Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘maestros ascendidos’

KRISHNAMURTI: ES MUY IMPORTANTE SABER CÓMO ESCUCHAR.

Pienso que es muy importante saber cómo escuchar. Si saben cómo escuchar, llegarán inmediatamente a la raíz de las cosas. Si escuchan el sonido puro, tendrán un contacto instantáneo con su belleza. De igual manera, si supieran cómo escuchar lo que se está diciendo, habría una comprensión instantánea. Escuchar es enfocar completamente la atención. Ustedes piensan que la atención es una cosa cansadora, que aprender a concentrarse es un largo proceso. Pero si realmente saben cómo escuchar, entonces la atención no es difícil y encontrarán que llegan inmediatamente al corazón de las cosas, con un estado extraordinario de alerta.

La mayoría de nosotros no escucha realmente. Nos distraen los ruidos externos o tenemos algún prejuicio, alguna propensión que deforma nuestra mente, y eso nos impide escuchar verdaderamente lo que se dice.

Esto es especialmente así con las personas mayores, porque tienen tras de sí una larga serie de logros y fracasos; son alguien o no son nadie en el mundo, y es muy difícil penetrar las capas de sus formulaciones, de sus conceptos previos. Su imaginación, su condicionamiento, su sentido de la realización personal impedirán que lo que se dice pueda penetrar. Pero si sabemos cómo escuchar lo que se está diciendo, si podemos escuchar como si escucháramos el canto de un pájaro en la mañana, entonces el escuchar es una cosa extraordinaria, especialmente cuando lo que se dice es algo verdadero. Puede no gustamos, puede que lo resistamos instintivamente; pero si realmente podemos escuchar, veremos la verdad de ello. De ese modo, el auténtico escuchar quita la carga de la mente, limpia los desperdicios de muchos años de fracasos, éxitos, anhelos.

Ustedes saben lo que es la propaganda, ¿no es así? Significa propagar, sembrar o repetir constantemente una idea. Así es como el propagandista, el político, el líder religioso imprimen en la mente de ustedes lo que ellos quieren que crean. También en este proceso hay involucrado un escuchar. Tales personas repiten continuamente lo que uno debe hacer, qué libros debe leer, a quién debe seguir, qué ideas son correctas y qué ideas son erróneas; y esta constante repetición deja una huella en nuestra mente. Aun si no los escuchamos de manera consciente, eso va dejando una impresión, y tal es el propósito de la propaganda. Pero ya lo ven: la propaganda es meramente un interés creado, no trae esa verdad que uno comprende al instante cuando realmente escucha, cuando presta atención sin esfuerzo alguno.

Ahora ustedes me están escuchando; no están haciendo un esfuerzo para prestar atención, simplemente están escuchando; y si hay verdad en lo que oyen, encontrarán que dentro de ustedes ocurre algo notable: un cambio no premeditado ni deseado, una transformación, una revolución completa en la que sólo reina la verdad y no las creaciones de la mente. Si puedo sugerirlo, de ese modo tienen que escucharlo todo, no sólo lo que estoy diciendo sino también lo que dicen otras personas; así tienen que escuchar a los pájaros, el silbido de una locomotora, el ruido del autobús que pasa. Encontrarán que cuanto más lo escuchan todo, mayor es el silencio, y ese silencio no es roto por el ruido. Pero cuando están resistiendo algo, cuando erigen una barrera entre ustedes y aquello que no desean escuchar, sólo entonces se genera una lucha.

Ahora bien, ¿no es muy importante ser refinado, tanto exteriormente como interiormente? ¿Saben qué es el refinamiento? Es ser sensibles a todo lo que nos rodea, y también a los pensamientos, a las creencias, a los sentimientos que hay dentro de nosotros. El refinamiento se refleja en las ropas que vestimos, en nuestros modales, en nuestros gestos, en la manera como caminamos, como hablamos, como miramos a la gente. Y el refinamiento es esencial, ¿verdad? Porque sin refinamiento lo que hay es deterioro.

¿Saben qué significa deteriorar? Es lo opuesto de crear, de construir, de tener la iniciativa para progresar, para crecer. El deterioro implica lenta decadencia, marchitamiento; y eso es lo que está sucediendo en el mundo. En los colegios y en las universidades, entre las naciones, entre los pueblos, en el individuo, hay una paulatina decadencia; el proceso de deterioro prosigue todo el tiempo y esto es porque falta refinamiento interno. Ustedes podrán tener cierta cantidad de refinamiento exterior, podrán vivir en una hermosa casa, alimentarse bien, observar una pulcritud escrupulosa, pero sin el refinamiento interno, la perfección externa de la forma tiene muy poco sentido. Es meramente otra variedad de deterioro. Tener bellas posesiones pero ser internamente groseros, o sea, estar interesados en la propia vanidad y grandiosidad, en las propias ambiciones y logros, es el camino del deterioro.

Existe la belleza de la forma en la poesía o en una persona o en un árbol hermoso, pero sólo tiene sentido a través del refinamiento interno del amor. Si hay amor, habrá refinamiento tanto externo como interno. El refinamiento se expresa exteriormente en la consideración por los demás, en la manera como tratamos a nuestros padres, a nuestros vecinos, al sirviente, al jardinero. El jardinero puede haber creado para nosotros un bello jardín, pero sin ese refinamiento que es amor, el jardín es meramente una expresión de nuestra propia vanidad.

Por lo tanto, es esencial tener refinamiento, tanto externo como interno. La manera como ustedes comen es muy importante: si hacen ruido mientras comen, eso importa muchísimo. El modo como se comportan, los modales que tienen cuando están con sus amigos, la manera como hablan de otros… todas estas cosas importan porque señalan lo que son ustedes internamente, indican si hay o no hay refinamiento interno. Una falta de refinamiento interno se expresa en la degeneración externa de la forma; de modo que el refinamiento externo significa muy poco si no hay amor. Y ya hemos visto que el amor no es una cosa que podamos poseer. Adviene sólo cuando la mente comprende los complejos problemas que ella misma ha creado.

Interlocutor:¿Por qué sentimos orgullo cuando tenemos éxito ?

