Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘ser mejor persona’

CONSEJOS AL HOMBRE PARA HACER MEJOR EL AMOR A UNA MUJER

Puedo decirte que es el mejor, más claro y más sincero mensaje que conozco hasta ahora, dirigido a los hombres sobre cómo hacer BIEN el amor a una mujer. Además dicho por una mujer, Neus, de ElMundoDeNeus. Amor y consciencia.

No dejes de verlo.

“NOSOTROS” DISPONIBLE EN FORMATO EBOOK (DESCARGA DIRECTA)

Ya está disponible la versión Ebook de mi libro, especialmente para todos los países del mundo donde los gastos de envío son muy elevados. Ahora podrás descargar el libro en formato PDF a un precio muy reducido y hacer el pago mediante PayPal. Hay un enlace en la parte derecha del blog, bajo el anuncio de venta en papel.

Te animo a que si no lo has adquirido en papel, lo hagas ahora y disfrutes con su lectura. 180 páginas. Color.

También puedes hacer CLIC AQUÍ

portada-nosotros

AGRADECER ES BUENO, MUY BUENO (LA FILOSOFÍA Y LA CIENCIA LO DICEN)

Fuente: Centro Nagual

Noviembre 15, 2015 por Faena Aleph
Publicado en: Consejos vitales

Desde un punto de vista filosófico, metafísico, la existencia se ha considerado a partir de la noción de carencia. Cuando se piensa que vivir es más bien sobrevivir, este matiz implica que no somos seres plenamente autónomos, autosuficientes, que con frecuencia necesitamos algo que no tenemos para preservar nuestra propia vida. El alimento, el sitio donde vivimos, el afecto, el conocimiento: casi cualquier cosa que pensemos, en algún momento la obtuvimos de alguien más.

Esta circunstancia tiene varias implicaciones en nuestra vida; una de ellas, en la que se repara poco, es la gratitud, ese gesto en el que se condensa el doble reconocimiento de nuestras propias limitaciones y, por otro lado, de cómo es en otra persona donde encontramos los medios para ir más allá de dichas limitaciones. Octavio Paz, al recibir el premio Nobel de Literatura en 1990, advirtió:

Comienzo con una palabra que todos los hombres, desde que el hombre es hombre, han proferido: gracias. Es una palabra que tiene equivalentes en todas las lenguas. Y en todas es rica la gama de significados. En las lenguas romances va de lo espiritual a lo físico, de la gracia que concede Dios a los hombres para salvarlos del error y la muerte a la gracia corporal de la muchacha que baila o a la del felino que salta en la maleza. Gracia es perdón, indulto, favor, beneficio, nombre, inspiración, felicidad en el estilo de hablar o de pintar, ademán que revela las buenas maneras y, en fin, acto que expresa bondad de alma. La gracia es gratuita, es un don; aquel que lo recibe, el agraciado, si no es un mal nacido, lo agradece: da las gracias.

El agradecimiento, en este sentido, posee una profunda dimensión simbólica, su sentido se mueve en ese campo de lo simbólico en donde podemos entenderlo, reproducirlo y, en el mejor de los casos, llenarlo de significado. Agradecer, ser agradecidos, tomar en cuenta el agradecimiento de otra persona: todas estas son situaciones en las que se revela con nitidez nuestra cualidad empática, esa fortaleza de nuestra especie que también está relacionada con la cooperación y la vida en colectivo.

En la neurociencia contemporánea, la gratitud se ha revelado como una conexión de distintas áreas de nuestro cerebro que parecen fortalecer nuestra naturaleza humana. De acuerdo con una investigación dirigida por Glenn R. Fox, agradecer activa las regiones cerebrales asociadas con la cognición moral, los juicios de valor y la abstracción, esto es, los córtex cingulado, prefrontal y medio. Asimismo, en un segundo momento intervienen zonas relacionadas con la recompensa, la satisfacción y las emociones positivas, específicamente por percibir que podemos hacer algo bueno por otra persona. Por último, cabe destacar que según ese mismo estudio, la gratitud deja a las personas un último beneficio: una comprensión profunda, sensible, de un hecho trágico.

