Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘FMI’

¿QUÉ ES LO REALMENTE IMPORTANTE?

Entiendo que el artículo que reproduzco a continuación refleja una realidad concreta en España, sé que muchos de quienes visitais este blog os conectáis desde muchos otros países del mundo pero he querido colocarlo aquí porque su validez (en términos de abrir la mente y darse cuenta de lo realmente importante) es completamente aplicable a cualquier otro país del mundo en estos momentos.

Te animo a que lo compartas con tus conocidos, lo twitees, lo pongas en tu face, lo envíes por email o lo comentes entre tus contactos.

El blog donde lo he encontrado se llama http://nomoriridiota.blogspot.com.es/, te aconsejo que lo incluyas en tus favoritos porque remueve aspectos importantes que otros medios oficiales no se atreven a plantear.

Aquí va:

¿ Blesa, Aznarin, Barcenas ? Pero ¿QUÉ ES LO realmente IMPORTANTE PARA NOSOTROS?

El gran reto en estos tiempos de sobreinformación es no perder la visión de conjunto de lo que realmente está pasando. Porque sólo teniendo las cosas claras podemos pensar poderosamente y actuar en consecuencia, con verdadero peligro para el poder establecido. Sigo pensando que no hay nada más verdaderamente revolucionario como PENSAR.

Sí todos los días te acuestas pensando: hay que ver cuánta corrupción, siento decirte que estás siendo víctima de la nueva programación mental que consiste en abrumarnos con preocupaciones que NO PODEMOS SOLUCIONAR NOSOTROS.  Si lo único que haces es quejarte, lamentarte y culpar a los malos, que son los otros, eso es EXACTAMENTE LO QUE EL GRAN PODER QUIERE.

No me queda la menor duda de que el panorama vomitivo de corrupción que se extiende por los mass media en general sirve al plan del Gran Poder.

Mientras estemos peleándonos sobre si los EREs del PSOE de Andalucía son MÁS corruptos que los Blesas, Bárcenas o Correas del PP,  o sobre si es o no constitucional la consulta en Cataluña, estaremos entretenidos, ocupados, distraídos y deprimidos pensando que el problema está “afuera”, que los malos son “los otros”: la derecha, la izquierda, los sindicatos, los rojos, los nacionalistas, los centralistas, los merengues o los blaugranas, y que toda esa corrupción no tiene nada que ver con nosotros: ideas que parecen tranquilizantes pero que en realidad nos arrastran a una sensación de pequeñez frustrante y cabreante impotencia pues no podemos hacer absolutamente nada para pararlo.

La gran pregunta que debemos hacernos es
¿qué es verdaderamente peligroso para el poder?

entendiendo que El Poder no es el PP ni el PSOE,  y que Aznar o Rato, incluso Botín son simples títeres al servicio de ese gran Poder.

¿Qué temen los que mueven los hilos? ¿cómo podemos salir de esta esclavitud que nos tiene sometidos en una crisis fabricada por los bancos que han sido rescatados con nuestro dinero?  ¿por qué ya nadie habla de esto? ¿cómo puede ser que se haya rescatado a los bancos con dinero público? ¿ y por qué el BCE sigue prestando el dinero al 1% a los bancos que luego lo prestan al Estado al 6%? ¿Por qué los gobiernos lo permiten, lo toleran, lo aceptan?  ESA ES LA GRAN CORRUPCIÓN, la que nos esclaviza a toda la población volviendo a la población responsable del pago de una deuda que es de los bancos.  Lo de Bárcenas o Urdangarín es indignante, pero es el chocolate del loro y el megáfono instalado por doquier para aturdirnos con ello es deliberado.

Vivimos atenazados por una crisis fabricada que ha paralizado la economía de un país que era, cuando entramos en la UE, el 12º país más rico del mundo. ¿Tanto ha cambiado España y dónde se ha ido su riqueza nacional? ¿Desaparecida ? No, es  mentira. España sólo está paralizada, nada más, si dejan que se ponga en marcha volverá a ser un país importante en el mundo.

¿Acaso hay alguien que piense que el castigo de los EREs, Blesas, Bárcenas o Gürteles puede cambiar en algo  la situación de esclavitud en la que vivimos?  (Ojo, no estoy diciendo que no haya que castigar)

Infinitamente más trascendente que la corrupción de todos los partidos y sindicatos son para nuestras vidas:

–  la atadura al petróleo y la ausencia total de apoyo desde el Estado para la investigación en motores de energía libre.