K.: ¿Con el éxito hay un sentimiento de orgullo? ¿Qué es el éxito? ¿Alguna vez han considerado qué es tener éxito como escritor, como poeta, como pintor, como hombre de negocios o político? Sentir que internamente hemos logrado cierto control que otros no poseen o que hemos triunfado donde otros han fracasado; sentir que somos mejores que algún otro, que hemos llegado a ser un hombre de éxito, que somos respetados, estimados por los demás como ejemplo… ¿qué indica todo esto? Naturalmente, cuando tenemos este sentimiento hay orgullo: Yo he hecho algo, yo soy importante. El sentimiento del “yo” es, por su misma naturaleza, un sentimiento de orgullo. Así, el orgullo crece con el éxito; uno está orgulloso de ser muy importante, comparado con otras personas. Esta comparación de uno mismo con otro existe también en nuestro seguimiento del ejemplo, del ideal, y nos brinda esperanza, nos da fuerza, propósito, impulso, lo cual sólo fortalece al “yo”, al agradable sentimiento de que uno es mucho más importante que cualquier otro; y ese sentimiento, esa sensación de placer, es el principio del orgullo.

El orgullo genera muchísima vanidad, un engreimiento egocéntrico. Esto pueden observarlo en los adultos y en ustedes mismos. Cuando aprueban un examen y sienten que son un poco más inteligentes que otro, se introduce en ello una sensación de placer. Es lo mismo cuando superan a alguno en una discusión o cuando sienten que son físicamente más fuertes o más hermosos: inmediatamente hay un sentimiento de la propia importancia. Este sentimiento de la importancia del yo engendra inevitablemente conflicto, lucha, dolor, porque uno tiene que sostener su importancia todo el tiempo.

Interlocutor: ¿Cómo podemos librarnos del orgullo?

K.: Si hubieras escuchado realmente la respuesta a la pregunta anterior, habrías entendido cómo se puede estar libre del orgullo y estarías libre del orgullo; pero estabas ocupado pensando en cómo formular la siguiente pregunta, ¿no es así? Por lo tanto, no estabas escuchando. Si realmente escuchas lo que se está diciendo, descubrirás por ti mismo la verdad de ello.

Supongamos que estoy orgulloso porque he logrado alguna cosa. Me he convertido en el director; he estado en Inglaterra o en Norteamérica; he hecho grandes cosas, mi fotografía ha aparecido en los periódicos, etc., etc. Sintiéndome muy orgulloso me digo: “¿Cómo puedo librarme del orgullo?”

Ahora bien, ¿por qué quiero estar libre del orgullo? Ésa es la pregunta importante, no cómo estar libre. ¿Cuál es el motivo, cuál es la razón, el incentivo? ¿Quiero librarme del orgullo porque siento que es dañino para mí, que es penoso, que no es bueno espiritualmente? Si ése es el motivo, entonces el tratar de librarme del orgullo es otra forma de orgullo, ¿verdad? Sigo estando interesado en mi realización personal. Al encontrar que el orgullo es muy penoso, espiritualmente feo, digo que debo librarme de él. El “debo librarme” contiene el mismo motivo que el “debo tener éxito”. El “yo” sigue siendo importante, es el centro de mi lucha por librarme.

Lo que importa, pues, no es cómo estar libre de¡ orgullo, sino comprender el “yo”, y el “yo” es muy sutil.

Este año quiere una cosa y quiere otra cosa al año siguiente; y cuando eso resulta ser doloroso, entonces quiere alguna otra cosa. Por lo tanto, mientras este centro del “yo” exista, significa muy poco que uno sea orgulloso o sea lo que suele llamarse humilde. Son sólo chaquetas diferentes que uno se pone. Cuando una chaqueta en particular me gusta, me la pongo; y al año siguiente, según mis fantasías, mis deseos, me pongo otra chaqueta.

Lo que tienen que comprender es cómo se forma este “yo”. El “yo” se forma a causa del sentimiento de logro en sus distintas formas. Esto no quiere decir que ustedes no deban actuar; lo que tiene que comprenderse es el sentimiento de que “yo” estoy actuando, de que “yo” lo estoy logrando, de que “yo” no debo tener orgullo.

Tienen que comprender la estructura del “yo”. Tienen que percatarse de su propio pensar; tienen que observar cómo tratan al sirviente, a su padre y a su madre, al maestro; tienen que ser conscientes de cómo miran a los que están por encima y a los que están por debajo de ustedes, a los que respetan y a los que desprecian. Todo esto revela los comportamientos del “yo”. Comprendiendo los comportamientos del “yo” hay libertad respecto del “yo”. Eso es lo que importa, no cómo librarse del orgullo.

Interlocutor: ¿De qué modo algo bello puede ser motivo de felicidad para siempre?

K.: ¿Es ése tu pensamiento original o estás citando a alguien? ¿Quieres descubrir si la belleza es perecedera y si puede haber felicidad eterna?

Interlocutor: La belleza llega en ciertas formas.

K.: El árbol, la hoja, el río, la mujer, el hombre, esas aldeanas que llevan una carga pesada sobre sus cabezas y caminan bellamente… ¿Es perecedera la belleza?

Interlocutor: Las aldeanas pasan pero dejan una impresión de belleza.

K.: Pasan, y el recuerdo de ello permanece. Vemos un árbol, una hoja, y el recuerdo de esa belleza permanece.

Ahora bien, el recuerdo de la belleza, ¿es una cosa viva? Cuando vemos algo bello, el júbilo es inmediato; vemos una puesta de sol y hay una respuesta inmediata de júbilo. Ese júbilo, pocos momentos después, se ha convertido en un recuerdo. ¿Es una cosa viva el recuerdo de ese júbilo? El recuerdo de la puesta de sol, ¿es una cosa viva? Es una huella muerta, ¿verdad? Y mediante esa huella muerta de la puesta de sol queremos recapturar el júbilo. Hay júbilo como respuesta inmediata a la belleza, pero interviene el recuerdo y lo destruye todo. Sólo si hay una constante percepción de la belleza, sin las acumulaciones de la memoria, existe la posibilidad de una felicidad perdurable.

Pero no es fácil estar libres de las acumulaciones de la memoria, porque en el momento en que vemos algo muy placentero, lo convertimos en un recuerdo al que nos aferramos. Cuando vemos un objeto bello, un niño hermoso, un hermoso árbol, hay un júbilo inmediato, pero entonces queremos más de eso. El querer más de eso es la acumulación de la memoria. Al querer más de lo mismo hemos puesto en marcha el proceso de la desintegración, y en eso no hay júbilo alguno’ La memoria jamás puede producir una felicidad perdurable.