Agradecer, en suma, es una suerte de hábito inscrito en nuestra existencia, dueño de su propia poesía pero sustentado también en nuestra estructura fisiológica más concreta. Un rasgo que, conforme lo ejercemos, fortalece lo mejor de nuestra humanidad.

VICENT GUILLEM: LA LEY DEL AMOR

4ª Ley: Ley del amor

– El destino del espíritu es alcanzar la felicidad a través de la experimentación del amor incondicional, por libre decisión de su voluntad.

– Sin amor no hay evolución. Sin amor no hay sabiduría. Sin amor no hay felicidad.

– El amor es la fuerza armonizadora y dinamizadora del universo espiritual.

Ya has mencionado la ley del amor en multitud de ocasiones pero ¿qué es, según tú, el amor?

El amor puede definirse en su grado máximo como la capacidad de sentir a los demás como a uno mismo.

¿Pero el amor existe realmente o es sólo un concepto abstracto?

Existe realmente y se manifiesta como una intensa vibración de la esencia vital o principio espiritual que se transmite a todos los planos de la existencia, desde el plano espiritual, pasando por el mental y el astral, hasta llegar al físico. La manifestación del amor en el plano energético es la energía de más alta vibración, la luz más brillante, la luz de las estrellas. Esa vibración, la vibración del amor, al igual que la luz, se puede transmitir y ser percibida.

¿Y qué es lo que se experimenta exactamente con el amor?

Cuando un ser experimenta el amor verdadero, se siente lleno, plenamente feliz, invadido por una vibración, una fuerza y una sensibilidad extraordinarias. Ya no necesita nada más para ser feliz. El espíritu inspirado por el amor siente el deseo de transmitir a los demás ese bienestar y ayudarles a que sean felices, porque se siente conectado con ellos, como si formaran parte de él. Invadido por el amor, su cuerpo astral eleva su vibración de manera que el aura se expande enormemente y se vuelve muy brillante. Cuanta más capacidad de amar tiene el ser, más alta es su vibración y mayor energía es capaz de transmitir. Cuando alguien ama transmite esa vibración amorosa a los demás. Si el receptor o receptores de la misma son sensibles, lo perciben como una oleada de calor intenso que no quema, una vibración que lo recorre a uno por completo, que llega hasta el rincón más profundo, como si llenara cada uno de los poros de su alma, estremeciéndole y haciéndole sentir como envuelto por una nube de paz y armonía. En ese estado de bienestar interior uno se siente optimista, alegre, relajado, sereno y descubre que los problemas de su existencia no son tan graves.

Lo que describes parece una experiencia muy mística. No sé hasta qué punto es accesible para nosotros, lo humanos.

Es accesible, pero estáis tan materializados que os falta sensibilidad, tanto para dar como para sentir directamente el amor. Es como intentar escuchar la radio al lado de una taladradora en marcha. Por eso, más que sentir el amor, lo que la mayoría apreciáis son los actos que se hacen por amor, aunque a la mayoría le resulta difícil de entender qué motiva a actuar a una persona de esa forma.

¿Y por qué es una ley espiritual el amor?

Porque está escrita en el interior del espíritu: el espíritu necesita amar para ser feliz. En ausencia de amor, el espíritu se marchita como una flor arrancada de raíz.

Si por la ley del libre albedrío el espíritu necesita ser libre para poder ser feliz, por la ley del amor, el espíritu necesita amar para ser feliz. Si unimos estas dos leyes en una diríamos que el espíritu necesita amar en libertad para ser feliz.

Si el amor es necesario para la felicidad del espíritu, ¿por qué no nacemos todos amando?

