Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘frecuencia schumann’

STARVIEWER: EL CIELO EN LA TIERRA

No dejes que te saquen de tu diferencial. Tu mayor tesoro: El Cielo en la Tierra.

No hay mayor dicha que la lógica de las emociones. Cuando estas colman la grandeza de los osciladores armónicos que llevamos dentro. El sutil desenvolvimiento de nuestra energía, interactúa con la esencia de la materia modificando todo aquello que encontramos a nuestro paso. No busques fuera, mira dentro y comprende que el cielo lo tienes en la tierra.

Cada vez que trabajamos el espectro de las Resonancias Schumann y concentramos nuestra energía en fluir desde dentro hacia fuera, inhibimos el miedo. Cuando lo hacemos, liberamos energía y aceleramos el proceso de nuestras transacciones biofísicas. El Calcio Ca2+, suma un ión y comenzamos a trascender al maravilloso mundo de nuestras realidades multiversales, curvando el espacio y acelerando el tiempo fractal hasta el punto de “parar el tiempo” lineal.

Todos hemos vivido esa sensación. En los últimos días, esta realidad se vuelve material cuando la aprehendemos de forma consciente. La hacemos nuestra.

La intersección de las frecuencias de la Tierra con las nuestras propias, nos reconcilia con el Universo, y con la Madre. Nos proporciona el regreso a nuestro Edén, que no es otro que la toma de posesión de nuestras auténticas emociones. Es entonces cuando aparece el Amor (“A-Mor” :La negación del caos en griego). Aparece la armonía que nos permite convolucionar desde el “homo Sapiens” al “homo luminum”. Desde el primate al Ser de Luz. Desde el animal al Orión.

Cuando trabajamos nuestro impulso interior convolucionamos en lugar de evolucionar. En ese trabajo, generamos la energía suficiente para modificar todos y cada uno de nuestros procesos biofísicos y convertirnos en energías libres.

En el proceso de convolución, nos fundimos con la energía primigenia de la “super onda” y nos volvemos sutiles, al tiempo que eficientes, pues nos integramos en el Universo sin perder nuestra identidad y nuestra peculiaridad, y en ese proceso recorremos las líneas del tiempo, cambiando nuestro futuro al reconciliar nuestro pasado con el presente continuo en un escenario de “no tiempo”.

Cuando tras este proceso negociamos interiormente con nuestros centros, cambiamos la “foto” de la energía, por la “mater”, el nuevo estado interior que proyectamos al exterior desde nuestros osciladores armónicos.

Es justo en ese momento cuando literalmente “cambiamos” la realidad, pues desactivamos el “mor” (caos) y lo sustituimos por el “a-mor” (armonía), en el instante de intensidad que dura la proyección consciente de nuestros pensamientos materializados con el “verbo”, y la consecución de la acción consciente.

En ese estado, nos hallamos protegidos del espectro del miedo, la ira y el odio, pues éstos se encuentran en la franja audible, mientras que la energía sutil procedente de nuestras emociones es impulsada por nuestros osciladores armónicos, que actúan desde el espectro de los -80db (El espectro no audible) del impulso creativo.

Cuando de forma permanente entrenamos nuestra capacidad para mantener nuestras frecuencias entre los 13 y los 25Hz, conseguimos aislar las pasiones, los miedos y la ira y el odio con carácter permanente, y nos envolvemos en una especie de plasma o burbuja que mantiene nuestros procesos biofísicos aislados de las agresiones externas, ya que no retroalimentamos con ellas.

En ese recorrido alcanzamos la libertad, la paz interior y la felicidad: El cielo en la Tierra, pues también modificamos las frecuencias externas de aquellos que inconscientemente divergen de nuestra resonancia. El efecto contagio se produce al instante y genera un espectro sutil parecido al mecanismo de los vasos comunicantes.

Como prueba práctica de ello, realicemos un sencillo ejercicio:

1º-Cuando tengas pensamientos negativos, toma conciencia de ellos y gíralos. Dales la vuelta. Piensa en la oportunidad positiva que acompañó a tales pensamientos. Míralo como una oportunidad y una fortaleza, no como una amenaza, y justo en ese momento desaparecerá el miedo.

2º.-No tengas miedo a emocionarte. Esa emoción interior que generas cuando algo resuena en tu interior, no es tristeza sino la activación del ión de Calcio. No pares el proceso, libera esa energía. Sonríe y prueba a tomar conciencia de tus emociones más profundas.

3º.-No escuches a quién te grite, descargue en ti su ira o su ego, pues está proyectándolo sobre ti. No escuches al que critica, ofende y/o habla negativamente de ti o de terceros, y no proyectes o descargues tu ira o tu ego en otros. No critiques ni hables negativamente de otros. Fluye desde dentro en convergencia, emociónate y contagia tus emociones a los que te rodean.

En ese momento habrás conseguido el cielo en la Tierra, y estarás interactuando con las energías del Universo. Focaliza en esa felicidad que sientes al hacerlo, no en los resultados materiales, y te sorprenderán los cambios: Curvarás el Espacio-Tiempo.

Música y Lírica: Ave Maria by Beyonce.

StarViewerTeam International 2011.

Anuncios

GUILLERMO HERNÁNDEZ BARBOSA: ALGO NO ENCAJA EN EL PROYECTO HUMANIDAD

Ha llegado ciertamente el tiempo de ‘Evaluación de la Fe’ (del griego: catastro-fe), otros lo tradujeron como “El Juicio”, lo cual ha generado tal suerte de confusiones que hoy consideramos que algo o alguien nos iría a enjuiciar y eventualmente a castigar. Pero es otro el sentido original de la advertencia: llegaría el tiempo en el cual la Humanidad re-unida en sus Siete aspectos primordiales (las siete iglesias a las que se dirigió el libro de Revelaciones) y una alusión a los siete centros de energía (chacras) en cada templo-cuerpo como réplicas de las sagradas Siete Leyes de Creación, los seres humanos ya como individuos, ya como colectivo, recuperarían la memoria de su proyecto original, de aquel que les creó, y sopesarían o contrastarían lo vivido desde su condición de libre albedrío con lo propuesto desde el Plan Original; por eso digo que es cuestión de Fe (de hierro, de magnetita, de memoria de los archivos originales). Ningún pueblo, nación o persona escapa a esta realidad porque es el sistema solar mismo el que está operando una especie de escáner, con el cual, el orden superior que nos generó, sondea nuestra realidad vibratoria, una de cuyas implicaciones es la de activar la memoria de archivos ciertamente olvidados, pero que son esenciales para el cumplimiento de lo que aquí nos trajo y nos ha permitido estar.

En determinado momento muy reciente (poco más de 150.000 años), la humanidad fue dislocada de su formato original e implantada con un formato artificial y cuando ya estuvo adaptada al mezclado artificial, fue su campo mental el que sufrió tal grado de aplanamiento, que dejó de percibir realidades sutiles que antes le eran comunes; su nueva mente quedó enajenada y un sistema de creencias igualmente pernicioso, basado en lo instintivo y emotivo, en lo aparente sensorial, hizo de la mente un instrumento lineal y cuadriculado, tomando el lugar de mando de aquello que hasta entonces había sido considerado la casa-templo de la divinidad en la tierra. Un gran robo se había perpetrado, la siembra que hicieran familias estelares respetuosas del Plan Crístico, había sido asaltada y sus frutos desnaturalizados en transgénicos (Lu.Lu, en lengua sumeria, el híbrido en español) comenzaron a ser estériles no solamente biológicamente sino en especial para las ideas y propósitos originales. De esta manera, la impostación hizo que los híbridos resultantes considerasen su cuna, el laboratorio de mezcla y no el crisol de las estrellas de esta galaxia.

Hasta el momento, esta idea ha prevalecido en la mente lineal y concreta de los seres humanos, desconociendo en su olvido, su verdadera cuna estelar como entidades luminosas y con un proyecto espiritual. La nueva impronta –léase impostura-, nos entregó un proyecto social nacido y anclado al mundo material como la fuente, padeciendo las vicisitudes limitadoras en los mundos de lo configurado y aislado del orden superior. Más en los mundos del Tiempo, todo lo que tiene inicio tiene final y henos al borde mismo de un final intermedio padeciendo los efectos de la amnesia de no poder recordar quienes somos, dónde estamos y hacía dónde se supone deberíamos emprender camino. En esta encrucijada estamos todos en la tierra, experimentando cambios que de lo fuertes dan la impresión de una gran crisis, o al interpretar de otros, de manifestaciones del “castigo divino tras la desobediencia” a supuestas normas de conducta e idolatría a iconos e imágenes. De esa visión deformada de lo que somos como creaciones en los mundos de la materia despunta la idea también deformada que nuestro propósito es social-material y que nuestra felicidad tiene todo que ver con la realización a través del tener, el poseer, el controlar y que aquel que se ‘hace-a’ o ‘nace-con’ riquezas materiales, que posee y controla, es quien tiene el poder y por tanto, la capacidad de su realización por supuesto social y material, todo lo cual solemos entroncarlo con lo espiritual de maneras por cierto muy singulares y a veces salidas de todo sentido común.