– el precio del KW/h y la mafia de las eléctricas que nos impide ser competitivos;  o las leyes que nos castigan por utilizar placas solares.

– el IVA al 21% de cualquier trabajo básico en comparación al 0% de impuestos a la especulación financiera. En mi caso, si facturo 100 euros, 42 euros se los lleva el Estado a pesar de ser mileurista. Delirante.

– importante es recordar que las próximas elecciones al Parlamento europeo no son sino otra fantochada más de falsa democracia pues los que deciden de las políticas europeas no son los europarlamentarios sino los comisarios, que son nombrados a dedo, y por su “obediencia” a los poderes que “de verdad” dirigen la UE: el BCE, sucursal europea de la Reserva Federal, que ni es reserva, ni es federal.

– Importante para nuestra salud y la de nuestros hijos es el “sistema de salud” vigente, con la instauración sistemática de programas de vacunas claramente asesinas.

– Fundamental para nuestra salud es saber que la responsable de la Agencia Española de Seguridad -Alimentaria y Nutrición  sea Ángela López de Sá una antigua ejecutiva de Coca Cola, la multinacional que vende un producto cuya fórmula es secreta, cosa ilegal donde las haya, y que se lucra enfermando a la población con el cancerígeno aspartamo. ¿ Por qué es ella la más idónea?¿Quién ha colocado a esta señora ahí?  ¿Y a cambio de qué?

– Trascendente es que aceptemos que  nuestros hijos estén siendo sometidos a lavados de cerebro con la colaboración plena y dedicada del cuerpo docente, que pide “más escuela pública” y no cuestiona JAMÁS  ni una sola coma de ningún proyecto curricular a pesar de la evidencia de que la escuela obligatoria forma parte de un plan de esclavización de la población para que acepte voluntariamente su estado de sometimiento a las multinacionales y los monopolios.

Toda la morralla de corrupción con la que nos desayunamos cada mañana está claramente dirigida para deprimirnos y cortocircuitar nuestras posibles acciones ciudadanas como:

– organizarnos, formar asociaciones o partidos políticos para tomar el Congreso pero desde las urnas.

– unirnos a las plataformas ciudadanas que denuncian las prácticas mafiosas de las eléctricas

boicotear las grandes empresas dejando de consumir sus productos

– denunciar el curriculum oculto de los libros de texto en los juzgados de guardia responsabilizando a los directores de colegio por obligar a los alumnos a comprar semejante bazofia y llevando la copia de la denuncia al propio director del colegio.

-denunciar a los médicos que incitan a vacunar a recién nacidos con vacunas que no son seguras además de innecesarias.

– denunciar a la Agencia Española de Seguridad Alimentaria por permitir que se venda un producto cuya fórmula es secreta así como el endulzante aspartamo, declarado cancerígeno por numerosas universidades y científicos. 

– denunciar que está teniendo lugar una manipulación climática a escala global, con propósitos diversos, el más siniestro siendo sin duda el control de la propia vida humana. 

y más cosas que podemos hacer para decir NO

Mientras esperemos que sean otros los que luchen por nuestra salud, nuestros derechos, nuestra educación y nuestra libertad y nos limitemos a quejarnos de que los demás son unos corruptos infames, todo seguirá igual.

Así que

chicos, a ponerse las pilas.

Anuncios

EL PALO DE LA BANDERA

On 07/16/2012 · In Entradas

Ahora toca, como decía la leyenda, que se vayan todos. Destituir a los constituidos y no dejar un vacío de poder, lo que significa construir órganos democráticos de gestión de lo común, desde los municipios hasta las universidades. Una vez deslegitimado el poder establecido, ¿por qué seguir aceptando su lógica?

Por Marcos González Sedano

Así, a palo seco, nos están robando, y además tienen la desfachatez de decirnos que es por nuestro bien. “Le pego porque es mía”.

Primero se nos presentaron como víctimas extorsionadas que no tenían más remedio que aplicarnos unas medidas antisociales porque lo demandaba el dios mercado, y ahí empezaron a sacrificar nuestros derechos para saciar el apetito de sus amos los banqueros.

A partir de ese momento perdimos la soberanía política y desde los parlamentos empezaron a emanar leyes que dictaban los consejos de administración de los grupos de inversores y los ladrones de guante blanco institucionalizados del FMI y del Banco Central Europeo, con la colaboración de los tecnócratas de la Comisión Europea. Pero el robo no ha hecho más que empezar, y solo hay que seguir el manual que les están aplicando a Grecia, Irlanda, Portugal e Italia para saber los pasos que van a seguir contra nosotros.

