignorar la novedad de su rostro o las diferencias en la forma de vestirse o de comportarse. No existen divisiones significativas entre nosotros y los demás. Centrarnos en las diferencias externas es estúpido, ya que nuestra naturaleza básica es idéntica.

En última instancia, la humanidad es una y este pequeño planeta es nuestro único hogar. Si queremos proteger nuestro hogar, necesitamos experimentar un vívido sentimiento de altruismo universal. Sólo este sentimiento puede hacer que desaparezcan las motivaciones egoístas que hacen que las personas se engañen unas a otras.

Si poseemos un corazón sincero y abierto, naturalmente nos autovaloraremos y sentiremos confianza en nosotros mismos. Como consecuencia de lo anterior, ya no sentiremos miedo.

Considero que en todos los niveles de la sociedad, familiares, tribales, nacionales e internacionales, la clave para un mundo más feliz y exitoso es el desarrollo de la compasión. No tenemos que volvernos religiosos ni creer en una ideología. Lo único que necesitamos es desarrollar nuestras cualidades humanas innatas.

Yo intento tratar a todas las personas que conozco como si fueran viejos amigos.

Esto me proporciona un sentimiento de felicidad genuina.

Es la práctica de la compasión.

Tenzin Gyatso
S.S. XIV Dalai Lama

ROSA: MI GRANITO DE AMOR … ESPERO TE SIRVA!!!

Posted: 13 Jun 2012 01:07 PM PDT

MI GRANITO DE AMOR … ESPERO TE SIRVA!!!

Hace días que quiero sentarme y escribir algunas palabras en relación a los acontecimientos que están ocurriendo en España y en tantos otros lugares del mundo ¡ES EL DESPERTAR…ES LA LLEGADA MASIVA DE LUZ!

Se que muchos no entienden que significa esto pues todo lo que ven a su alrededor es sufrimiento, pérdidas y caos… en realidad es la LUZ que está haciendo visible todo lo que estaba oculto para ser SANADO.

La existencia tal como la conocemos evoluciona por etapas, secuencias, procesos y lo hace en espiral…venimos de cientos de años de oscuridad en lo que respecta a nuestra consciencia, años en los que la energía femenina fue sometida y casi arrasada pero lo cierto es que algo así no puede ocurrir. Lo femenino y lo masculino coexisten en el interior de cada ser humano y tras una larga travesía de oscuridad la luz, el amor están tocando nuestros corazones.

Lo que estamos presenciando es el reflejo de quienes hemos sido, somos y podemos ser y depende de cada una/o de nosotras/os elegir donde colocarnos y que energía alimentar. Me explico: cada día vemos en las noticias como políticos, banqueros, empresarios, etc, mienten, engañan y tergiversan la realidad a su interés. Al mismo tiempo vemos deportistas, jóvenes, científicos, abuelos y tantos otros, que nos muestran valores, trabajo y esfuerzo para la consecución del bien común. En este momento la sombra y la luz están coexistiendo para que podamos elegir.

La sombra y la luz están en nuestro interior y es nuestra responsabilidad hacernos cargo de ambas. Para que se produzca un cambio global primero hemos de realizar un cambio individual. Es en cada una/o de nosotras/os que está la solución. Hemos de preguntarnos que grado de mentira o verdad, codicia o generosidad, egoísmo o solidaridad, etc, hay en nuestras vidas porque nadie está legitimado a exigir a otro lo que no está manifestando en su vida y mucho menos justificar nuestro “aprovechamiento” porque si no lo hago yo lo hará otro.

No soy ajena a que en este momento muchas personas están sufriendo, incluso se están entregando a su muerte porque no encuentran otra salida… pero juzgar para condenar, para establecer culpables, para determinar víctimas sólo hace que alimentar esa energía de miedo, lucha y confrontación.

En estos días son muchos los mensajes que se están enviando, de algún modo todos/as queremos participar, nadie quiere quedarse al margen y eso es positivo (desde mi punto de vista) pero hay que estar muy consciente de a qué mensaje prestamos nuestros sentidos.

