Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘moral’

¿HACES LO CORRECTO?

¿Te has preguntado alguna vez si estás haciendo lo correcto?

images-of-nature-06

No es fácil definir qué es lo correcto porque cada cual tiene unos valores morales y vive en una cultura diferente. No te estoy hablando de eso. Hacer lo correcto no está relacionado con tus valores morales o sociales, con tu educación. Hacer lo correcto es tan sencillo como no permitir que se encoja tu estómago ante una situación, es no tener remordimientos de una acción reciente, es sentirte feliz después de tomar una decisión.

Tu corazón está relacionado con tu cerebro y con tu estómago, existe una relación energética entre todos los centros de poder de tu cuerpo y fuera de él. Es esta energía la que hace que tu estómago se encoja, o que tu sistema nervioso reaccione ante una visión terrible, un accidente, un atentado… También es tu energía, la energía del Universo de la que formas parte indivisible, la que hace que en ocasiones te encuentres deprimido y minutos después eufórico porque somos energía.

En definitiva, lo correcto es todo lo que te hace sentir tu unión con el todo, con el Universo (llámale Dios si quieres). Lo correcto lo traemos de serie. El ser humano, en esencia, es incapaz de causar daño; a sí mismo o a cualquier otro ser sintiente (plantas, animales o minerales), su esencia por definición es puro amor porque de ahí venimos y ahí volvemos al morir. Las desviaciones del ser humano para causar daño son producto de una falta de comprensión de la esencia propia y del Universo en el que habita y eso sólo se consigue superar con más consciencia. Aumentar tu nivel de consciencia es sencillo: ámate y ama a todo lo que te rodea, profundamente, aunque no lo comprendas. Después presta más atención a tus sensaciones y a tus sentidos, circula por la vida sin prisa, observando el cielo, las nubes, el sol y la luna; observa todo y dedícale a cada cosa un pensamiento positivo, transmite amor porque así, sólo así, podrás poco a poco vibrar en esa delicada frecuencia y recordarás tu origen, tu camino y tu destino.

Ahora vé y hazlo, cada segundo, cada minuto de lo que te queda de vida aquí. Serás mucho más feliz.

Con todo mi amor, Wabbbla.