Es otra de las capacidades, la de amar, que el espíritu ha desarrollar por sí mismo en su proceso de evolución. Como ya he dicho, la chispa espiritual, cuando es creada, tiene en potencia numerosas capacidades, pero necesita desarrollarlas. Una de ellas es la capacidad de amar. Desarrollar la capacidad de amar es el objetivo más importante del proceso evolutivo el espíritu. El amor es la fuerza armonizadora y dinamizadora del universo espiritual.

¿Cómo el amor influye en la armonía del universo?

¡Por un acto de amor existimos todos los seres espirituales! El amor es la fuerza que alimenta cualquier impulso creador. El amor es la base sobre la que se sustenta la solidaridad espiritual universal. El espíritu inspirado por el amor siente el deseo de ayudar en la evolución a todos los demás seres de la creación, para que sean capaces de experimentar por sí mismos la felicidad que emana del amor. Sólo sobre la base del amor se construirá lo verdadero y lo duradero.
AMOR VS EGOÍSMO

¿Cuál es el primer paso que uno debería dar para poder amar?

Para amar es necesario sentirse a uno mismo, y para sentirse a uno mismo es necesario conocerse a uno mismo. Si quieres amar a los demás, aprende primero a amarte a ti mismo, a través de conocerte a ti mismo. El que no se quiere a sí mismo no puede querer a los demás.

¡Pero yo tenía entendido que para amar a los demás tienes que renunciar a ti mismo!

En absoluto. Lo que tienes que hacer es renunciar a tu egoísmo, pero no a tus sentimientos. Lo que ocurre es que tenéis un concepto de lo que es el amor que es incorrecto, porque mezcláis el amor con el egoísmo. Amarse a uno mismo no es creer que uno es mejor que los demás y que por ello ha de dedicarse a satisfacer caprichos egoístas, sino reconocer las necesidades afectivas propias, los sentimientos, y desarrollarlos para que sean el motor de nuestra vida. Por esto he dicho que para amar verdaderamente es tan importante conocerse a uno mismo. Conocerse implica saber distinguir entre lo que sentimos y lo que pensamos, reconocer entre lo que viene de nuestro sentimiento y lo que viene de nuestro egoísmo.

¿Entonces, cómo distinguir lo que es el amor de lo que no lo es?

El amor en su máxima expresión ha de ser incondicional. El que ama verdaderamente no espera nada cambio, y el que actúa por interés no está amando verdaderamente. El amor ha de ser libre, si no, no es amor. No se puede forzar a nadie a amar.

El que quiera amar ha de querer también renunciar al egoísmo. El amor y el egoísmo son conceptos contrarios, incompatibles entre sí, antagónicos. No se puede amar sin renunciar al egoísmo, ya que el egoísmo es en realidad la ausencia de amor. Aprender a amar es lo mismo que aprender a desprenderse el egoísmo. El que aumenta su capacidad de amar disminuye su egoísmo y viceversa.

¿Y cómo aprende el espíritu a amar?

Es un proceso continuo que requiere muchísimo tiempo de evolución. Lo comienza el espíritu antes de iniciar la fase humana y no lo termina nunca, ya que siempre hay algo nuevo que aprender respecto al amor. Como el aprender a hablar, no hay otra forma de desarrollar el amor que no sea través de la interacción constante con otros seres. En las primeras etapas, cuando el ser espiritual está escasamente desarrollado, experimenta el amor que otros seres más avanzados sienten hacia él en forma de emociones. Esto le hace sentir bienestar. También ha de experimentar lo que es la ausencia de amor, es decir, el egoísmo de otros seres que, al igual que él, todavía no son capaces de amar. Esto le hará sentir emociones de malestar, pero también le permitirá reconocer, aprender a distinguir mejor entre la ausencia y la presencia de amor y a valorar la presencia de amor, lo cual servirá de estímulo para poder desarrollar en sí mismo los sentimientos. Es decir, antes de ser capaz de amar, el ser espiritual se sensibiliza como receptor del amor de otros seres más avanzados, que le sirven de ejemplo de lo que es ser emisor de amor. También ha de convivir con otros seres con el egoísmo igual o más acentuado que ellos mismos, que son un ejemplo de lo que es la ausencia de amor. Todas estas interacciones le motivarán el desarrollo, primero de las emociones, y más tarde de los sentimientos.