En este punto, la tierra y el tzol, los dos astros que más nos influencian, sin importar lo que pensemos o creamos, están haciendo lo que en Ley natural corresponde: sometiendo todo al formato original, desarticulando lo que no se ajusta a la voluntad superior del Orden que nos concibió, es el tiempo de los ¡ay-ay-ays!, no obstante que pensemos que es injusto que no se nos de la oportunidad de elegir por nosotros mismos; claro, no recordamos que durante milenios y millones de años hemos gozado de esa prerrogativa y que si torcimos el camino fue precisamente en ejercicio del libre albedrío. Alguien afirmó que ‘el cielo no es democrático’, por supuesto que no puede serlo, pues no se ajusta a las creaciones menores humanas; el reino celestial simplemente Crea según sus Leyes y en nuestro caso, nos coloca en los mundos de las dimensiones del tiempo para que aprendamos a deducir del orden natural esas Leyes de creación, para que lleguemos a ser hijos co-creadores; se nos permite cometer una inmensa gama de errores y desaciertos, como modo de experimentar lo que es y lo que no es, pero llegado ciertos momentos, ese orden celestial revisa los procesos al final de determinados ciclos definidos por las entidades que llamamos estrellas, en realidad tzoles o nodos de distribución de los paquetes informáticos según la necesidad de cada conglomerado evolutivo en aprendizaje y su evaluación al final de cada una de las fases intermedias.

En esta evaluación ingresamos en 1.987 (Convergencia Armónica) después de que se nos diera la oportunidad –si la tomábamos, y la tomamos, en 1.519 a instancias de Vaticano, nos sumergimos en los 9 inframundos de 52 años-, de ir a las profundidades mismas de la experiencia materialista, corriendo el gran riesgo de quedar viciados por la propuesta de confort, de auto-satisfacción sensorial, de auto-determinación personal e incluso de comunidades (países, ciertamente emergidos de la negación y opresión de las naciones que conservaban recuerdos originales). Y aquí estamos, las grandes mayorías sin enterarse de cuanto ocurre, creyendo que los sucesos son simples manifestaciones de las crisis a que nos tiene acostumbrados el sistema de anti-valores, o que los cambios y calamidades las hemos propiciado nosotros mismos -por ser demasiados en número respirando de la misma atmósfera-, en una suerte de socialización del problema.

El diagnóstico es claro: nuestro principal problema se llama amnesia, estamos enfermos de alzheimer por adicción de metales pesados, pues con el dios dinero representando casi todas las probabilidades de realización, incluyendo la espiritual, creemos que todo se puede arreglar llegando a convenios por reivindicaciones convertibles en dinero; tanto los proyectos de desarrollo como las calamidades las medimos en términos de dinero, el hambre de los pueblos lo traducimos a cifras supuestamente inalcanzables desde la mezquindad de los poderosos que paradójicamente crean el dinero de la nada y manipulan al resto con su escasez. Nuestro principal dilema es haber perdido el horizonte a partir de la esencia que somos, si nos creemos sociales y materiales, nuestra realización deberá ser como tal; solo que al estar controladas las riquezas por unos pocos y las oportunidades estancadas en los pocos que administran para aquellos, las inmensas mayorías no tienen la menor oportunidad para satisfacer mínimas aspiraciones, mucho menos a libar del barril sin fondo del materialismo con el que se genera ilusión. No será menester analizar los demás focos de desarmonía en el mundo con el que hemos cohonestado, pues todos son plátanos o uvas del mismo racimo y obedecen al mismo dilema de desconexión con Aquello que nos dio Or-y-Gen y por lo cual somos Gen-te de la Luz.

Todas las creaciones humanas tendrán que ser evaluadas por los humanos y si han de demoler sus propios edificios e instituciones, más les vale lo hagan a tiempo, demostrando al menos reacción de voluntad dentro del límite del cual dispone, en este caso, me temo que sea hasta el 2.012 y digo me temo porque ese momento se nos vino encima y muy pocos están conscientes de sus implicaciones. Lo que los humanos no deshagan siendo creaciones artificiales inarmónicas, la tierra y el tzol serán implacables con ello: ¡En una hora, en una hora cayó Babilonia!: Apocalipsis cap.18. Una hora hace parte de un día, tened el cuenta que el Día del Juicio (como unidad fractal de tiempo) anunciado en Apocalipsis dio inicio en 1.987 y terminará en Diciembre del 2.012. ¿Por qué creéis que los poderosos tienen cifradas sus esperanzas de ‘salvación’ tras poner a La Nasa de narices a observar las 24 horas de cada día al tzol, sólo para que les anuncien cuándo puede producirse en el astro rey la Eyección de Masa Coronal, capaz de generar la Tormenta magnética perfecta que arruine su tecnología en la tierra y haga colapsar a toda la sociedad? ¿Qué podrá hacer el 99% de la población mundial en dos días, suponiendo que por los medios decidan entregarle esa información? Pero esto que afirmo no incluye otros horizontes de sucesos como un posible cambio de polaridad magnética en el tzol que induzca cambios en la litosfera y en la topografía terrestre, y tampoco de una posible mini-glaciación de la cual podríamos estar ya en el primer episodio; lo que he apuntado es tan solo una consecuencia de la dinámica natural del tzol, en las condiciones específicas de ‘reconexión magnética’ con la tierra. Ya estas son cosas concretas, porque si alguien las ve aún como etéreas, entonces no hay nada qué hacer, tendrán que esperar a que un tsunami les moje el trasero, o que el apagón eléctrico nos deje sin suministros, sin trasportes, sin agua….para espabilar.

De otro lado, las gentes de religión podrán reunirse en estadios a clamar protección y ayuda a su dios; el problema es que si ese dios no es Dios, nada podrá hacer en contra de la dinámica natural que se rige por las Leyes de Creación verdaderas y si ese Dios es Dios, Aquello que Es y del cual nos habló maestro Jesús, Aken-Atón y no muchos otros, ¿Cómo podrá cambiar sus propios planes si además sabe que desde la razón jamás podremos prescindir de las bajas creaciones que hemos engendrado y de las cuales estamos adictos? Esa entidad a la que llamamos hipotéticamente Dios (que no es su nombre por la sencilla razón de que no puede tenerlo, en tanto que cualquier sustantivo –que siempre es descriptivo- se queda corto para designar a La Totalidad de Aquello que Es) no juega a los dados con nosotros, no espera de nosotros reconocimiento ni arrepentimientos, solo desea que entremos en consciencia de los que somos y nos pongamos a la altura de cada momento evolutivo con sus tareas e implicaciones. Así que si lo que está sucediendo forma parte de la dinámica natural, no dejará de ocurrir, así las gentes de Nueva Era abran los portales que se les ocurra ingeniarse para atraer las grandes fuerzas cósmicas que ayuden a que no ocurran los sucesos de manera cruenta para el ser humano. Con esto no quiero decir que tienen que ocurrir cruentamente los sucesos, eso será relativo al grado de desajuste con respeto a la Ley natural en que cada uno –o su comunidad- se encuentre de cara a los cambios, que más allá de cualquier naturaleza, obedecen es a una diferente sintonía en frecuencia que la que hasta el momento habíamos tenido, pero eso lo gobierna la galaxia y lo ejecuta a través del tzol y por ello no tenemos la menor oportunidad de controlar nada, solo de acomodarnos a las circunstancias y es por ello que es importante leer las señales que nos están anunciando que el nivel de saturación de lo que ha de cambiar está llegando a su umbral de transformación definitiva, a manera de salto en discontinuidad, lo cual es percibido como un cambio abrupto.