Los mercaderes, los usureros, los diteros, los prestamistas, que caminan con traje y corbata o ropa informal, tienen como objetivo apoderarse del sector público rentable de los estados europeos y, de camino, precarizar las relaciones laborales llevándolas a parámetros del tercer mundo, y aumentar la tasa de explotación sobre las personas y el medio ambiente, aunque pueden dejar sobrevivir a sectores de aristocracia obrera en los segmentos de producción que ellos crean oportunos.

Lo mismo que la dolarización de la economía latinoamericana se utilizó para la rapiña de aquellos pueblos, el euro está jugando el papel de control económico por parte de las élites de los estados europeos.

Perdimos la soberanía política y ahora, con la intervención que acabamos de sufrir al aceptar las condiciones del préstamo de los 100000 millones de euros para salvar al sector privado bancario español y a sus acreedores franceses, alemanes, finlandeses, holandeses…, perdemos también la soberanía económica.

La deuda no solo es externa, es eterna. Sencillamente es impagable. De España como proyecto político, social, económico y humano solo quedan el palo de la bandera y “la roja”, y con eso no se come.

El parlamento español es un cascarón de nuez que va a la deriva y nosotros somos las aguas sobre las que navega. En estas cabe preguntarse: “¿para qué los parlamentos, los ayuntamientos, las diputaciones si los tecnócratas designados por el FMI, el BCE y la Comisión Europea van a dirigir nuestras vidas?, ¿para qué esta pseudodemocracia?. Ellos ya tienen las respuestas, ¿y nosotros?, ¿las tenemos?

Sin soberanía política, sin soberanía económica y entregados a las oligarquías de la UE y de EE.UU. por las elites locales como si fuéramos una colonia moderna, ¿qué podemos hacer? El objetivo debería ser, en principio, recuperar lo perdido. Pero, ¿para qué? Y ¿para quién? ¿Para la recomposición de la vieja España? ¿Para que la relación entre los de abajo y los de arriba siga siendo la misma? ¿Para que el modelo de desarrollo sea igual de depredador y de antidemocrático?

La respuesta a estas preguntas es distinta según la posición ideológica de la que se parta. Por una parte está la socialdemocracia de izquierdas, con sus viejos clichés, intentando organizar el frente de masas, el frente político, e identificando un enemigo común al que combatir, en este caso el neoliberalismo. En definitiva estarían hablando de reformar lo irreformable, porque las condiciones históricas que dieron paso al estado del bienestar ya no existen. La otra posición sería la que ha emanado del 15M.

La marcha de los mineros sobre Madrid ha puesto sobre la mesa una disyuntiva: negociación o ruptura. Teniendo en cuenta que las elites ya rompieron el pacto social de forma unilateral, la negociación no tiene sentido como estrategia, y por ende la ruptura tampoco: ya se ha producido.

Ahora toca, como decía la leyenda, que se vayan todos. Destituir a los constituidos y no dejar un vacío de poder, lo que significa construir órganos democráticos de gestión de lo común, desde los municipios hasta las universidades. Una vez deslegitimado el poder establecido, ¿por qué seguir aceptando su lógica?

Si el rector de una de las universidades de Madrid aplica el decreto que saca Esperanza Aguirre contra los trabajadores y estudiantes universitarios y no se pone al frente de las reivindicaciones de los afectados, que fueron los que le pusieron en su puesto, ¿por qué no destituirlo y nombrar democráticamente a otro que convierta las reivindicaciones de los afectados en un plan de gobierno?

Si los parlamentos y los ayuntamientos legislan contra los ciudadanos, ¿por qué no crear parlamentos y municipios de ciudadanos? ¿A quién hay que esperar para ponerse a cultivar los campos baldíos si los jornaleros no tienen acceso a la subsistencia porque el gobierno les retira el subsidio de desempleo? ¿A quién hay que esperar para negarse a parar la producción de una fábrica viable porque la UE la quiere cerrar? Y así un largo etcétera. Desobediencia civil como respuesta frente al robo institucionalizado. Empoderamiento de la sociedad.

Lo que digo da vértigo, ¿verdad? A mí también. Pero lo que están haciendo con nosotros me pone enfermo. Rompamos pues su lógica e implantemos la nuestra. Y caminemos hacia un proceso constituyente, el de los de abajo, el del pueblo, con unas nuevas formas de relación y de producción más democráticas y solidarias.