Ésta existe sólo cuando hay una constante y espontánea respuesta a la belleza, a la fealdad, a todo, sin que se active el impulso de la memoria; esto implica una gran sensibilidad interna y externa, implica tener un verdadero amor.

Interlocutor: ¿Por qué los pobres son felices y los ricos son desdichados?

K.: ¿Son particularmente felices los pobres? Podrán cantar, podrán bailar, pero ¿son felices? Tienen comida insuficiente, tienen pocas ropas o ninguna, no pueden mantenerse limpios, trabajan de la mañana a la noche año tras año. Puede que tengan ocasionales momentos de felicidad, pero no son verdaderamente felices, ¿no es así?

¿Y son desdichados los ricos? Poseen abundancia de todo, disfrutan de altas posiciones, viajan. Son desdichados cuando se frustran de algún modo, cuando se enfrentan con obstáculos y no pueden obtener lo que desean.

¿Qué es lo que entiendes por felicidad? Algunos dirán que la felicidad consiste en lograr lo que queremos. Si queremos un automóvil y lo obtenemos, somos felices, al menos por un tiempo. Es lo mismo si queremos un sari o un viaje a Europa; si logramos lo que queremos, somos felices. Si queremos ser el profesor más renombrado o el más grande de los políticos, somos felices si podemos llegar a eso y desdichados si no podemos.

Por lo tanto, lo que ustedes llaman felicidad es el resultado de obtener lo que desean, de alcanzar el éxito, de llegar a ser ilustres. Desean algo, y mientras pueden obtenerlo sienten que son perfectamente felices, no se sienten frustrados; pero si no pueden obtener lo que desean, entonces comienza la infelicidad.

Este problema nos concierne a todos, no sólo al rico y al pobre. El rico y el pobre desean por igual algo para sí mismos, y si algo les impide lograrlo, se sienten desdichados. No estoy diciendo que los pobres no deban tener lo que quieren o necesitan. Ésa no es la cuestión que estamos considerando. Tratamos de descubrir qué es la felicidad y si la felicidad es algo de lo que estamos conscientes.

Cuando estamos conscientes de que somos felices, ¿es eso felicidad? Eso no es felicidad, ¿cierto? Ocurre como la humildad: en el momento en que estamos conscientes de que somos humildes, no somos humildes.

De modo que no podemos ir tras la felicidad, no es algo que pueda perseguirse. Llega; pero si la buscamos nos eludirá.

Interlocutor: Aunque hay progreso en diferentes direcciones, ¿por qué no hay hermandad?

K.: ¿Qué es lo que entiendes por progreso?

Interlocutor: El progreso científico.

K.: De la carreta de bueyes al jet, eso es progresos ¿verdad. Hace siglos sólo existía la carreta de bueyes, pero paulatinamente, a través del tiempo, hemos desarrollado el jet. Los medios de transporte en la antigüedad eran muy lentos y ahora son muy rápidos: en pocas horas podemos estar en Londres. Gracias a las medidas sanitarias, a la nutrición apropiada y al cuidado médico, ha habido también una gran mejora en materia de salud física. Todo esto es progreso científico; sin embargo, no nos hemos desarrollado o progresado igualmente respecto de la hermandad.

Ahora bien, ¿es la hermandad una cuestión de progreso? Sabemos lo que queremos decir con “progreso”: es evolución, es alcanzar algo a través del tiempo. Los científicos dicen que hemos evolucionado a partir del mono; dicen que, a través de millones de años, hemos progresado desde las formas de vida más inferiores hasta la más alta, que es el hombre. ¿Pero es la hermandad una cuestión de progreso? ¿Es algo que puede evolucionar a través del tiempo? Está la unidad de la familia y la unidad de una sociedad o nación en particular; desde la nación, el paso siguiente es el internacionalismo, y de ahí surge la idea de un mundo único y unido. El concepto del mundo unido es lo que llamamos hermandad. ¿Pero es el sentimiento de hermandad un asunto de evolución? ¿Puede ser cultivado lentamente a través de las etapas de la familia, la comunidad, el nacionalismo, el internacionalismo y la unidad mundial? La hermandad es amor, ¿no es así? ¿Puede el amor ser cultivado paso a paso? ¿Es una cuestión de tiempo el amor? ¿Comprenden de qué estoy hablando?

Si digo que habrá hermandad dentro de diez, o treinta, o cien años, ¿qué es lo que eso indica? Indica, ciertamente, que no amo, que no me siento fraternal. Cuando digo: “Seré fraternal, amaré”, el hecho real es que no amo, que no soy fraternal. En tanto piense en términos de “seré”, no soy. Mientras que si elimino de mi mente el concepto de ser fraternal en el futuro, puedo ver lo que realmente soy; puedo ver que no soy fraternal y puedo empezar a descubrir por qué.

¿Qué es lo importante: ver lo que soy o especular acerca de lo que seré? Ciertamente, lo importante es ver lo que soy, porque entonces puedo habérmelas con ello. Lo que seré está en el futuro, y el futuro es imposible de predecir. El hecho real es que carezco del sentido fraternal, que no amo verdaderamente; y es con ese hecho con el que puedo comenzar, comenzar a hacer algo al respecto. Pero decir que seré algo en el futuro es mero idealismo, y el idealista es una persona que está escapando de lo que es: escapa del hecho, el cual sólo puede ser cambiado en el presente.

Extracto de: EL ARTE DE VIVIR – J. Krishnamurti

Anuncios

ENCONTRÁNDOTE CON TU YO-DEL-PASADO FUERA DEL TIEMPO

Hoy he recibido este providencial email. Estoy suscrito a info@trabajadoresdelaluz.com.ar. Justamente el día de hoy lo he dedicado a un trabajo de meditación-regresión con mi amigo y maestro Marcos y mi nuevo amigo y hermano Alberto. Intensas sensaciones gestionando energía con la Diosa Isis y mis amigos y hermanos en una regresión en tierras egipcias me han llevado a experimentar nuevos límites no esperados en el contacto con  mi Yo Superior que no dejan de sorprenderme. Bendiciones!

Estoy aprendiendo las técnicas y vivencias de sanación que me permitirán, en un futuro muy cercano, aplicar y hacer el bien sanando a muchas personas cercanas que lo necesitan. Personalmente valoro este email como un mensaje más que llega, como siempre, en su justo momento para alimentarme, para darme otro empujoncito, para hacerme evolucionar. Espero y deseo que te sirva tanto o más que a mi.