Una vez el espíritu reconoce el amor que ha recibido de los demás es cuando está preparado para ser un emisor de amor. Serán los seres que le amaron los primeros hacia los que se le despertarán los primeros sentimientos de afecto (usualmente hacia algún miembro de su familia), mientras que el resto de seres, los que se comportaron con egoísmo hacia él, serán enemigos, y los que nunca tuvieron relación con él, simplemente serán seres por los que sentirá indiferencia. En esta etapa, el espíritu es apasionado en los amores, vengativo y rencoroso en los desamores. Llegará otra etapa más avanzada en que el ser ya no querrá perjudicar a los que le hicieron daño, porque se da cuenta que el sufrimiento en sí mismo es algo negativo, incompatible con el amor, abandonando la venganza como forma de resarcimiento por el daño recibido. Esta etapa la podríamos denominar amor condicional avanzado. Llegado cierto momento, cuando el grado de comprensión y de sensibilidad
del ser ha aumentado considerablemente, ya está preparado para dar el gran salto, el de querer a todos los demás seres de la creación, incluyendo a aquellos que le odiaron y le despreciaron y le hicieron sufrir lo indecible. Es decir, ha entrado en la etapa final, en la que se alcanza el amor incondicional, aquel amor que predicaron los seres avanzados como Jesús cuando decían “ama a tu enemigo”. Por supuesto, esto no ocurre de la noche a la mañana. Serán necesarios millones de años de evolución para recorrer el camino desde la primera a la última etapa.

¿Podrías resumir estas etapas para que me haga una idea?

Sí, aunque, como digo, el proceso es continuo, podríamos dividirlo para su mayor comprensión en las siguientes etapas:

1. Insensible como receptor y emisor de amor.

2. Parcialmente sensible como receptor de amor -insensible como emisor de amor

3. Sensible como receptor-parcialmente sensible como emisor (amor condicional)

4. Altamente sensible como receptor-altamente sensible como emisor (amor condicional avanzado)

5. Totalmente sensible como receptor-totalmente sensible como emisor (amor incondicional)

¿Cuál es el origen de las emociones y de los sentimientos y en qué se diferencian?

En los primeros estadios de evolución del ser espiritual, éste sólo es capaz de percibir emociones, que generalmente son sólo una respuesta a un estímulo de naturaleza exterior. Este desarrollo de la percepción emocional comienza ya en etapas anteriores a la humana. De hecho podéis observar que muchos mamíferos superiores, como perros, vacas, caballos o delfines, ya son capaces de percibir y manifestar emociones bastante profundas de muy diversos tipos. A medida que el espíritu experimenta con las emociones y comienza a tenerlas en cuenta para tomar decisiones, está comenzando a desarrollar el sentimiento. Podéis considerar que los sentimientos son la forma evolucionada de las emociones.

¿Puedes exponer con más profundidad la distinción y la relación entre las emociones y los sentimientos?

Las emociones son de duración corta, generalmente son activadas por algún tipo de estímulo, exterior o interior. Los sentimientos tienen una duración más extensa, están más profundamente arraigados en el espíritu y aunque reciben la influencia del exterior, no tienen porqué estar motivados por ningún impulso exterior, sino por la propia voluntad del espíritu. Los sentimientos y las emociones están íntimamente ligados. El sentimiento es capaz de despertar las emociones. Son como la fuente interna de la que emanan, de manera que, en este aspecto, las emociones son una manifestación de los
sentimientos. También las emociones, sobre todo las percibidas del exterior, influyen en los sentimientos y pueden ser un estímulo para activarlos o para reprimirlos. En el máximo desarrollo del sentimiento de amor, es decir, cuando se llega a experimentar el sentimiento de amor incondicional, nos encontramos ya ante un sentimiento que no va a terminar nunca, y que además no necesita de ningún estímulo exterior que lo despierte o alimente.