Hace tiempo que aprendí, cuando aún no conocía la ley de la atracción, que aquello en lo que te enfocas es lo que manifiestas en tu vida, lo aprendí por experiencia. Fue este aprendizaje el que me llevó a elegir el nombre de mi web “El Amor Es la Respuesta”, lo elegí conscientemente porque tomé la decisión de que quería que todo lo que entrara y saliera de mí lo hiciera desde la energía del Amor y sabía que está era una gran prueba y una gran oportunidad que me estaba regalando a mi misma y también es el regalo que quiero entregaros…vivir en y desde el amor, se honesta/o, ver más allá de lo conocido (de la llamada zona de confort), de las creencias, de las tradiciones y de lo política y socialmente correcto… es el modo de encontrarte, de reconocer tu esencia. No te diré que es sencillo pero sí muy gratificante, no hay nada comparable a vibrar en la energía del amor y puede que este aprendizaje nos lleve más de una vida.

Escucha tu corazón y sigue su latido, ama tu sombra porque te muestra el camino al amor, deja de luchar y ábrete a la abundancia del universo y comparte y respira y siente y ama…empieza por ti y luego nos encontramos.

Desde este espacio personal envío mi gratitud a todas aquellas personas que eligieron como proceso de vida encarnar la sombra para que podamos ver nuestra luz, desde mi corazón os digo: OS AMO porque sostenéis el miedo, la codicia, el mal uso del poder del inconsciente colectivo y porque sé que LA ÚNICA VÍA POSIBLE DE CAMBIO ES EL AMOR.

Y a aquellos quienes ya despertaron que no cejen en su empeño por complicado que pueda parecer el camino DEL AMOR. Es mucho lo que cada ser humano ha de limpiar en su vida, algunas cosas parecen insignificantes y podemos abandonarnos momentáneamente por comodidad, pero nada es insignificante. Di adiós a la culpa y da la bienvenida a la responsabilidad (responder con habilidad) y reconoce que todos/as andamos en lo mismo, se paciente y ámate mientras el cambio ocurre.

Cada día somos más personas comprometidas conscientemente, cada día surgen nuevas propuestas de crecimiento sostenible, cooperativo, respetuoso con las personas, el medio ambiente, animales y plantas… deja de ver noticias oficiales y busca en la red o cerca de ti a quienes ya están generando cambio… otro mundo es posible y ya está naciendo.

SÓLO HAS DE ELEGIR.

En la energía del amor, gracias.

Rosa Mª Vendrell Tarín.

 
___________________________________________________________________________________________________
 
Si lo deseas puedes suscribirte a las entradas de mi blog y recibirlas en tu correo, entra en http://roventa5.blogspot.com y escribe tu correo en SEGUIR.

ERES LA FUENTE

Eres la fuente…

Nadie te da nada, tú eres la fuente. Vas a recibir lo que des. Da quien estás siendo, pues esto te estás dando.

Lo que estás dando, es lo que estás siendo. Lo que estás recibiendo, es lo que estás siendo. Lo que estás siendo en relación a otros, es lo que estás experimentando.

A quién te estás dando?

A quién estás recibiendo?

A quién estás experimentando?

El estado del ser que elijas experimentar en relación a otros será la causa de lo que TU MISMO experimentes.

El ser que decidas manifestar, será lo que la vida te dará. El ser elegido es el pedido y tu experiencia es la respuesta del universo a tu pedido.

Nadie puede ingresar en tu mundo interior. Lo que seas en relación a los otros será contigo. Es el ser que experimentarás.

La ilusión te hace creer que te relacionas con otros. Pero eso no es posible. En todo momento te relacionas contigo mismo en presencia de otros.

A quién te estás dando en presencia del otro?

A quién estás recibiendo en presencia del otro?

A quién estás experimentando en presencia del otro?

La vida siempre te dará lo que decidas ser. No importa con quienes te relaciones, tuya será la experiencia.

En todo momento estás eligiendo y decidiendo, manifestar, crear y experimentar, algún aspecto de tu ser. Y son tus aparentes relaciones con los demás, las que te permiten conocerte a ti mismo, en tu propia experiencia.

Sólo existe una relación, es la relación contigo mismo. Los otros y los acontecimientos son ángeles y milagros, convocados por ti mismo en tu camino de realización, en tu sendero hacia tu ser real.

Siempre se te dió lo que has pedido y en todo momento pediste al aspecto de tu ser que decidiste manifestar.