Las gentes que nos auto-declaramos espirituales (en realidad todos lo somos, hasta los que trabajan para la oscuridad se lo creen) no podemos darnos el lujo de pretender detener las transformaciones, pues a eso vinimos. Aquí jamás vinimos con el propósito de construir una sociedad paradisíaca, equilibrada, justa, armoniosa, eso eventualmente suele aparecer como una resultante temporal en una comunidad específica que ha comprendido y sintonizado con la tarea primordial de su época, pero pasada esa época, vendrán otras tareas para las cuales esa misma sociedad no necesariamente es la más idónea y será como un volver a comenzar proceso, pero en otra área del acontecer y con seguridad en otras condiciones, eso lo veis patente en la India actual, en México, Perú y en muchas regiones que fueron nicho de altos momentos de civilización. Mientras estemos en las dimensiones del tiempo y en los mundos de limitación, nuestros procesos son de aprendizaje y todas las entidades que se auto-eligen para encarnar en esos mundos, lo hacen para hacerse partícipes de ello, no para caer en paracaídas a subsanar los problemas; y claro que vendrán maestros, pero estos no resuelven los exámenes por los alumnos, les dan las herramientas y permiten que los alumnos se las ingenien para aplicar lo aprendido y responder al final de un ciclo sobre ello, con lo cual estoy afirmando que el esfuerzo del aprendizaje es individual, pero la entrega de cuentas es colectiva, en tanto que desde la perspectiva superior, aquí Todos somos Uno solo. La Humanidad: Unidad humana con un nivel de consciencia apropiado para este momento de la evolución planetaria, por eso mismo, la Ley no nos exige ser perfectos, ni como individuos ni como colectivo, ya vendrá tal requerimiento quizá al final de la siguiente Fase (de Consciencia solar) e inicio de otra etapa de evolución (ya como entidades unificadas y como residentes en un tzol, ya no como las personas actuales que percibimos separadas, sino como Muchos en Uno); será lo que la Ley nos exigirá para nuestra graduación como HOMBRE multidimensional, pero de ello no tenemos por qué preocuparnos ahora.

En lo conciso nos quedan menos de dos años para la graduación planetaria: ¿Qué hay que hacer para ello? NADA, solo aceptar la consecuencia de haber pedido a nuestros ancestros nos permitieran estar en este momento encarnados, bajo la promesa de que estaríamos despiertos para esta graduación, pues han sido 26.000 generaciones humanas (katunes) de espera con ese propósito y tan solo los que estamos en presencia somos los que podemos romper la banda de la meta alcanzada, pero es el equipo como colectivo que corrió las postas el que se gradúa. La graduación es un derecho adquirido, nosotros hacemos acto de presencia en representación tanto de nosotros mismos como de todos los ancestros, por ello se nos dijo que “en el Día del Juicio, los vivos, los difuntos y los de adentro de la tierra serían iguales ante Dios”. Nuestro dilema es que habíamos creído por los falsos dogmas, que el día del juicio era el día en que cada ser humano desencarnaba y que era llamado a ajustar cuentas. No perdamos la perspectiva, somos células de un macro-organismo mayor que llamamos Humanidad, es ella y no sus células las que están siendo evaluadas ahora por cielo y tierra, de la misma manera que cuando un ser humano desencarna es la totalidad de sus células las que cambian de condición y vibración para entregar sus memorias al inconsciente colectivo y el soporte físico-cuántico transformarse para ser reabsorbidos y formar parte de otros procesos digamos más escatológicos.

En lo conciso también estamos idiotizados con las triquiñuelas que cada semana se ingenian los poderosos, para mantener la atención de los pueblos en lo no importante, ni siquiera en lo urgente. Urgente resulta ser que cada uno ya tenga definido -con algún grado de sensatez-, qué haría si mañana se da el apagón eléctrico y satelital por acción de las explosiones solares, cosa que es indetenible si la ionosfera se acaba de sobrecargar de protones, que ya lo está y lo ha estado manifestando, pero ciegos y sordos no atinamos a comprender las señales; ¿o será que diez mil pájaros se ponen de acuerdo en una mañana para estrellarse contra los camiones, pero sus cuerpos quedar desperdigados en la campiña y no justamente todos en las carreteras? ¿O será que nos creen tontos y lo peor, nos tratan como tontos o con respuestas para imberbes atolondrados? Al mismo tiempo: cardúmenes de peces muertos en varias partes del mundo sin aparente envenenamiento o impacto traumático aceptable; ¿no podrán decirnos que se estrellaron contra un buque petrolero? Cuando el equilibrio electrostático del planeta, está a la deriva por la gran cantidad de energía solar y cósmica ingresada a la tierra, lo cual eleva la vibración o frecuencia de resonancia, combinado con la mengua en el magnetismo planetario, los organismos más sensibles reciben las consecuencias en su nicho y hábitat; tal parece que aún no se colmata tal variación para los seres humanos, aunque ya estamos ante evidencias de experimentación de dichas alteraciones, inicialmente en lo personal, pero de a poco se transferirá a lo colectivo; entonces, gentes de países enteros reaccionarán ante circunstancias que antes podían ser incluso peores y no haber motivado una revuelta por ejemplo, y sobre ello, serán las condiciones intrínsecas a cada región, a cada etnia, a cada circunstancia social política y económica la que determine que mientras unos no aguantan una afrenta dictatorial continuada, otros aún ni se mosqueen no obstante 30.000 muertes extrajudiciales en pocos años y hasta cuatro millones de desplazados forzados de su hábitat rural de supervivencia. De todas maneras, a medida que otro equilibrio energético se vaya decantado en la tierra, los colectivos reaccionarán de una y otras maneras; esto suponiendo que se alargue o se dilate un posible momento en que el tzol en asocio con la tierra, zarandeen a esta sociedad desde sus cimientos; entonces sabremos que las señales eran eso, anuncios del orden natural para gente despierta y dispuesta a caminar el camino que corresponde. No requieres estar en medio del mar para decidir bajarte del Titanic babilónico que se ha escorado por avería irreversible.

No puedo ser más explícito por razones obvias, las soluciones concretas son para situaciones concretas y como cada quien en un ser único e irrepetible, no es posible diseñar a priori tantas soluciones como dilemas individuales; a cada uno corresponde plantear su propio plan, porque nadie conoce sobre tus circunstancias más que tú mismo(a). Pide a tu ser interno y a tus guías, a la memoria de tus ancestros que os iluminen la senda que para ti resulta mejor y que tengas la fuerza de la convicción para decidir preverla y transitarla a tiempo.

Que la Fuerza Te Guíe y la voluntad en ti se disponga a unirse a la Voluntad del Cielo. Así Es.

Con amor y en servicio. Noche Galáctica Azul.

PD: Como se ha podido dar cuenta, éste escrito si bien contiene certezas que quien esto escribe tiene la convicción para expresar, carece de la suficiente argumentación que sirva de soporte, de tal manera que analizado aisladamente es un escrito más entre tantos que dicen cosas en todas las direcciones; pero un pequeño ensayo como éste, un acercamiento al análisis de la situación actual planetaria de la Humanidad, no puede contener el acerbo probatorio de soporte que el tema merece, así que son solo titulares dignos de atención cada uno en su especificidad. Juntos los dos escritos, quizá aporten un punto de vista con alguna aceptabilidad argumentativa, por eso mismo, he escrito una extensa obra, “Retorno A-Malla”, en la que se somete en profundidad a debate los dilemas de esta sociedad escindida del orden natural.

EL CAMBIO ES AHORA

Del grupo



Saludos del Hogar

Venimos este día a contarles lo que está sucediendo en el planeta Tierra. En primer lugar, permítannos compartirles, queridos, que ya cambiaron el resultado del planeta Tierra. Ya cambiaron el potencial más elevado, porque la humanidad ya no se ve limitada por aquello que acostumbraban llamar el potencial más elevado. Tienen la oportunidad de descubrir aquello que les apasiona y que únicamente guardaban en sus sueños. Todos y cada uno de ustedes trae consigo una parte del Hogar, necesaria para armar el gran rompecabezas y crear el Hogar sobre la Tierra. Algunos creen que
 nada tienen que ofrecer. ¿Tienen algo que decir que no haya sido mencionado por algún otro? Todos tienen una pieza exclusiva del rompecabezas y en este momento se necesitan todas. Sin embargo, el proceso se dificulta. No solamente están haciendo su transición y evolución con increíble rapidez, sino que la Tierra también está pasando por eso.

La mayoría de los cambios que tuvieron lugar ya activaron algunas cosas que los afectarán a todos en los próximos 100 a 200 años. Por eso, permítannos contarles un poco sobre lo que les espera en un par de áreas y cómo los afectará a todos y a cada uno en forma personal. Retrocedamos un par de semanas y hablemos sobre el terremoto de Chile que fue uno de los más fuertes de este milenio. No solamente cambió la faz de la Tierra, sino que generó cambios que no imaginan y que confirman algunas de las predicciones anteriores. Uno de los cambios consiste en que los relojes atómicos de la Tierra pronto necesitarán ajustes constantes. Su reloj atómico ha dejado de ser exacto en el planeta Tierra.