¿En qué parte del ser se originan las emociones y los sentimientos?

Las emociones y sentimientos de amor se originan el cuerpo espiritual.

Las egoemociones y los egosentimientos, aunque se perciben en el cuerpo espiritual, generan su matiz egoísta en el cuerpo mental.

No entiendo qué quieres decir. ¿Qué son los egosentimientos y las egoemociones?

Son los sentimientos y emociones negativas generados por actitudes egoístas. En realidad, las actitudes egoístas son pensamientos y por tanto se originan en la mente.

¿Entonces el sentimiento y el pensamiento tienen un origen distinto? Siempre creí que ambos eran fruto de la mente.

Pues no tienen el mismo origen. El sentimiento procede del espíritu (cuerpo espiritual) y el pensamiento, de la mente (cuerpo mental).

A ver si he entendido bien. ¿Quieres decir entonces que el egoísmo se origina en la mente y el amor en el espíritu?

Sí. Aunque como ya he dicho las egoemociones y los egosentimientos se perciben también en el cuerpo espiritual, aunque su aspecto egoísta se genere en la mente.

¿Me podrías aclarar este punto? Sigo sin entender cómo puede ser que el egoísmo se origine en la mente y que los sentimientos o emociones egoístas se sientan en el espíritu.

Claro. Imagina que una persona se encuentra con una linterna encendida dentro de una cúpula de cristal. Si el cristal es transparente, tanto la luz que sale de la linterna al exterior como la luz que entra del exterior al interior no sufrirá prácticamente modificación por el hecho de pasar a través de cristal. Sin embargo, si el cristal de la cúpula, en vez de ser transparente, es opaco, entonces modificará el paso de la luz a través de ella, tanto de la luz que sale del interior hacia el exterior como la que entra del exterior al interior de la cúpula. La persona con la linterna representa al cuerpo espiritual y la cúpula de cristal representa al cuerpo mental. La opacidad del cristal de la cúpula representa el egoísmo. El egoísmo modificará tanto la percepción de los sentimientos y emociones de los demás (la luz que entra), transformándolos antes de que impacten en el cuerpo espiritual, como la expresión o manifestación de los sentimientos y emociones que proceden del cuerpo
espiritual (la luz que sale), siendo percibidos por los demás ya con el matiz egoísta del que se impregnaron al pasar por la mente.

Sigo sin imaginarme bien cómo funciona esa relación entre amor y egoísmo en la propia naturaleza del ser humano. ¿Cómo puede ser que podamos ser capaces de amar y de ser egoístas al mismo tiempo? ¿No me podrías aclarar este punto?

Sí, claro. Imagina que el ser humano es como una cebolla, en cuyo corazón está el espíritu que desprende la luz, que es el amor. Este centro emisor de luz se encuentra recubierto por múltiples capas, de manera que cada una de estas capas obstruye el paso de la luz un poco, hasta que la suma de todas las capas juntas impide casi totalmente que la luz salga al exterior. Cada una de esas capas representa una manifestación del egoísmo que hay que ir eliminando progresivamente, para que finalmente la luz, el amor, brille, se exprese en toda su magnitud. A medida que vamos eliminado capas, la luz (el amor) del interior encuentra menos obstáculos para salir al exterior. Las capas más externas corresponden al egoísmo más primitivo y superficial. Son las capas correspondientes a la vanidad. Las capas intermedias corresponderían al orgullo y las más internas a la soberbia.

Cada persona se encuentra en un punto distinto de este proceso. La mayoría de espíritus que habitan la Tierra ha conseguido deshacerse sólo de alguna de las primeras capas. Otros han conseguido eliminar también algunas de las capas intermedias y unos pocos están en el proceso de eliminación de las capas más profundas del egoísmo. Aunque este proceso es progresivo y hay espíritus en todos los grados, podemos intentar clasificar los espíritus en tres grandes grupos, según el nivel de eliminación de capas en el que están: Espíritu amable-vanidoso, generoso-orgulloso y amoroso-soberbio.