Namasté!

Con todo mi amor, Wabbbla.

Traducido del inglés por Alejandro Arin
Gerrit Gielen – http://www.jeshua.net
Sitio en español: http://www.jeshua.net/esp
Para preguntas o información, contáctenos en sgusella@gmail.com

En este ensayo, Gerrit explora las consecuencias que aporta la noción del tiempo no-lineal al campo de las terapias de regresión. Argumentando que hacer contacto con tus vidas pasadas no se trata tanto de recordar algo que ya ha pasado y que está terminado. Sino que es una interacción creativa con presencias vivientes que aún están creciendo y evolucionando al igual que tú mismo. El pasado es tan abierto e indeterminado como lo es el futuro. Esto ofrece una luz nueva al significado de terapia de regresión, ofreciendo maravillosas oportunidades de sanación.

Del campo de la ciencia, la filosofía, y el misticismo proviene el argumento que dice que la progresión del tiempo lineal así como la experimentamos, realmente no existe. Esto está expresado con mayor evidencia en la Teoría de la Relatividad de Einstein, la cual explica claramente que el “ahora” no es un momento único. El momento experimentado por una persona como “ahora”, puede estar en el futuro para otra persona, y en el pasado para alguien más. Dependiendo de su posición en el espacio y de su movimiento. Eventos que ocurren al mismo tiempo para un observador, pueden ocurrir en diferentes momentos para otro observador. Pero si el “ahora” no es un evento singular o único, entonces nuestros conceptos tradicionales de tiempo colapsan, y la división del tiempo en presente, pasado y futuro se desmorona. Esto significa que el pasado no es fijo. Todo tiene lugar en el “ahora” – incluyendo nuestras vidas “pasadas”.

¿Qué significado tiene esto para la terapia de la reencarnación y la tarea de un terapeuta de regresiones? Para responder esto, primero quisiera dirigirme al significado de los recuerdos. Si recordamos algo, estamos yendo, psicológicamente, hacia otro punto en el tiempo. Conectamos nuestro “ahora” con otro “ahora”, que para nosotros, se encuentra en el pasado. Sin embargo, si el pasado, presente y futuro son en realidad parte de un extendido “ahora”, entonces el pasado no es algo que sea definitivo y terminado. Recordar no es un proceso pasivo, sino una interacción con una energía viviente, es decir, una interacción con la parte de nosotros que está experimentando ese momento pasado en particular como su “ahora”- su realidad. Además, mientras nos acercamos a ese Yo-del-pasado a través de los recuerdos, la interacción fluye en ambos sentidos. Si nos conectamos con un momento en el pasado, tocamos ese otro “ahora” con nuestra energía, influimos en él, y también recibimos energía e información a cambio.
Si el tiempo lineal es una ilusión, recordar es comunicarse

Recordar es, de hecho, un proceso de comunicación. Recordar es comunicarse con el pasado. Esto también se aplica a los recuerdos de vidas pasadas. Aquí, también, un intercambio energético tiene lugar entre tu Yo-del-presente y tu Yo-del-pasado. En algún nivel, cada terapeuta de regresiones lo sabe. Un buen terapeuta nunca le pedirá a un cliente que trate de recordar algo. Él siempre hará la sugerencia de ir hacia ese recuerdo durante la regresión. Por ejemplo, puede decir “ve al verdadero origen del problema.” El terapeuta sabe que el segundo enfoque funciona mucho mejor que el primero. ¿Por qué? Debido a que esta instrucción se ajusta más a lo que realmente está sucediendo. Hay algo hacia donde ir: otro “ahora” en el cual el acontecimiento traumático se experimentó por primera vez.

¿Qué ocurre cuando conectas tu “ahora”, tu presente, con otro “ahora” y empiezas a comunicarte con la parte de ti que vive en otro “ahora”? El resultado de un proceso de comunicación de este tipo es la creación de un nuevo “ahora compartido”. Tan pronto como comienzas un diálogo con otra persona (en este caso con tu Yo-del-pasado), ambos están compartiendo su “ahora”, el mismo presente. Y a partir de este “presente compartido” surgen nuevas posibilidades: significa que puedes enviarle sanación y comprensión a tu Yo-del-pasado, influyendo así en el pasado de una manera real. Como el pasado no ha terminado en términos absolutos, puedes cambiarlo desde el futuro.

¿Qué significado tiene este concepto para la terapia de la reencarnación? En mi experiencia, hay tres consecuencias importantes:
I. Sanar el pasado en lugar de revivirlo

Según el punto de vista tradicional, lo que podemos hacer con las experiencias dolorosas del pasado, en la terapia de regresión, es volver a vivirlas y, por lo tanto, suavizar la experiencia. Tomemos, por ejemplo, alguien que tiene miedo a las alturas. Él va a un terapeuta y descubre que en su vida anterior ha muerto en caída libre. Entonces, este evento es vivido un determinado número de veces y el miedo a las alturas parece haber desaparecido.

La visión tradicional diría que la caída mortal en una vida pasada ha creado un miedo que no ha podido ser procesado suficientemente, de algún modo, dando resultado a que se manifieste en esta vida como un miedo a las alturas. Ser consciente de ello y revivir la causa del miedo parecería ser la solución.

Yo, sin embargo, creo que lo que en realidad sucede es lo siguiente: en algún lugar del espacio-tiempo, alguien se está cayendo, y sintiendo miedo. El temor es tan intenso que un grito de ayuda se envía a través del espacio-tiempo y es recibido por una encarnación con una estructura psíquica similar, o por una encarnación de la misma alma, que entonces experimenta el grito de ayuda como un miedo a las alturas. Cuando esta persona entra en regresión, conecta su propia conciencia con la de la persona que está cayendo y de esa manera su miedo a las alturas se calma.

Lo esencial de dejar ir el miedo, en mi opinión, no es revivir el miedo, sino acompañar con una conciencia clara y amorosa al miedo. Esta conciencia lúcida eres tú, en el presente. Al dirigirte al pasado con la mente clara y la intención de sanar, tú realmente tocas tu Yo-del-pasado que está sufriendo, como lo hace un guía espiritual, o un “ángel guardián” si así quieres llamarlo.