El interior de la Tierra está creciendo

El centro de la Tierra está compuesto por lo que ustedes llaman metal. En realidad es un núcleo de hierro. El siguiente nivel, que conforma gran parte de la Tierra, es lo que llamarían metal fundido o líquido. Ese magma ha permitido que el núcleo de la Tierra gire a una velocidad diferente a la velocidad de la superficie. Aunque la parte interna haya estado girando más rápidamente que la externa, en estos momentos se ha acelerado aún más. Podría decirse incluso que el interior de la Tierra está halando al resto de la Tierra para que se mantenga en su órbita. Esta información se ha conocido por largo tiempo. Sin embargo, lo que deseamos contarles es que esa energía está cambiando ahora y se está acelerando. Sus científicos aún no están de acuerdo con esto, pero les contaremos las cosas con las que están de acuerdo y aquellas con las que no lo están. Todavía no han descubierto que esto es verdad, pero les decimos que es totalmente cierto. Lo otro que está sucediendo es que esa bola de metal fundido ha ido creciendo. Cuando llega a ciertos niveles se encuentra con bolsas de aire o espacios que se formaron por medio de la actividad volcánica. Es lo que están comenzando a ver con las erupciones del Anillo de Fuego. Aún faltan muchos acontecimientos. Verán mayor actividad en el centro del Océano Pacífico. También habrá actividad en el Océano Atlántico, pero será menor. Son activaciones y acontecimientos sobre los cuales les hablamos hace tiempo. Está sucediendo ahora y su mundo está cambiando con regularidad.

Las plantillas del nuevo humano

Queridos, comprendan que se encuentran en un punto similar al de la desaparición de los dinosaurios, pero eso no les sucederá a los humanos. Están pasando dos cosas: La Tierra está cambiando para poder sostener una vibración más elevada, no solamente para ella sino también para los seres humanos, los animales y todas las partes que la conforman. Todo el juego está cambiando para poder comenzar un juego nuevo en una vibración más elevada. En segundo lugar, su nuevas conexiones del cuerpo físico – aquellas que componen sus cuerpos – están cambiando para que puedan albergar más luz y a su ser superior. Su cuerpo apenas alberga una parte muy pequeña de su ser superior en el transcurso de lo que llaman tiempo de vida. Literalmente, sólo puede contener una pequeña parte… pueden comprender fácilmente que en la Tierra tienen un ser superior y 11 aspectos del mismo. De manera que las 11 partes de su ser superior entran en cada uno de ustedes. Sin embargo, una gran mayoría de su ser superior no cabe en ninguno de esos aspectos, incluso si los juntan todos. Eso está a punto de cambiar. Ahora serán capaces de albergar más luz que nunca en su cuerpo físico sin tener que volver al Hogar y sin tener que liberar a la Tierra de la raza humana.

Evolucionarán mientras estén de pie, caminando, durmiendo, jugando y amando en el planeta Tierra. Eso jamás se había logrado antes. Es por eso que todos los ojos del universo están enfocados en el planeta Tierra en estos momentos. Las seis razas originales que les ayudaron a conformar los cuerpos físicos que tienen en estos momentos han regresado nuevamente para ayudarles. Lo interesante es que están compitiendo sobre quién puede ayudarles más. Pero están todas aquí para trabajar con ustedes, porque ya no están limitados a las 500 plantillas humanas que tenían cuando comenzaron. Ya no están limitados por eso y es la razón por la cual sus cuerpos físicos están cambiando y sus cuerpos emocionales están creciendo.

¿Alguien sabe realmente qué hora es?

Deseamos contarles que la Tierra ha cambiado su relación con el tiempo. También cambiará la relación que tienen ustedes con él, pero lo que no saben en este momento es que en sus manos está el control de esos cambios. Si no asumen su responsabilidad de alguna manera, la respuesta por defecto será que el tiempo se acortará. De todas formas, la tendencia natural del tiempo es la contracción. Es la naturaleza de la humanidad, porque todo es relativo. Si vuelven al momento en que tenían un día de nacidos, ese día representó el 100% de su tiempo de vida. Si vuelven al momento en que cumplieron un año, ese momento representó tan sólo un porcentaje muy pequeño de su tiempo de vida, y también tiende a contraerse naturalmente a medida que envejecen. Les contamos que ahora incluso los relojes atómicos están notando la diferencia. Han sucedido grandes cambios como resultado de la alteración que sucedió en Chile. Número 1: el eje de la Tierra ha cambiado; no tiene la misma inclinación de antes. Ha cambiado y sus científicos se dispersan frenéticamente tratando de descubrir qué tanto ha cambiado y si es posible medirlo exactamente, porque han notado que existe una gran diferencia. Se informó acerca de eso a todo el mundo porque el sol acostumbraba entrar por la ventana a determinada hora del día y ahora tiene otro horario. El horario ha cambiado en todo el mundo. Sus científicos buscan la respuesta para describir lo que ha sucedido, pero permítannos darles una respuesta breve para que comprendan lo que está pasando.

Les contamos que el magma de la Tierra está creciendo en su interior y eso ha venido sucediendo durante los últimos siglos, especialmente durante los últimos 60 años. Como ha crecido, la Tierra ya no es tan sólo como la imaginaron. Tanto los terremotos de Chile como los que se presentaron en el Anillo de Fuego, incluyendo el de Haití, no solamente han generado un cambio del eje de la Tierra, también alargaron un poco el planeta, casi como si hubiese sido aplastado en la mitad. Repetimos, los científicos no están de acuerdo con esto, pero les contamos que el proceso de un leve alargamiento del planeta ha generado un estrechamiento de su parte media. Eso significa que rota más rápidamente y su relación con el tiempo cambia incluso mientras les hablamos.

Los animamos a que jueguen con el concepto que denominan el ‘tiempo’. Retomen algunos de sus conceptos básicos, porque todos han estudiado la forma de controlar el tiempo y aprender a proyectarlo hacia el futuro. Saben que gran parte de ese conocimiento forma parte de sus sistemas de creencias. Creen que es exacto y que deben regirse por él. Los relojes atómicos no seguirán funcionando por mucho tiempo, porque requerirán demasiados ajustes en razón de lo que le espera al planeta Tierra y de los cambios que están sucediendo. Recíbanlos con los brazos abiertos. No teman los cambios, porque lo que la Tierra necesita para estabilizarse es la reacción de ustedes frente a los mismos. Su estabilidad como Trabajadores de la Luz es la reacción que le ofrecen ustedes no solamente a la Tierra sino también a todos los que los rodean.

Un ‘bamboleo’ nuevo

Todos estos cambios y aquellos que se avecinan podrán crear mucho temor en todos los lugares del mundo. Ustedes son los que pueden sostener la energía, son los que pueden ayudar para que la evolución sea muy positiva. Permítannos contarles también esto… puesto que el planeta esta cambiando levemente la inclinación de su eje, ahora también tiene un bamboleo. La Tierra siempre ha tenido una oscilación al rotar. No es un secreto. Se ha sabido siempre, pero ahora el bamboleo ha cambiado y ello podría generar situaciones sobre las cuales deseamos hablarles.

Como lo mencionamos antes, están los períodos de altas y bajas que experimentarán todos. Pero ahora eso se ha fortalecido más de lo que creímos posible. Algunas de las reacciones físicas a la nueva oscilación se manifestarán a través de las emociones. Por momentos serán inspiradoras, como lo es la alegría o la felicidad, mientras que en otras ocasiones podrán sentirse deprimidos, como si no pudiesen levantarse de la cama. Todo eso forma parte de los ciclos normales, porque ustedes son parte de la Tierra y ella es parte de ustedes. A medida que ella atraviesa por esos cambios, éstos se reflejan y repiten en sus cuerpos. Esto forma parte de la manera en que pueden ayudar a enraizar el cambio y a equilibrar su energía con la de ella. Sepan que eso los ha afectado y traten de descubrir cómo lograr que esa influencia sea positiva.