¿Por qué los calificas con dos adjetivos, uno positivo y otro negativo?

Porque no quiero que en la clasificación quede sólo de manifiesto la parte egoísta del espíritu, sino también reconocer las cualidades que puede desarrollar el espíritu en cada etapa. El primer adjetivo expresa la cualidad representativa a la que puede llegar el espíritu cuando se esfuerza por desarrollar el amor y la segunda el grado de egoísmo en el que se encuentra. El vanidoso puede ser muy amable, el orgulloso muy generoso y el soberbio muy amoroso cuando está dispuesto a vencer su egoísmo y a luchar por los sentimientos. Pero no hay nada de negativo en admitir la existencia del egoísmo en cada uno de nosotros y definirla, para conocerla y poder superarla. Lo negativo para el espíritu sería no querer reconocer su existencia, no admitir la realidad de que todos tenemos una parte egoísta que debemos eliminar para poder amar verdaderamente y ser auténticamente felices. El no reconocerlo conduce al estancamiento espiritual, porque no se puede superar aquello que no se admite, al igual que no puede desintoxicarse un alcohólico que no admite que lo es.

¿Podrías exponer con más detalle las características de cada una de esas tres manifestaciones del egoísmo, que has llamado vanidad, orgullo y soberbia?

Sí. Podemos distinguir al menos tres formas de egoísmo que son, desde la más grosera hasta las más sutil, vanidad, orgullo y soberbia. En el habla cotidiana utilizamos estas tres palabras frecuentemente pero, como veremos, su significado espiritual es mucho más extenso y profundo, y difiere en muchos aspectos del significado con el que comúnmente las empleamos. Entraremos a definirlas una por una y a analizar sus manifestaciones.

LAS LEYES ESPIRITUALES
Vicent Guillem
http://lasleyesespirituales.blogspot.com

ANA MARÍA FRALLICCIARDI: INFORME ASTROLÓGICO ENERO 2014

Somos los precursores en abrir los surcos para sembrar la nueva realidad

por: Ana María Frallicciardi

……………………………………………………………………………………………………………………………………..

Preparando la Visión del Nuevo Humano

Los pioneros, los visionarios, los creadores, los autoconvocados, los seres en conciencia, los servidores del mundo ,los anónimos trabajadores de la Luz y el Amor están preparando la Tierra para sembrar y hacer florecer los paradigmas de la Nueva Humanidad.

 

Comenzamos el 2014 con la Luna Nueva en Capricornio

Los planetas muestran como se mueven las energías dentro de nosotros , en la conciencia colectiva y en la red planetaria. Todos estamos interconectados en una sutil red de energías cósmicas.
Esta Luna Nueva del 1° de Enero 2014 es un momento cósmico importante. Hay una concentración de fuerzas y energías planetarias que nos lleva a prestar atención y discernir cuidadosamente hacia dónde llevaremos nuestra vida en los próximos meses, habrá muchos cambios dentro de los cambios. Se está generando un entrecruzamiento energético en los signos impulsivos: Capricornio, Aries, Cancer y Libra.
Con la Luna Nueva del 1° de enero se manifiesta una fuerza intensa que nos pondrá excesivamente inquietos o inestables. Habrá tendencia a cambios bruscos de humor, decisiones rápidas e impensadas. Los aspectos astrológicos de la lunación son: Sol, Luna, Plutón y Mercurio en conjunción en Capricornio, opuestos a Júpiter en Cáncer . Esto indica cambios sorpresivos en muchos asuntos profesionales, sociales y políticos.

Se suman también a estos aspectos de Capricornio-Cáncer las inquietantes cuadraturas de Urano desde Aires y Marte desde Libra. Todo el sistema solar se confabula y nos empuja hacia el cambio y la acción.
Estas energías deben ser bien dirigidas y usadas con fines de evolución y crecimiento, de lo contrario nos enfrentaremos con los aspectos desordenados y desestructurantes de varios planetas que están en tensión energética.
¿Estamos lo suficientemente armonizados, flexibles y bien conectados con nuestro Ser? Así comprenderemos el benefico del cambio, en pos de un nuevo sentido de crecimiento.