Porque tú, como guía o ángel, sientes compasión por la persona con miedo, el otro tú en ese otro “ahora”, y ese otro tú puede dejar de lado su fobia y encontrar paz. En ese pasado, se habrá sentido una sensación de paz y rendición. En este caso, la persona que está cayendo a su muerte puede morir en un estado de rendición, y el trauma resultante de esta muerte será menos intenso. Al recrear el pasado de esta manera, tu presente es afectado: tú mismo, a su vez, también eres liberado del miedo a las alturas.

Estar con tu Yo-del-pasado como su guía o “ángel guardián”

Revivir un trauma de una vida pasada, una técnica que se utiliza a menudo en la terapia de regresión, sólo tiene sentido de un modo limitado. En el peor de los casos, puede traer una gran cantidad de ansiedad y tensión innecesaria. Siento que es mucho mejor para el cliente entrar en la terapia de regresión como un ayudante, como un guía y amigo para sus Yo-del-pasado que sienten dolor. Porque entonces, uno no se identifica con el problema, sino mucho más con la solución: tú no eres la víctima, sino el sanador. No es necesario volver a vivir la oscuridad, sino traer tu luz a la oscuridad.

Especialmente, antes de entrar en una vida pasada, invito a mis clientes a verse a sí mismos como un ser de luz, un ángel que puede viajar a través del tiempo y el espacio. Cuando sienten la verdad en esto, les pido que se dirijan a la persona traumatizada que se encuentra en una vida pasada, y entonces, ser su ayuda enviándole amor, ánimo y comprensión.

Una vez tuve un cliente que había considerado suicidarse en un periodo muy difícil de su vida en el que sufrió de depresión. En un momento, oyó una voz que le animó y le dijo que él no tenía que quitarse la vida. Era una voz de confianza y tranquilidad. Yo le aconsejé que viajara a ese momento difícil en el pasado desde el presente como un ángel. Al final del ejercicio, se dio cuenta de que había sido él mismo quien había sido esa voz, desde el futuro se había ayudado a sí mismo a través de ese período difícil.
II. Entender a la ansiedad inexplicable como una llamada de auxilio

Muchas personas sufren de un miedo inexplicable que en el fondo siempre está presente. Puede estar mezclado con otros sentimientos, como tristeza, dolor o ira. A menudo es un sentimiento que ha estado presente desde la infancia, sin ninguna razón aparente.

Detrás de ese miedo hay siempre un grito de ayuda. Es una llamada desde otro “ahora”, otra vida, o a veces de la propia infancia. En mi opinión, el objetivo de la terapia de regresión es descubrir qué es ese miedo, y ayudar a esa otra persona del mismo modo que ayudas a un amigo necesitado. Vas hacia esa persona, le hablas con palabras de aliento, y lo rodeas con apoyo, amor y comprensión.

En lugar de considerar el miedo persistente como una señal de que hay algo extraño y definitivamente equivocado en ti, puedes considerar como que ese miedo no pertenece a este “ahora”, sino a otro “ahora”, otro “tú” que está llegando a tus manos pidiendo ayuda. Tú – el cliente – eres el único que puede resolver el miedo trayéndole comprensión y compasión, viendo ese miedo como una llamada de ayuda de otra persona. Esta “otra persona” eres tú en otro “ahora”. En cuanto encuentras a esa persona, y lo observas con una conciencia neutral y compasiva, su miedo se convertirá en algo comprensible para ti y será más fácil aceptarlo y gradualmente dejarlo ir. La ansiedad se alivia cuando lo vemos como un problema de otra persona, porque de esta manera tú te disocias de la energía del miedo. Desde la perspectiva objetiva del “ahora”, en el que a menudo no hay motivo para temer, te das cuenta de que tú mismo eres mucho más grande que el miedo y que eres capaz de abrazarlo con una conciencia más expandida.

Así, el miedo se convierte en una puerta que te lleva a otra vida, que te conecta con otro “ahora”. Al permitirte ir gradualmente hacia ese miedo en la terapia de regresión, descubrirás su origen y entonces podrás empezar a sanarlo. A menudo, para crear el cambio necesario y para poder desvincularte del miedo, hace falta simplemente hacer una pregunta: “¿A quién le pertenece el miedo que siento?” Al abordar tu miedo como una llamada de auxilio de otro punto en el tiempo-espacio, estarás creando un puente hacia el miedo. Este puente hace dos cosas que son beneficiosas: crea distancia entre tú mismo y el miedo, y a la vez, trae sanación para el miedo.
III. Creando un nuevo pasado

Otra posibilidad que surge de esta nueva perspectiva del espacio-tiempo es la posibilidad de re-crear el pasado. Si el pasado no es fijo y definitivo, y si recordar es intercambiar energía con ese momento, entonces nuestro enfoque tradicional sobre la causalidad se cae por la borda. Tradicionalmente, los acontecimientos no pueden ser causados por eventos del futuro, sólo por eventos del pasado. Pero ¿qué pasa con el hombre en apuros – del ejemplo anterior – que oye una voz que viene desde el futuro y le dice que tenga fe y que, a causa de eso, decide seguir viviendo? Aquí, el futuro parece tener un impacto muy real en el pasado.

¿Cómo puede la idea de crear un nuevo pasado incidir en la terapia de regresión? A menudo invito al cliente a reescribir el pasado de la siguiente manera. Luego de que ellos se han dado cuenta del trauma que ocurrió en otra vida, les sugiero que se conecten con la personalidad de esa vida pasada antes de que haya ocurrido el trauma. Casi siempre hay un momento crítico, en donde la personalidad podría haber elegido un camino diferente, uno que lo hubiera llevado a un futuro más beneficioso, en el cual el trauma no se hubiese producido. Entonces como en la terapia de regresión, todavía se puede elegir el camino no tomado, uno puede escoger el camino alternativo o ” línea de tiempo ” y activarla.

Imaginemos a una mujer sensible y profética que ha sido quemada en la hoguera como una bruja en una vida anterior. Hubo momentos durante ese tiempo de vida en los cuales ella sintió la necesidad de protegerse un poco más, o tal vez huir, o romper lazos con ciertas personas. En la terapia de regresión, ella intenta conectarse con ese momento crucial, el momento en el cual ella pudo haber tomado ciertas decisiones que le hubieran evitado ser quemada en la hoguera. Si esto funciona, y el cliente se conecta emocionalmente con una realidad alternativa que podría haberse desarrollado, el trauma es borrado parcial o completamente del pasado del cliente.

Para lograr esto, se requiere de los siguientes pasos:

– El cliente realiza una conexión emocional con la vida pasada traumática. El punto de entrada es por lo general el momento del trauma en sí mismo.