Cabalgando la ola

Actualmente existen puntos en el planeta desde los cuales pueden impulsarse. Esto se ha practicado antes utilizando la astronomía y la astrología como ayuda para descubrir el momento perfecto para iniciar su negocio o un proyecto nuevo. Siempre supieron que los distintos planetas rotaban alrededor del sol, conocían su alineación y cómo eso podría ayudarles o no. Ahora, además de eso, existe toda una oleada de energía que hace que la alfombra bajo sus pies se deslice y cambie de tal forma que envía una onda que la atraviesa de un extremo al otro. El jalón de esa alfombra creará puntos altos y bajos, así como también sitios desde los cuales se pueden impulsar con eficiencia o verse enrollados en ella y quedar inmovilizados. Cuando sean conscientes de esas cúspides y depresiones podrán conocer los momentos adecuados para utilizarlos en la mejor forma posible. Les pedimos que sean muy conscientes sobre lo que sienten, dónde está lo que los apasiona y cómo lograr que se manifieste en el mundo exterior, así como también el efecto que producen en las demás personas que los rodean. Eso les indicará si están cumpliendo con su labor o no. Ubíquense de tal forma que no queden enrollados en la alfombra cuando pase la gran oleada, y en vez de sentirse abrumados y debiéndose proteger de ella, se encuentren en el lugar exacto para que ella los impulse. Por eso están aquí.

Ustedes han sido los que llevaron consigo los secretos del Hogar – de Lemuria y la Atlántida – con la esperanza de que la humanidad llegaría algún día a la etapa en la que pudiese volver y hacerlo de nuevo. Están aquí. Lo lograron. Todos y cada uno de ustedes tiene la oportunidad de entrar en esta energía ahora mismo y ubicarse en el punto de lanzamiento. Pero les decimos, queridos, que eso requiere muchísimo valor porque pueden ver el movimiento de la energía. Algunos querrán poner la punta del pie en ella, pero no están muy seguros de querer saltar al agua. Si sólo tratan de mojarse la punta del pie, vendremos por detrás y los empujaremos. Ya es tiempo. Todos y cada uno de ustedes vinieron aquí en un momento específico porque querían estar presentes en el instante exacto, porque éste es el tiempo del gran cambio. Este es el momento en el que el cambio sucederá realmente. Es el tiempo en el que descubrirán cómo cambia todo en todas partes y del que han venido hablando durante siglos en este planeta. Están en la posición de poder situarse sobre la curva. Estamos hablándoles a título personal a todos y cada uno, porque si tratan de utilizar los estándares normales que han venido utilizando para su propia evolución, éstos no funcionarán de la misma manera. En otras palabras, ya no pueden contar las líneas vibratorias de su evolución en la forma acostumbrada. En estos tiempos les pedimos que sean amables y comprensivos con los demás, porque los ánimos pueden caldearse fácilmente.

Economías de la Tierra

También deseamos hablarles sobre las economías del planeta Tierra. Han establecido muchos sistemas que les permitieron intercambiar energía e intercambiar dinero. Tienen un sistema que llaman el mercado de valores. Estamos fascinados con eso, porque nos parece muy interesante que hayan construido un sistema completo basado en la percepción de la percepción de la percepción. Jamás hubiésemos soñado hacer algo así. Fueron los humanos los que inventaron todo el proceso. Debido a ello, ustedes tienen una percepción de la percepción que es en lo que han estado basadas sus economías. Ya pasaron por una de esas oleadas, queridos, y eso afectó a todo el planeta. Tuvieron un evento económico en el planeta Tierra que atravesó por una de esas oleadas. Les decimos que se avecinan más oleadas de ese tipo. De hecho, es probable que una grande llegue muy pronto. No podemos decirles cuándo será, porque ustedes son los que tienen la percepción que determina cuándo ocurrirá. También les decimos que no necesariamente deberá ser negativa, porque podría ser un evento positivo. Depende totalmente de ustedes, pero lo que sí les decimos es que el cambio en esta área es inminente.

Tuvieron oportunidades que desinflaron el globo cuando esa oleada pasó. De repente, ese globo demasiado inflado se desinfló casi completamente. En estos momentos están percibiendo una recuperación de la economía. La están viendo porque la perciben. Así es como funciona su sistema, porque quieren percibirlo así. Es exactamente lo que está sucediendo, sin embargo las bases que hubiesen podido cambiar durante la explosión no cambiaron realmente. Por esa razón, hasta que no se vean cambios fundamentales en la forma de negociar en el planeta Tierra, seguirán experimentando dificultades en esas áreas.

También queremos entrar en un área que al Guardián le encanta mantener alejada, les hablaremos brevemente sobre política. Están viendo que sucede algo muy interesante. Está pasando en todo el mundo, pero pueden observarlo en los Estados Unidos con mucha claridad. Ha venido sucediendo desde que recibieron el increíble jalón hacia la polaridad. Desde que empezó a llegar el nuevo campo de la trialidad y ustedes pudieron observar las cosas desde tres posiciones diferentes en vez de dos, han tenido una percepción nueva para observarlo todo. Sin embargo, es difícil comprender realmente esa nueva percepción, confiar en ella, comprender lo que significa y cómo funciona. Queremos contarles que muchos de ustedes están atravesando por un período en el cual su percepción, sus ideas y sus relaciones van a cambiar, pero eso también está sucediendo a nivel económico en todo el mundo. Algo que aprendieron con esta expansión económica es que todas sus economías están conectadas. Queridos, eso es increíblemente hermoso, porque significa que en realidad ya no podrán tener una guerra mundial. ¿A quién bombardearían? ¿A sí mismos? Es perfecto porque la unificación cambiará todo eso. Muchos oficiales de alto rango esperan que haya guerra, pero los cambios del planeta Tierra están ocurriendo en forma muy radical y muy rápida. Esto no incluye solamente los cambios del planeta, sino también los cambios que están dándose muy rápidamente en ustedes. Es por eso que los sistemas económicos que los han estado sustentando posiblemente sufran otro de esos cambios. Sin embargo, si conocen la posibilidad y son conscientes de ella, pueden situarse en la posición más elevada para crear algo positivo en vez de algo negativo. Sus sistemas tendrán que enfrentar dificultades en el planeta Tierra. Bien, ¿y cómo pueden resolverlas? ¿Cómo pueden cambiar esa situación? Podemos decirles cómo se veían en los tiempos en que funcionaban, cuando tenían sociedades empoderadas que constituían la esencia de la sociedad. No se trataba de “¿Cómo podemos ganar dinero? ¿Cómo podemos sostenernos? ¿Cómo podemos vivir mejor?” sino de “¿Cómo podemos empoderar a las personas que nos rodean?”. Ése era el elemento clave que existía en los tiempos de Lemuria. Sucedía en forma tan clara que no había necesidad de que existieran leyes y lo único que tenían eran costumbres. Era increíblemente hermoso y esos días están regresando.

El alma de los negocios en la nueva energía

Están enfrentando un desafío en cuanto a la forma en que definen los negocios hasta el momento, por eso permítannos hablarles en primer lugar sobre el desafío porque cada una de las personas que conforman ese colectivo que llaman los negocios tiene un alma. La corporación en general, ya sea que esté conformada por una persona, cinco o 500 no representa diferencia alguna, porque esa compañía tiene un alma, puesto que está conformada por una energía que actúa de esa manera. Cuando identifican ese espacio en el mundo, pueden cambiar enteramente la visión de la compañía desde la cúspide hasta sus bases. Lo que queremos decirles es que las compañías que han estado en el negocio con el propósito de hacer dinero ya no podrán seguir en ese camino porque ustedes están empezando a descubrir que son una caparazón vacía en su interior. No pueden encontrar un alma allí. En el futuro veremos un tiempo en el que los gobiernos exigirán que las compañías tengan consciencia y para obtener el permiso de funcionamiento tendrán que hacer lo más que puedan por la humanidad, incluso si va en contra de sus ganancias. La compañía asumirá la misma responsabilidad que tienen todos y cada uno de ustedes a medida que recorren la calle y pasan al lado de los demás. Eso todavía no ha sucedido hasta el momento en el planeta Tierra. Este es el momento de considerar lo que pueden hacer a nivel individual dondequiera que trabajen, en las compañías que les pertenezcan, o en cualquiera de las estructuras, sean éstas gubernamentales o religiosas. Esas son las colectividades humanas que tendrán que evolucionar más rápidamente.