Muchos piden cambios y cuando lo tienen delante no se animan a dar el gran salto. Este es un año de desafíos, lo que tanto deseamos se presenta en nuesta puerta, ¿la abriremos para experimentar lo nuevo? Es preferible estar abiertos al cambio, de lo contrario estas energías nos arrasan. Sintonicemos con el universo!!

Vivimos interconectados en este entramado de energías cósmicas, somos parte activa en la recepción, asimilación, tansformación y manifestación de estas energías. Somos un universo resonando dentro del universo mayor. Nuestros pensamientos y sentimientos definen la orientación de las energías planetarias y cómo las llevamos a la manifestación en el mundo concreto. Es decir, con nuestros pensamientos creamos la realidad del afuera. ¿Aceptamos lo que creamos? 

Esta Luna Nueva en Carpricornio será un catalizador de las energías que se activaron en la Luna Nueva con eclipse del 3 de noviembre en Escorpio. Procesos emocionales comenzados para esa época se verán sintetizados en estos momentos, podrán liberarse de lo que ya no es importante.

Este es el tiempo de ser auténticos con nosotros mismos . Estamos en un momento de alineación con
las energías evolutivas del universo. Lo que tanto pedimos está entre nosotros, abramos la mente y el corazón para recibir la irradiación de la sabiduría de nuestro espíritu.

Toda la información que necesitamos está dentro nuestro…..¿dónde?….. condificada en un átomo simiente en tu Centro Corazón. Sigue buscando los caminos para acceder a tu centro corazón y encontrarás todas las respuestas.

Venus Retrógrado

Venus está retrógrado desde el 23 de diciembre hasta el 30 de enero
El retroceso de Venus en el signo de Capricornio nos lleva a replantear muy concretamente como estamos expresando nuestra capacidad de amor. Más allá de “con quien me relaciono sentimentalmente” la pregunta es ¿cuál es mi capacidad sentimental para “amarme”, dar amor y recibir amor? Es decir, Venus retrógrado nos conecta con nuestro propio potencial amoroso para que lo revisemos, lo sanemos.
Son momentos evolutivos muy importantes donde más que reclamar afuera el amor que necesitamos hay que buscar dentro de nosotros mismos las heridas emocionales de nuestro niño interior por donde se nos van las posibilidades de sentirnos contenidos, amados, nutrido, cuidados.
Venus transitando por el signo de Capricornio no se siente muy cómodo, no puede expresar su esencia de amor, ternura, belleza, sensibilidad. Se siente como estar de visita en una casa donde se habla otro idioma. No entiende ni es entendido, por lo tanto necesita actuar con hechos concretos y visibles. No tiene facilidad para expresar emociones, más bien las reprime o las expresa de manera confusa. Prefiere recurrir a un buen regalo, donde deposita todo su sentimiento. No le pidamos a Capricornio ternura, más bien enseñemos a acariciar.

Estamos en una fase de evaluación de nuestros sentimientos y relaciones. No es buen momento para tomar decisiones, reclamarle al otro que nos haga feliz. Es momento de reflexión serena, de mirar adentro los propios bloqueos que impiden que el verdadero amor que buscamos llegue a nosotros.

Aparecen relaciones del pasado para ser revisadas y compensadas. Buen momento para reconciliación y perdón. A partir del 30 de enero, cuando Venus recupere su fase directa, es el momento para tomar las decisiones o realizar proyectos creativos.

El 15 de enero Venus estará en cuadratura con Marte y entrando en oposición con Júpiter en Cáncer, serán unos días críticos en las relaciones, allí comprobaremos si tenemos capacidad de flexibilidad y sabiduría.