– Después de eso, viaja en el tiempo a un momento antes del trauma, cuando la elección decisiva todavía es posible.

– Entonces el cliente comienza a comunicarse con la persona que ella fue en esta vida anterior. Ella le explica a esa persona por qué es que puede y debe hacer la elección positiva. Ella le alienta y le proporciona nuevos puntos de vista, desde una perspectiva mucho más amplia que la que tiene ahora. Esto creará un nuevo y compartido “ahora” con posibilidades de sanación para ambas partes.

– La personalidad de la vida pasada se siente inspirada para tomar un curso diferente y nuevo de acción, y los eventos traumáticos ya no sucederán.

Al enviar sanación a la vida pasada, a cambio se envía sanación de nuevo hacia ti. Mediante la creación de un nuevo pasado, el presente se modifica también. De acuerdo con este enfoque, el pasado no es fijo: el pasado, como el futuro, es un océano de posibilidades. Desde el presente, nuestro actual “ahora”, podemos elegir una y otra vez qué camino tomar, qué línea de tiempo activar, ya sea en el pasado o en el futuro. Nuestras vidas tienen lugar en un espacio-tiempo continuo que se mueve constantemente y cambia, estamos constantemente interactuando con nuestras otras vidas y ellas con nosotros. La parte que hace la interacción es nuestra conciencia, nuestra conciencia consciente. Esta parte es nuestra esencia y es independiente del tiempo y del espacio. Viaja a través de la red del espacio-tiempo, pero no está dentro del tiempo. Es la parte de nosotros que es eterna e inmutable.

Debido a que la conciencia misma es independiente del tiempo y el espacio, es una fuente de luz y sanación para todo lo que existe dentro del tiempo. Cuanto más conscientes somos, más nos adentramos en un reino sin-tiempo, desde donde irradiamos luz a todas nuestras vidas.
En conclusión

Soy consciente de que introducir esta nueva e impactante perspectiva sobre el tiempo y la causalidad al área de la terapia de regresión plantea muchas preguntas que no pueden responderse en el marco de este breve ensayo.

Sin embargo, siento que una noción no lineal del tiempo, que es mucho más flexible y abierta que nuestra noción tradicional, ofrece grandes promesas para esta área y le hace mucho mayor justicia a la naturaleza misteriosa de nuestra alma.

El alma es como un sol con numerosos rayos, cada uno representando una vida que a su vez expresa una parte de nuestro Yo. Todos los rayos irradian su luz simultáneamente y así están conectados en sus raíces e interactúan unos con otros a través del centro del sol.

Hace muchos años, estaba sentado en la orilla de un lago en un día caluroso de verano, mirando cómo el agua reflejaba la luz del sol. Pensé entonces en la vida como un ser humano en la tierra. Los patrones irregulares de las manchas de luz en el agua, junto con el calor, tuvieron un efecto hipnotizador sobre mí. La imagen de un sol que brilla eternamente y que se divide a sí mismo en innumerables manchas danzantes de luz parecía proporcionar una metáfora de lo que se trata la vida.

Las manchas de luz son las muchas vidas humanas que vivimos, que cada una a su manera imperfecta reflejan una fuente superior. Juntas interpretan la danza perpetua de la vida, juntas crean una perfecta totalidad. En la realidad, no hay tiempo, todo existe en un gran presente. Cuando una mancha de luz se hace más grande debido al movimiento del agua, otra se contrae inmediatamente de tamaño.

Todos tenemos muchas vidas en la tierra y están interconectadas de una manera dinámica y profundamente significativa. Todas estas vidas están orientadas hacia el mismo objetivo. Juntas reflejan una fuente superior, juntas son un Todo.

Yo creo que lo mismo pasa con la humanidad en general. A un nivel interno y profundo, un nivel fuera del tiempo, todos estamos conectados a la misma fuente de Luz. Es nuestra misión expresar esta fuente de luz de la mejor manera que podamos dentro del tiempo.
Traducido del inglés por Alejandro Arin
Gerrit Gielen – http://www.jeshua.net
Sitio en español: http://www.jeshua.net/esp
Para preguntas o información, contáctenos en sgusella@gmail.com

MATÍAS DE STEFANO: ENTREVISTA RECIENTE

Te dejo aqui, si no la has visto ya, la última entrevista que he encontrado de Matías. Interesante de principio a fin. Soy incapaz de resumir nada. Mírala y saca tus propias conclusiones.

KWAN YIN: SOSTENED VUESTRAS MÁS ALTAS VIBRACIONES

Kwan Yin ~ Sostened Vuestras más altas vibraciones.

Amados:

Vengo a hablar con vosotros en torno a las descargas energéticas en curso que están disponibles para que cada uno de vosotros las pida, pero debéis pedirlas, Amados. Los Maestros Ascendidos y los Reinos Angélicos están descargando diligentemente las últimas actualizaciones para ayudaros a continuar vuestra transformación hacia los Seres de Luz que realmente sois. Estas actualizaciones os ayudan a ajustaros con seguridad y facilidad a los niveles de frecuencia siempre crecientes del Luz Celestial sobre vuestro planeta.

Por favor recordad pedir cada mañana y cada noche todos los últimos códigos de Luz, paquetes de Luz, cartas de fuego y códigos de fuego que están disponibles para vosotros desde todas las fuentes autorizadas por Dios. Estamos trabajando con cada uno de vosotros para asegurar que permanezcáis profundamente arraigados mientras absorbéis y asimiláis esta Luz Divina por vuestros chakras corona. Muchísimos cambios están sucediendo dentro de cada uno de vosotros, aún cuando no sea fácilmente aparente para vosotros. Muchos de vosotros sentís los cambios interiores mientras continúan sucediendo.

En los próximos días, enfocaos en vuestra Más Alta visión para vosotros mismos, vuestras familias, vuestras comunidades y para el Planeta entero; y permaneced enfocados sin importar lo que aparentemente suceda en torno a vosotros. Mucho está cambiando y recalibrándose en todo vuestro entorno y en vuestro interior. El mundo real que ha sido invisible para vosotros está ahora volviéndose más tangible y real. Buscad alrededor los signos que son más aparentes en la Naturaleza.