Dejando atrás la polaridad

Es un tiempo en el cual pueden lograr que muchos de esos cambios resulten positivos en vez de experimentar ciclos de temor y desafío. Queridos, cuando tenían elecciones en los Estados Unidos les costaba trabajo decidir quién sería el presidente. En un momento descubrían un voto extra por aquí y en el siguiente descubrían otro voto extra por allá. Eso iba creciendo en polaridad a medida que se aferraban a ello. Estaban empezando a ingresar en el campo de la trialidad pero se aferraban a esa parte vieja que les era familiar. Se aferraban con tanta fuerza, que todo el mundo se burlaba de sus elecciones y lo que sucedía con ellas. ¿Acaso tuvo incidencia quién ganó? En realidad no, porque esa realidad evidenció la dualidad y las dificultades. En los Estados Unidos no evolucionaron más allá de eso, pero ahora es el momento de empezar a trabajar en ello con rapidez. Queridos, especialmente a aquellos que viven en los Estados Unidos, les queda poco tiempo si quieren lograr algo, pero siguen aferrándose. Rogamos porque los líderes puedan escuchar aunque sea una parte de este mensaje, porque se han metido tan profundamente en la polaridad que ya no saben dónde se encuentra el equilibrio. Es sumamente importante que vuelvan al punto en el cual nadie tiene la razón o está equivocado. Es tiempo de descubrir sus semejanzas con los vecinos en vez de enfocarse en las diferencias que tienen. Es hora de buscar la manera de empoderar a quienes los rodean en vez de desperdiciar sus energías tratando de dirigirlos. Re-cuerden, tienen algunos de los espíritus más grandiosos de la Tierra y éstos están impacientes por empezar a trabajar y difundir la luz en este planeta. Si permiten que eso suceda, podrán ver grandes cambios en todo el planeta Tierra. Está sucediendo en estos momentos. Está pasando en muchas culturas, muy calladamente para la mayoría. Que su voz sea escuchada.

Bien, ¿y cómo maneja esto cada uno de ustedes? Dicen: “¿Qué puedo hacer? No soy el líder de una nación y tampoco un político”. Queridos, todos y cada uno de ustedes está aferrado con fuerza al campo de la polaridad. Todos y cada uno de ustedes cree que algo está bien y algo está mal. Es muy interesante observar sus noticias, porque la pelea ha durado tanto tiempo que ya nadie recuerda por qué la empezaron. Se ha creado mucho temor a propósito para que no crean en la información que se difunde en el planeta Tierra y todos están a punto de perder su noción de la realidad, porque están creyendo y aceptando todo lo relacionado con el temor. ¡Basta ya! Pueden ver lo que está sucediendo. Ya no existen secretos en el planeta Tierra. Confíen en su corazón. No permitan que los llenen de temor, porque es un lujo que ya no se pueden dar, que ya no pueden costear. Ya es hora de tomar con seriedad aquello que desean hacer en este planeta. Es hora de que sepan que tienen el poder de crear su propia realidad. No importa el punto de la oleada en el que se encuentren, lo que esté sucediendo con el planeta Tierra, lo que esté sucediendo en sus relaciones, en su trabajo, en su vida hogareña o en su vida laboral. Tienen la oportunidad de situarse en la cúspide y hacer aquello que vinieron a hacer. Los respaldamos al 1.000 por ciento, porque nuestra tarea no consiste en decir hacia dónde hay que dirigirse o qué es lo que hay que hacer. Nuestra tarea es ayudarles a re-cordar lo que son en realidad, porque vinieron a este lugar con un propósito muy específico. Los amamos mucho más de lo que se puedan imaginar. No es fácil quitarse las alas y fingir ser humano. En esa forma se tropiezan con muchos muros y los amamos por eso, porque esta tarea se puede hacer únicamente como la están haciendo.

Nos retiramos dejándoles tres pequeños recordatorios. Trátense unos a otros con el mayor respeto posible. Cuídense mutuamente y empodérense unos a otros cada vez que se presente la oportunidad. Jueguen bien todos juntos.

Espavo.

El grupo

EL GRAN SALTO CUÁNTICO SUPREMACÍA DE LA ESPECIE HUMANA

1. Sabio no es aquel que tiene su mente atiborrada de información. La verdadera sabiduría consiste en poder ser felices en el mundo tal como es, sin pretender acomodarlo como a nosotros nos gustaría que fuera. Tu paz interior y tu felicidad dependen de aceptar que no puedes elegir lo que crees que debería ser, pero que sí puedes escoger como quieres ver lo que ya tienes. Cuando juzgas como buena o mala una situación confundes la realidad con tu interpretación de ella. Entonces harás que la paz sea imposible para ti, porque tendrás tu mente enfocada en conflictos. Y, por ley de correspondencia, conflictivas serán también las experiencias que el mundo exterior te brinde.

2. El doctor Hans Jenny (1904-1972), médico y científico suizo, estudió las relaciones entre materia y energía y, respaldado por una metodología muy bien
 documentada, que puede ser reproducida en los laboratorios, construyó el fundamento de una nueva ciencia, a la que llamó “Cimática” (Cymatics). Catorce años de experimentación le llevaron a comprobar que el mayor o menor grado de complejidad molecular y evolutiva de un ser depende de las frecuencias de energía que reciba su cuerpo. Una dimensión es la amplitud determinada de frecuencias vibratorias, que producen en la materia un diseño particular de patrones biológicos. Cambia la frecuencia, y el cuerpo muta en forma correspondiente. ¿Es eso lo que está ocurriendo entonces con la vida en la Tierra, considerando que estamos siendo bombardeados por energías de altísima frecuencia, procedentes del sol central galáctico?

3. Observemos algunos efectos inmediatos… ¿Has notado como el tiempo se acelera cada día más? Ciertamente, parece transcurrir más rápido porque nuestras células han acelerado su pulso, para adaptarse al incremento del pulso de la Tierra (frecuencia Schumann). Y de la velocidad de ese pulso depende nuestra percepción del tiempo. El tiempo se ha estado acelerando y continuará haciéndolo en la medida en que nos aproximemos al momento crítico del cambio dimensional. La llamada resonancia Schumann, o pulso de la Tierra, antes era una constante de 7.8 hertzios, ahora ha subido a 12, y tendrá todavía que elevarse a 13 hertzios. Cuando alcance ese punto, llegará el umbral donde nos estabilizaremos en una octava superior de frecuencia, y se iniciará para nosotros otra etapa de la creación, en una realidad diferente. Créelo, o no, ahora vives la transición, entre el tiempo lineal que bien conoces, y el infinito del eterno “ahora”.

4. ¿Qué nos ocurre físicamente, cuando se elevan las frecuencias de luz que recibimos? Igual que en los experimentos de Jenny, un ser vivo recibe esta energía como nueva información, que molecularmente se codifica en el ADN y lo transforma. El primer paso del cambio es hacia el caos, porque el modelo anterior debe disolverse, antes de que se pueda manifestar lo nuevo. En el siguiente paso los patrones se reorganizan en un orden más complejo, produciendo organismos más perfectos. Si tú eres de aquellos preocupados porque tu energía opera con muchos altibajos, a veces precipitándote en un estado de intensa fatiga; y además oscilas emocionalmente entre la depresión y la euforia. ¡No, no eres un psicópata bipolar! Simplemente todo tu cuerpo está tratando de afinarse a las nuevas frecuencias de luz. Igual que cuando vas a captar una emisora de radio, tienes que mover hacia adelante y hacia atrás la sintonía hasta captar el punto exacto, así, ahora, oscilas de un estado a otro, hasta lograr un equilibrio. Ese mismo proceso, físico y emocional, vuelve y fluctúa cada vez que la frecuencia del planeta se eleva un grado más.

5. Muchas personas, jóvenes y viejas, están presentando fallas de memoria. Esto se debe a la caída acelerada del campo magnético de la Tierra, que produce ese efecto, porque el magnetismo es como el adherente que atrapa los recuerdos. Para poder asimilar lo nuevo, el disco duro de nuestro computador interno necesita ser apagado y luego encendido nuevamente. El nacimiento del hombre nuevo se dará en el momento en que el campo magnético de la Tierra alcance el punto 0. Solo en esa circunstancia se hace posible completar la re-configuración de todos nuestros patrones genéticos, y hacerlos aptos para la vida en una dimensión más elevada. La remodelación del ADN produce oleadas de fatiga y dolor. Hay un período agudo, cuando las frecuencias más altas impactan nuestro cuerpo, seguido de un tiempo más suave de asimilación. Durante el ciclo agudo hay necesidad de dormir y descansar más. Hay que advertir que todos estos síntomas son temporales, durarán mientras la Tierra completa su trabajo de parto, y con ella pasaremos por un nuevo nacimiento a la quinta dimensión.