Al final del camino, cuando finalice este capítulo del libro de tu vida nuevamente serás conciente de la inocencia absoluta, de quienes te acompañaron y verás que ellos te permitieron cumplir con tu anhelo jamás imaginado. La posibilidad de experimentar tus aspectos más elevados.

Verás que ellos cumplieron con todos los pactos acordados, que te llevaron muchas veces a experimentar tus aspectos más bajos y así hacer físicamente posible que te manifiestes concientemente.

La gran justicia te será revelada, cuando seas capaz de ver, que nadie jamás te dañó y que todos los daños recibidos, fueron por ti imaginados, creados y experimentados.

Similarmente y ante tu sorpresa, también sabrás que aquellos dolores y sufrimientos con los que tú creías dañar a otros fueron también fruto de tu propia imaginación. Porque lo que es para ti, es exactamente igual para tus hermanos. Todo dolor y sufrimiento padecido, fueron por ellos imaginados, creados y experimentados.

Y sabrás que todo el daño, sólo puede ser auto-inflingido. Y también sabrás que el amor que escatimaste a ti mismo te lo quitaste.

Aún el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera, la ofensa menos esperada, la agresión más hiriente, en fin… el infierno más temido. Fueron todas magníficas expresiones por ti elegidas. Aún cuando tú siempre en estos casos hayas elegido experimentar otro aspecto de tu ser, conservas la creencia que fueron “otros”, los “verdaderos” causantes de tanta injusticia y sufrimiento en tu propio interior.

No amigo mío. Nunca han existido ni existirán injusticias en el plan perfecto de la vida. Pero si es posible que las hayas imaginado cuando has caído en la ilusión y el espejismo de los planos inferiores de conciencia.

Al final de camino te verás como lo que siempre fuiste y serás el creador absoluto y libre de todas tus experiencias.

Y cuando veas tu vida, a la luz de esta conciencia más elevada, sentirás una compasión enorme por ti mismo y desearás haber evitado tanto dolor y sufrimiento. Entonces pedirás, suplicarás, implorarás, una nueva oportunidad.

Tu también me pediste que cuando te olvidaras de todo esto, y el olvido fuera parte de tu propio plan, en algún momento te enviara algo que te ayudara a recordar.

Bueno hijo mío, en este acto estoy cumpliendo con mi parte.

Ahora, si tú lo dispones, tienes una nueva oportunidad, de recordar y utilizar la vida física, para conocerte a ti mismo en tus aspectos más elevados. Así como lo soñaste antes de volver.

Como siempre, el acuerdo sigue siendo el mismo: Tu pides y Yo concedo, exactamente lo que tu pides.

Qué me pedirás el próximo momento?

y en el siguiente?

y en el siguiente?

No te preocupes por mi parte, simplemente sé conciente de la tuya, y cuando te sientas nuevamente perdido recurre a mi, que te contestaré aún antes de que me llames.

Siempre viajo contigo, aunque no siempre lo notes. No es posible que estés solo.

Si es posible que creas que lo estás.

Querrás volver con tu nueva conciencia expandida, a vivir nuevamente en el plano de la vida manifestada. Para poner en acción tu gran recuerdo, volver para experimentar en relación a otros tu amor más pleno, incondicional e intenso que seas capaz de imaginar.

Sabrás que el amor es y será tu verdadera esencia. Y no pararás hasta experimentarlo y sentirlo.

De pronto serás conciente que todas las experiencias pasadas. Sí, tuvieron un sentido muy amoroso, el de ayudarte a recordar, a través de las experiencias físicas de muchos otros aspectos de tu ser, que la opción más elevada y verdadera es el AMOR.

Así abrazarás todo lo que hayas experimentado, el miedo más intenso, el dolor más profundo, la traición más artera, la agresión más hiriente, en fin el infierno más temido.

Y tu pedido como siempre te será concedido. Se te dará la oportunidad tan ansiada.

Y es por eso hijo mío, que te encuentras nuevamente, en este tiempo, en este lugar, en este cuerpo, rodeado de estos seres.

Tuyo fue el diseño completo de tu vuelta, así como lo pediste, así fue dado.

Por ahora me despido, aunque eso no es posible, porque sólo se despiden los que se separan, y eso no es un estado en el que podemos estar tú y yo.

Con AMOR Incondicional de la luz

CIRIO ANGEL DE LUZ