El 30 de enero se pone directo mientras hace conjunción a Plutón. Renacimiento sentimental desde nuestras propias profundidades. Si descubres tu tierra arrasada, es el momento de renacer con mayor pureza y comenzar a sanar.

Otros aspectos de Venus para tener en cuenta: temas de valoración tanto sea de dinero, como de otras áreas personales, profesionales, afectivas. Allí donde nos sentimos frenados, estamos haciendo una re-visión, re-valorización del amor, del dinero, la autoestima, el auto-valor.

Lo más importante será aprender a nutrirnos a nosotros mismos en la verdadera esencia el amor, dejar de lado las novelitas románticas de que alguien nos va a amar como nosotros queremos. Llegó el momento de hacerse cargo de la propia vida afectiva.

¿Estás haciendo bien las cosas?

Es bastante fácil salirnos del camino, la señalización no está clara afuera,nuevamente hay que buscarla adentro. Cuando no estamos en nuestro centro aparecen los conflictos con el yo. Se requiere de mucho trabajo hacia la integridad para poder responder a los desafíos de esta época.

Nos caemos y nos volvemos a levantar. Cuando nos apoyamos en el yo humano de 3° dimensión, aparecen las dudas y las trabas. Cuando logramos sintonizar la esencia del Yo infinito, las energía fluye más libre. ¿Estamos canalizando equilibradamente nuestra energía espiritual?…..

¿Estas preparado para un nuevo enfoque de la realidad?
Cambios sobre cambios en este giro evolutivo.

Te animas a permitir que emerja el más profundo deseo de tu corazón…??
Te animas a expresar tu verdad más resonante…??
Te aminas a ser fiel solamente a tus verdaderos sentimientos…??

Si puedes tirar abajo todas tus creencias, apegos y demás adornos del ego, un lugar adecuado y seguro para reencontrarte es girando hacia dentro de ti mismo, a tu centro Corazón, allí están los codigos de información que necesitas para tu nueva vida en la Nueva Tierra.

Ana María Frallicciardi

Capilla del Monte –
Córdoba – Argentina
www.aguilaazul.com.ar
ana.maria@aguilaazul.com.ar

Si reenvías este texto, respeta el trabajo de la autora, no elimines ni cambies su nombre. Cita la fuente correctamente.
Se conciente de tu ética espiritual.

JOSÉ LUÍS PARISE: EN QUÉ CONSISTE VIVIR LA NUEVA ERA Y CÓMO LOGRARLO

Parise ya es un clásico en este blog, un incunable, un referente entre otros. Su trayectoria, para quienes lo conzcan y hayan seguido sus charlas e intervenciones en diferentes medios, es ancha y larga, dilatada podríamos decir y muy fecunda y lúcida. A mí personalmente me sorprendió un día de hace un par de años en un vídeo y lo primero que pensé fue… “menudo personaje tan pedante”. Después, con el tiempo pude ver que la ignorancia era sólo mía y que su pedancia no era tal, sino sabiduría, conocimiento y constancia en la investigación. Entonces se encendió una luz que se llamaba José Luis Parise.
No le conozco personalmente pero no descarto que el Universo cree una de esas tramas que suele crear y haga que nos encontremos. Me daré cuenta, seguro.
Mientras tanto te dejo esta charla en muchas partes, creo que son 9 en total, aquí tienes la primera.
Es cierto que no es completamente actual. La charla se remonta a unos meses antes del 21 de diciembre de 2012, pero sin duda su contenido sigue teniendo completa vigencia pues basándonos en el tiempo del Universo tan solo han pasado unos microsegundos desde ese momento (y me quedo largo).
Espero que la disfrutes y que te sirva, al menos, tanto como a mí.

MUDRAS, ESOS GRANDES DESCONOCIDOS…

Muchas veces olvidamos el poder de nuestro cuerpo, y de nuestras manos… Con este vídeo recordarás los mudras que en otras vídas tantas veces has utilizado. Pruébalo y te sorprenderás con la facilidad que repites el mudra cuando lo veas en pantalla. ¿Es una prueba de que ya lo conocías?