6. Si por ahora no puedes concentrarte en nada, comprende que tu cuerpo se está adaptando a los cambios de la Tierra, y tu cerebro y tu sistema nervioso están en reconstrucción. Es posible que los dolores del cuerpo se hayan intensificado especialmente del lado derecho, y sientas una punzada permanente en la base del cráneo, y en las caderas. Tal vez, sin causas médicas exista molestia en las rodillas, las piernas y las articulaciones, y un calor interno recorra tu cuerpo produciendo vibración y una sensación quemante. Si tu corazón a veces acelera sus latidos sin razón. Felicitaciones, eso significa que ya estás activando tu cuerpo de Luz.

7. El proceso es simple. Las frecuencias elevadas, que están llegando a la Tierra, activan y aceleran la vibración de nuestras células, y ellas reaccionan irradiando calor hacia los espacios vacíos que las rodean. Esta implosión despierta algunos códigos dormidos del ADN, y expande la información nueva hacia los núcleos de otras células, las que también se activan. Así nuestro cuerpo es el escenario de una re-configuración en cadena, que resultará en una expansión de la conciencia, que es correspondiente con una forma material más sutil y más perfecta. La mejor forma de comprender este proceso es tomando en consideración que, a nivel molecular, el cuerpo físico contiene ondas de energía que responden de inmediato a la interacción con frecuencias más elevadas, adaptándonos a ellas haciendo cambios en nuestros patrones biológicos.

8. La consciencia es aquella posibilidad de comprender el sentido de la vida, según un determinado nivel de percepción, para los ciudadanos de la Tierra, la interpretación de la realidad ha estado hasta ahora firmemente anclada en la tercera dimensión, o capacidad de percibir solo una franja muy estrecha de la creación (el 10%), que fluctúa entre las frecuencias superior al infra-rojo y por debajo del ultra-violeta. Por eso el cerebro del hombre, que funciona como una caja de resonancia, ha activado solo ese 10% de su capacidad; mientras duermen el 90% restante de sus posibilidades, porque corresponden a frecuencias de otras dimensiones de luz, que no estamos afinados todavía para experimentar.

9. Lo que define cuál ha de ser la matriz de consciencia de una unidad, llámese planeta, o ser humano, es la energía de luz que estamos capacitados para asimilar. En la tercera dimensión percibimos esa energía como dos ondas con propiedades diferentes: electricidad y magnetismo. La porción eléctrica provee la información de los códigos de creación, y la magnética es el aspecto que los estabiliza. En esta forma las dos polaridades actúan coordinadamente para mantener ese nivel de realidad.

10… Las frecuencias de luz se producen como pulsaciones, y el ritmo de las mismas condiciona los ciclos. La Tierra, por ejemplo, es muy vulnerable a las emisiones electromagnéticas de las explosiones solares que recibe cada once años, cuando el sol completa un ciclo y pulsa. También existen ciclos galácticos, y cuando uno de ellos termina, nuestro centro galáctico pulsa, disparando energías de frecuencias electro-magnéticas altísimas, que cambian las matrices de vida en toda la galaxia. Estas frecuencias viajan como ondas, llevando paquetes de información nueva, que provocan un ordenamiento más complejo en todos los niveles, desde el solar y planetario, hasta el molecular, con el consiguiente salto quántico en la apertura de consciencia y la evolución de la vida.

11. Si comprendemos esto, estaremos ubicándonos dentro de la situación planetaria que vivimos actualmente. Sabemos que desde 1987 se ha incrementado en la Tierra el impacto de fotones de luz de altísima frecuencia, procedentes del centro galáctico. También hay ya confirmación científica de que, tal vez debido a este bombardeo de energía, algunas constantes planetarias, como el magnetismo y la frecuencia Schumann, (pulsación de la Tierra), han estado cambiando. De hecho estamos ya muy cerca de un acontecimiento espectacular, que el hombre no conoce: se calcula que, antes de finalizar el año 2012, el magnetismo haya alcanzado el punto cero, y la resonancia base de la Tierra, o frecuencia Schumann, haya subido de 7.8 a 13 Hz. En el momento crítico en que esto suceda, tendremos la oportunidad de vivir un cambio dimensional que pondrá fin a nuestras limitaciones como seres humanos.

12. El primer movimiento hacia establecer un nuevo orden es el caos, y esto lo estamos experimentando ahora. Todos los paradigmas existentes: a nivel del gobierno, las instituciones, las religiones y creencias, los sistemas sociales, familiares, de salud, etc. están resquebrajándose para finalmente sucumbir. Paralelamente el clima, los elementos y la geología de la Tierra también están convulsionados. Desde el 13 de abril del año 2002 la nueva matriz de creación, o rejilla energética, está ya completa, y gracias a eso, la nueva información puede fluir, despertando la afinidad de quienes estén listos para asumir su destino como seres humanos más completos.

13. Al entrar nuevas energías a la Tierra, se afectan los sistemas políticos, sociales, económicos y de creencias. Es por lo tanto una información nueva, con experiencias vibratorias diferentes, incluyendo además, nuevos paradigmas geológicos y climáticos. Todos los calendarios: mayas, tibetanos, chinos, egipcios, etc., coinciden en que, en la época en que vivimos hoy, se dará un cambio definitivo en la VIDA DE LA TIERRA. Es pues este tiempo, único en la historia de la humanidad.

14. Si tú deseas participar en esta aventura más allá de ti mismo, hay un cambio de configuración que debes hacer, para conectarte con la amplitud de onda que incluye a toda la creación. La nueva configuración es la apertura hacia el espíritu, reconectarse con nuestra verdadera naturaleza como seres de luz, que además sirve como frecuencia de acceso a la supervivencia.

15. Vivimos ahora los tiempos de un gran cambio, un salto cuántico a nivel de la conciencia colectiva como especie humana. La selección que hace cada uno y a nivel global, para nadar con la marea cósmica del cambio, o, en contra de ella, luchando inútilmente por la preservación de modelos anteriores ya caducos. El siguiente paso que viviremos, es el despertar cósmico que experimentaran nuestras células y códigos genéticos, cuando consigan afinarse al nuevo código de creación, y cantar la canción de unidad con todo el universo, en ese momento tanto la humanidad como nuestro planeta, dejaran de estar en riesgo de extinción.

Fuente: formarse.com.ar

EL GRAN SALTO CUANTICO SUPREMACIA DE LA ESPECIE HUMANA

1. Sabio no es aquel que tiene su mente atiborrada de información. La verdadera sabiduría consiste en poder ser felices en el mundo tal como es, sin pretender acomodarlo como a nosotros nos gustaría que fuera. Tu paz interior y tu felicidad dependen de aceptar que no puedes elegir lo que crees que debería ser, pero que sí puedes escoger como quieres ver lo que ya tienes. Cuando juzgas como buena o mala una situación confundes la realidad con tu interpretación de ella.

Entonces harás que la paz sea imposible para ti, porque tendrás tu mente enfocada en conflictos. Y, por ley de correspondencia, conflictivas serán también las experiencias que el mundo exterior te brinde.

2. El doctor Hans Jenny (1904-1972), médico y científico suizo, estudió las relaciones entre materia y energía y, respaldado por una metodología muy bien documentada, que puede ser reproducida en los laboratorios, construyó el fundamento de una nueva ciencia, a la que llamó “Cimática” (Cymatics). Catorce años de experimentación le llevaron a comprobar que el mayor o menor grado de complejidad molecular y evolutiva de un ser depende de las frecuencias de energía que reciba su cuerpo. Una dimensión es la amplitud determinada de frecuencias vibratorias, que producen en la materia un diseño particular de patrones biológicos. Cambia la frecuencia, y el cuerpo muta en forma correspondiente. ¿Es eso lo que está ocurriendo entonces con la vida en la Tierra, considerando que estamos siendo bombardeados por energías de altísima frecuencia, procedentes del sol central galáctico?

3. Observemos algunos efectos inmediatos… ¿Has notado como el tiempo se acelera cada día más? Ciertamente, parece transcurrir más rápido porque nuestras células han acelerado su pulso, para adaptarse al incremento del pulso de la Tierra (frecuencia Schumann). Y de la velocidad de ese pulso depende nuestra percepción del tiempo. El tiempo se ha estado acelerando y continuará haciéndolo en la medida en que nos aproximemos al momento crítico del cambio dimensional. La llamada resonancia Schumann, o pulso de la Tierra, antes era una constante de 7.8 hertzios, ahora ha subido a 12, y tendrá todavía que elevarse a 13 hertzios. Cuando alcance ese punto, llegará el umbral donde nos estabilizaremos en una octava superior de frecuencia, y se iniciará para nosotros otra etapa de la creación, en una realidad diferente. Créelo, o no, ahora vives la transición, entre el tiempo lineal que bien conoces, y el infinito del eterno “ahora”.