Éstos son tiempos excitantes y pueden ser un poco abrumadores para quienes están apenas Despertando. Hay una continuación de profunda limpieza que está destapando todo lo que aún necesita ser mirado y encarado, todo lo que necesita trasmutación en la Luz y todo lo que necesita rendirse a lo Divino. Para algunos de vosotros está siendo difícil dejar ir y permitir que Dios os mueva en la dirección de vuestro Bien Mayor, pero así sucederá si sois sinceros en vuestro deseo de convertiros en vuestro Yo Divino Dios/Diosa manifestándose en la Tierra.

Sois más grandes de lo que creéis, Amados. Manifestarte como el Ser Divino que eres debe ocurrir consistentemente si desarrollas diariamente tus disciplinas y mantienes tu enfoque. Tienes la asistencia de todos los Reinos de la Luz las 24 horas del día. Llama a tus Profesores, Guías, Equipos Angélicos, Equipos de Ascensión, Equipos de Sanación, Consejos de Luz, tan a menudo como te sientas guiado a ello; y entérate de que tus llamados son siempre respondidos en Amoroso Servicio.

YO SOY Kwan Yin.

Marzo 16 de 2010
canalizada por Marlene Swetlishoff
Tradujo: Jairo Rodríguez R.
http://www.jairorodriguezr.com/

BIENVENIDOS AL VACÍO

Por Sarah Biermann
30 de Abril de 2010
Traducción: Margarita López
Edición: El Manantial del Caduceo


http://www.manantialcaduceo.com.ar/libros.htm

He conversado y recibido correos electrónicos de tanta gente que preguntan todas básicamente lo mismo.

La gente está cansada, exhausta incluso. No tienen entusiasmo por nada, ni siquiera por las cosas que solían emocionarlos mucho.

Los cuerpos físico, mental y emocional y espiritual están desencajados. Los síntomas físicos pueden incluir problemas de los senos nasales, garganta y oídos, dolores de cabeza, dolores extraños que parecen ir y venir sin ningún motivo, a veces se siente como si el dolor estuviera
 nadando por tu cuerpo. La digestión no anda bien, es incómoda, demasiado rápida o demasiado lenta. Y el apetito está retorcido, las cosas que antes sabían bien ya no saben tan bien. Puede haber dolor del cuerpo, fiebre y síntomas de tipo gripal, y por supuesto, sólo estar muy, muy cansados. La visión es variable, a veces bastante borrosa.

Los síntomas mentales incluyen, o bien no poder ni siquiera pensar, o perderse en bucles mentales. Llevar la cuenta del tiempo es un reto y también lo es cualquier cosa que requiera un cerebro izquierdo agudo. Es mucho más fácil distraernos y sólo sentarnos y mirar al cielo, la televisión, un libro o la pared. Esas pequeñas cosas que solían darte placer simplemente ya no lo hacen.

Las emociones andan desenfrenadas. Apatía, desesperanza, desesperación, tristeza y una sensación de estar totalmente vacíos y atascados. Alternativamente, podrías estar sintiéndote realmente frustrado. Es como un síndrome premenstrual de larga duración, sólo quieres que la gente te deje en paz y se preocupe de sus propios problemas. (La gente puede ser tan molesta.) Puedes sentir pérdida de interés en tu trabajo, tus aficiones, tus amigos e incluso todo el planeta. Apenas cepillarte los dientes (¡otra vez!) parece ser una lata, y tan tonto. Para qué molestarse, todo es ilusión de todos modos.

Cuando las emociones están muy exaltadas, es difícil mantener tu conexión con el espíritu. Es como que las emociones te hubieran llenado por encima de los ojos y los oídos, así que no puedes ver ni oír con claridad y no hay espacio para nueva información. ¿Has notado que cuando te sientes más miserable, asustado o triste, cuando pides guía al espíritu, no recibes nada?

¿Qué está pasando aquí? Estamos tan cerca del 2012 y se nos prometió que las cosas mejorarían. Pero ahora no me importa un bledo nada de eso, yo sólo quiero dormir.

Es como si cada célula, cada molécula, cada átomo estuviera pasando por una gran transformación. ¡Y es estresante! Imagínate una bellota. Ha estado en su forma de semilla por mucho tiempo, esperando para expresar todo su potencial y convertirse en un gran roble. Pero ahora las condiciones requieren que empiece la transformación. Este proceso es muy estresante. Se producen cambios químicos en el interior, creando presión en la cáscara de la semilla. Esta presión se acumula y se acumula mientras que el ambiente húmedo suaviza la cáscara, haciéndola más débil. A la larga, la cáscara se parte y el tierno y vulnerable brote comienza a emerger.

Piensa en cómo se sentirá eso para la semilla. Su cáscara protectora se está debilitando y partiendo. Las tiernas partes internas, antes tan seguras y protegidas, ahora están siendo expuestas a un entorno desconocido. Esto es algo que la semilla nunca antes ha experimentado y no sabe lo que pasará al final.

Esto es lo que está sucediendo a nivel celular dentro de nuestros cuerpos. ¡No que nos estamos convirtiendo en árboles! Es una metáfora. Éste es el estrés que estamos sintiendo en nuestros cuerpos y está utilizando una gran cantidad de energía. La mayoría de ustedes ha estado viviendo sólo con el poder de su voluntad, obligándose a sí mismos a hacer las cosas que deben hacer.

Y al mismo tiempo se está produciendo una poderosa transformación espiritual. Las conexiones energéticas entre la nueva realidad y la vieja realidad se están desconectando. Todas las cosas que te definían en la vieja realidad están desapareciendo. Esas cosas incluyen tus roles (hija, hijo, madre, padre, etc.), tus sueños y las formas en que manifiestas tus sueños. Ya has dejado ir tantas cosas. Puede sentirse como si trozos de ti hubieran sido cincelados. Ahora, al final del proceso, es necesario soltar incluso las cosas que más has amado. Éstas son las cosas en tu vida, como tu trabajo espiritual, intereses creativos y también las cosas que forman tu propio ser.

Todos tenemos maneras en que definimos a nosotros mismos. Las cosas que nos gustan, lo que no nos gusta o nos molesta. Damos por sentado que esto es lo que somos. Todos hemos tenido sueños sobre el futuro, tal vez abrir un centro de sanación, o escribir un libro o vivir en una comunidad y cultivar tu propia comida. Muchas de estas cosas son lo que realmente nos gusta o amamos acerca de nosotros mismos. En este momento estamos revisando estas definiciones y sueños. ¿Todavía deseamos las mismas cosas? ¿Es apropiado llevarlas a la nueva realidad o se basan demasiado en la vieja energía?