4. ¿Qué nos ocurre físicamente, cuando se elevan las frecuencias de luz que recibimos? Igual que en los experimentos de Jenny, un ser vivo recibe esta energía como nueva información, que molecularmente se codifica en el ADN y lo transforma. El primer paso del cambio es hacia el caos, porque el modelo anterior debe disolverse, antes de que se pueda manifestar lo nuevo. En el siguiente paso los patrones se reorganizan en un orden más complejo, produciendo organismos más perfectos. Si tú eres de aquellos preocupados porque tu energía opera con muchos altibajos, a veces precipitándote en un estado de intensa fatiga; y además oscilas emocionalmente entre la depresión y la euforia. ¡No, no eres un psicópata bipolar! Simplemente todo tu cuerpo está tratando de afinarse a las nuevas frecuencias de luz. Igual que cuando vas a captar una emisora de radio, tienes que mover hacia adelante y hacia atrás la sintonía hasta captar el punto exacto, así, ahora, oscilas de un estado a otro, hasta lograr un equilibrio. Ese mismo proceso, físico y emocional, vuelve y fluctúa cada vez que la frecuencia del planeta se eleva un grado más.

5. Muchas personas, jóvenes y viejas, están presentando fallas de memoria. Esto se debe a la caída acelerada del campo magnético de la Tierra, que produce ese efecto, porque el magnetismo es como el adherente que atrapa los recuerdos. Para poder asimilar lo nuevo, el disco duro de nuestro computador interno necesita ser apagado y luego encendido nuevamente. El nacimiento del hombre nuevo se dará en el momento en que el campo magnético de la Tierra alcance el punto 0. Solo en esa circunstancia se hace posible completar la re-configuración de todos nuestros patrones genéticos, y hacerlos aptos para la vida en una dimensión más elevada. La remodelación del ADN produce oleadas de fatiga y dolor. Hay un período agudo, cuando las frecuencias más altas impactan nuestro cuerpo, seguido de un tiempo más suave de asimilación. Durante el ciclo agudo hay necesidad de dormir y descansar más. Hay que advertir que todos estos síntomas son temporales, durarán mientras la Tierra completa su trabajo de parto, y con ella pasaremos por un nuevo nacimiento a la quinta dimensión.

6. Si por ahora no puedes concentrarte en nada, comprende que tu cuerpo se está adaptando a los cambios de la Tierra, y tu cerebro y tu sistema nervioso están en reconstrucción. Es posible que los dolores del cuerpo se hayan intensificado especialmente del lado derecho, y sientas una punzada permanente en la base del cráneo, y en las caderas. Tal vez, sin causas médicas exista molestia en las rodillas, las piernas y las articulaciones, y un calor interno recorra tu cuerpo produciendo vibración y una sensación quemante. Si tu corazón a veces acelera sus latidos sin razón. Felicitaciones, eso significa que ya estás activando tu cuerpo de Luz.

7. El proceso es simple. Las frecuencias elevadas, que están llegando a la Tierra, activan y aceleran la vibración de nuestras células, y ellas reaccionan irradiando calor hacia los espacios vacíos que las rodean. Esta implosión despierta algunos códigos dormidos del ADN, y expande la información nueva hacia los núcleos de otras células, las que también se activan. Así nuestro cuerpo es el escenario de una re-configuración en cadena, que resultará en una expansión de la conciencia, que es correspondiente con una forma material más sutil y más perfecta. La mejor forma de comprender este proceso es tomando en consideración que, a nivel molecular, el cuerpo físico contiene ondas de energía que responden de inmediato a la interacción con frecuencias más elevadas, adaptándonos a ellas haciendo cambios en nuestros patrones biológicos.

8. La consciencia es aquella posibilidad de comprender el sentido de la vida, según un determinado nivel de percepción, para los ciudadanos de la Tierra, la interpretación de la realidad ha estado hasta ahora firmemente anclada en la tercera dimensión, o capacidad de percibir solo una franja muy estrecha de la creación (el 10%), que fluctúa entre las frecuencias superior al infra-rojo y por debajo del ultra-violeta. Por eso el cerebro del hombre, que funciona como una caja de resonancia, ha activado solo ese 10% de su capacidad; mientras duermen el 90% restante de sus posibilidades, porque corresponden a frecuencias de otras dimensiones de luz, que no estamos afinados todavía para experimentar.

9. Lo que define cuál ha de ser la matriz de consciencia de una unidad, llámese planeta, o ser humano, es la energía de luz que estamos capacitados para asimilar. En la tercera dimensión percibimos esa energía como dos ondas con propiedades diferentes: electricidad y magnetismo. La porción eléctrica provee la información de los códigos de creación, y la magnética es el aspecto que los estabiliza. En esta forma las dos polaridades actúan coordinadamente para mantener ese nivel de realidad.

10. Las frecuencias de luz se producen como pulsaciones, y el ritmo de las mismas condiciona los ciclos. La Tierra, por ejemplo, es muy vulnerable a las emisiones electromagnéticas de las explosiones solares que recibe cada once años, cuando el sol completa un ciclo y pulsa. También existen ciclos galácticos, y cuando uno de ellos termina, nuestro centro galáctico pulsa, disparando energías de frecuencias electro-magnéticas altísimas, que cambian las matrices de vida en toda la galaxia. Estas frecuencias viajan como ondas, llevando paquetes de información nueva, que provocan un ordenamiento más complejo en todos los niveles, desde el solar y planetario, hasta el molecular, con el consiguiente salto quántico en la apertura de consciencia y la evolución de la vida.

11. Si comprendemos esto, estaremos ubicándonos dentro de la situación planetaria que vivimos actualmente. Sabemos que desde 1987 se ha incrementado en la Tierra el impacto de fotones de luz de altísima frecuencia, procedentes del centro galáctico. También hay ya confirmación científica de que, tal vez debido a este bombardeo de energía, algunas constantes planetarias, como el magnetismo y la frecuencia Schumann, (pulsación de la Tierra), han estado cambiando. De hecho estamos ya muy cerca de un acontecimiento espectacular, que el hombre no conoce: se calcula que, antes de finalizar el año 2012, el magnetismo haya alcanzado el punto cero, y la resonancia base de la Tierra, o frecuencia Schumann, haya subido de 7.8 a 13 Hz. En el momento crítico en que esto suceda, tendremos la oportunidad de vivir un cambio dimensional que pondrá fin a nuestras limitaciones como seres humanos.

12. El primer movimiento hacia establecer un nuevo orden es el caos, y esto lo estamos experimentando ahora. Todos los paradigmas existentes: a nivel del gobierno, las instituciones, las religiones y creencias, los sistemas sociales, familiares, de salud, etc. están resquebrajándose para finalmente sucumbir. Paralelamente el clima, los elementos y la geología de la Tierra también están convulsionados. Desde el 13 de abril del año 2002 la nueva matriz de creación, o rejilla energética, está ya completa, y gracias a eso, la nueva información puede fluir, despertando la afinidad de quienes estén listos para asumir su destino como seres humanos mas completos.

13. Al entrar nuevas energías a la Tierra, se afectan los sistemas políticos, sociales, económicos y de creencias. Es por lo tanto una información nueva, con experiencias vibratorias diferentes, incluyendo además, nuevos paradigmas geológicos y climáticos. Todos los calendarios: Mayas, Tibetanos, Chinos, Egipcios, etc., coinciden en que, en la época en que vivimos hoy, se dará un cambio definitivo en la VIDA DE LA TIERRA. Es pues este tiempo, único en la historia de la humanidad.

14. Si tú deseas participar en esta aventura más allá de ti mismo, hay un cambio de configuración que debes hacer, para conectarte con la amplitud de onda que incluye a toda la creación. La nueva configuración es la apertura hacia el espíritu, reconectarse con nuestra verdadera naturaleza como seres de luz, que además sirve como frecuencia de acceso a la supervivencia.

15. Vivimos ahora los tiempos de un gran cambio, un salto cuántico a nivel de la conciencia colectiva como especie humana. La selección que hace cada uno y a nivel global, para nadar con la marea cósmica del cambio, o, en contra de ella, luchando inútilmente por la preservación de modelos anteriores ya caducos. El siguiente paso que viviremos, es el despertar cósmico que experimentaran nuestras células y códigos genéticos, cuando consigan afinarse al nuevo código de creación, y cantar la canción de unidad con todo el universo, en ese momento tanto la humanidad como nuestro planeta, dejaran de estar en riesgo de extinción.

Fuente: formarse.com.ar