He aquí algunos ejemplos:

Una mujer siempre quiso tener un centro de sanación. Había estudiado muchas modalidades y, finalmente, comenzó a trabajar con clientes. El trabajo ya no era divertido. No era satisfactorio y ni siquiera interesante.

Hablé con un hombre que ha practicado yoga regularmente durante muchos años. Ha sido muy importante para él por muchas razones. Ahora ya no tiene ganas de ir a clase.

A mí siempre me han gustado las plantas. Mi mamá era arquitecta paisajista y agricultora orgánica. Me criaron para trabajar en el jardín y cuidar de las plantas. Siempre he tenido “buena mano” y si no podía tener mi propio jardín, por lo menos siempre he tenido muchas plantas interiores. Esto era algo que realmente me gustaba de mí misma. Recientemente sentí que todas esas plantas no eran más que una mayor responsabilidad, sólo más cosas que tenía que cuidar. La alegría y el amor habían desaparecido por completo.

Esto definitivamente no es un proceso cómodo. Hay una pequeña voz en tu cabeza que dice: “Si me entrego a esto, entonces todo estará perdido y nunca me volveré a sentir esperanzado ni creativo otra vez.” Existe el temor de que nunca vamos a salir del vacío. Lo que he descubierto es que lo opuesto es verdad. Lo que se requiere es abrazar el vacío. Déjate sentir la desesperanza, la apatía y el miedo. Pasa algún tiempo experimentando la intensidad. No tomes ninguna acción todavía. Se me ocurrió que debía tirar a la basura todas esas (tontas y latosas) plantas de interior y terminar con ellas. Por suerte, decidí esperar. (O tal vez eso sólo parecía demasiado trabajo.)

Unos días más tarde me fijé en una orquídea en una maceta por el camino de entrada a mi casa. Sus flores acababan de abrirse por completo y me detuve un momento para apreciar la belleza. Me hizo sentir bien y agradecida. Parece que no perdí para siempre mi amor por las plantas. Ahora, en lugar de que esta definición sea inconsciente, basada en mi infancia y costumbre, fue una elección.

No podemos vivir en la realidad física sin ninguna definición. Para que algo se manifieste debe tener alguna definición. Lo que está pasando ahora es que se nos está dando la oportunidad de ver cómo nos hemos definido nosotros mismos, ver qué se siente al no tener esas definiciones y elegir lo que queremos llevar con nosotros a la nueva realidad.

Cuando unes el proceso de re-definición con la transformación del cuerpo físico, tienes una potente combinación. Y sí, los dos están relacionados. Así que sé muy paciente y amable contigo mismo. No trates de luchar contra eso. Al leer la energía, veo que no tenemos más que un par de semanas más de este intenso tiempo en el vacío.

Enfócate en las pequeñas cosas que te dan placer, ya sea una flor, alguna formación de nubes espectacular o un abrazo de alguien a quien amas. Pronto las cosas van a empezar a iluminarse de nuevo. Confía en el proceso.

Sarah Biermann – Maestra, Consejera Intuitiva, Sanadora Energética, Escritora y Artista http://www.limitless-one.com – Correo electrónico: sarah@limitless-one.com

Gracias por enviarlo Marcela!

EL DESPERTAR DE LOS MAESTROS CREADORES

En 3 partes, este trabajo intimista donde el creador Víctor Brossa comparte con todos nosotros una experiencia personal con lo mágico de la vida, desde donde lo que imaginamos y lo que creemos real se funden para que el tiempo se transforme en arte. Entonces y solo entonces, podemos llegar a
 entender que somos Maestros Creadores despertando de un largo letargo, recuperando la memoria y ejerciendo nuestro poder creador desde donde todo es posible.

Imaginar no es otra cosa que atraer un recuerdo de algo que ya existe en algún lugar, más allá de donde la separación se alimenta del espejismo para volver a ser unidad y perfección.

El despertar de los Maestros Creadores 1 de 3

http://www.youtube.com/watch?v=hE6W0sc1UCQ

El despertar de los Maestros Creadores 2 de 3

http://www.youtube.com/watch?v=dE49Es5lHFw&feature=related

El despertar de los Maestros Creadores 3 de 3

http://www.youtube.com/watch?v=5VyB8jXmjQ0&feature=related

MARÍA MAGDALENA: MADELEINE 11

El Amor que supera y trasciende al amor, siempre florece, jamás muere.

El Amor no se manifiesta a trocitos, según las necesidades de cada uno.

El Amor se manifiesta del todo y a todos, sin dosis ni distinción.

Cierto es que eso es precisamente lo que todos estamos aprendiendo hasta el fin de los tiempos: a amar; amar y seguir amando. Este es el gran aprendizaje; de hecho se podría decir que es el único aprendizaje.

Pero no todos los seres humanos saben recibir amor…

Saber abrir los brazos plenamente cuando uno es amado por alguien, es algo que también se aprende y se cultiva. Y se aprende cuando lo observas en ti, lo disciernes y cuando reconoces tu resistencia a ser amado.

Resistirse a ser amado es frenar la fuerza de la Vida y del crecimiento sin fin.

Sin embargo, dar amor y expresar ternura a veces requiere paciencia y benevolencia pues la respuesta a tu amor a veces es la indiferencia, el silencio y la ignorancia del otro hacia tu Ser. Esa indiferencia es la causa de muchos sufrimientos.

Retírate de los lugares donde no te aman, pero aprende también a retirarte cuando tú aún no amas.

Recuerda que el Amor puro siempre florece y se manifiesta en plenitud, armonía, ritmo y constancia, jamás es una retención, o una condición, o un intercambio de intereses a tiempo parcial.

Emanar amor y recibir amor es todo un acto consciente e inteligente.

Pon atención a tus relaciones, ya sean más o menos íntimas.

El Amor a la vida y a los seres es un elemento divino que se construye sobre la fuerza de la Voluntad y el Discernimiento. Estos son sus dos grandes pilares.

Eso fue lo que aprendí de mi amado…

Mensajes recibidos psicográficamente, entre octubre y noviembre del 2009, para una difusión inmediata.

Textos de María Magdalena
Inducidos a Marta Povo entre octubre, noviembre y diciembre ‘09, para una ayuda humanitaria inmediata


Email: miryammagdala@gmail.com
http://www.geocromoterapia.com/http://www.martapovo.com