RESCATEMOS AL MUNDO CON AMOR, 100.000.000.000 DE ABRAZOS.

Aprovechando el rescate de España y el divertido fin de semana que han tenido nuestros políticos, quiero reflexionar un poco, sólo un poco, sobre la enorme mentira en la que vivimos.

Quiero hacerlo sin culpar a nadie, todo lo contrario, voy a intentar compadecer a aquellos que nos gobiernan. No a nuestros políticos que directamente vemos diariamente por televisión, que al fin y al cabo hacen lo que se les dice, sino a aquellos otros que están escondidos en el anonimato y que su “no hacer” consigue los frutos que todos estamos viviendo.

Su no hacer significa que podrían hacer cambiar nuestro modelo de sociedad en unas pocas semanas a nivel mundial, pero no lo hacen.

¿Por qué?

Creo que no son felices, que están tan dormidos, los pobres, que vibran tan tan bajo que no saben sonreir. Creo que tienen tanto miedo a perder su dinero y sus propiedades, su imperio, que no se atreven a salir a la calle, es un medio agresivo, y así lo compran todo a su alrededor para conseguirse algo de seguridad. Son pobrecitos de espíritu, almas tristes que han sufrido tanto que no saben ya ni dónde están. Pero por fuera son grandes hombres y mujeres con una firme moral y principios, con sólida reputación familiar avalada por generaciones.

Podemos hablar de los… no importa, lo que importa es cuándo despertarán, y si despertarán en esta dimensión o ya en otra. Lo que importa es si sus herederos ya han despertado o no, y si van a perpetuar el legado de opresión y engaños, de intereses y avaricias, de burlas y torpezas a las que nos han acostumbrado sus mayores.

Veo grandes fortunas vacías de amor, veo parejas que se odian pero que viven bajo los mismos techos de riqueza para mantener ese horroroso honor, veo personas que se esconden… que temen, que huyen.

Cuando pienso en lo que nos está ocurriendo en España se me escapa una sonrisa y pienso “Vaya, parece que por fin vamos a cambiar el sistema” y es que realmente creo que cada día el fin está más cerca. El fin de los que nos están chupando la sangre a la mayoría, de esos de los que hablaba más arriba. Y no me resulta agradable, porque todos los finales tienen cosas buenas, pero también cosas malas y cosas regulares.

Todos ya sabemos cómo ha acontecido la cadena de inseguridades y mentiras de nuestro presidente y ministros de turno. Hace 5 días todos decían que no veían necesario un rescate, era evidente que sí, pero ¿Por qué lo decían? No lo decían a los ciudadanos, no pretendían calmar al pueblo, lo decían para que los “mercados” confiasen y continuasen comprando deuda española con sus fortunas, para que continuasen invirtiendo en España, comprando acciones en la bolsa…

Pero ¿Quienes son los mercados? Detrás de esta indefinición hay personas, si, si, muchas empresas, pero detrás del todo son personas, ricas y poderoas que utilizan su fortuna para crear más y más fortuna. Digamos que su materia prima es el dinero para crear más dinero.

¿Cómo? comprando deuda aquí y vendiéndola allí, arriesgando un poco de su capital cuando una empresa baja sus cotizaciones, comprando y esperando a que suban para luego vender…

¿A quién? A otros como ellos, y a veces incluso a ellos mismos de nuevo. Son 4 y el de la guitarra, y están escondidos en sus casas comprando y vendiendo a golpe de teléfono vía satélite, todos se conocen y todos acuerdan qué país va a la ruina, acuerdan el precio del petróleo, acuerdan si un gobierno gana las elecciones y qué van a obtener a cambio. Intentan manipularlo todo para obtener más y más dinero, no tienen límite.

¿Para qué? En el fondo para nada, para absolutamente nada, no saben hacer otra cosa. Muchos de ellos vivieron la segunda guerra mundial (no lo pongo en mayúsculas porque me avuergüenza) en situaciones de peligro, angustia e incluso de pobreza y en su momento decidieron que si podían, cuando fuesen mayores, dominarían el mundo. Bien, pues algunos lo han conseguido, pero se han traído consigo ese miedo, esa baja vibración, ese dolor que es el que ahora vive en el espíritu de nuestra economía mundial, llena de explotaciones, guerras por recursos, tráfico de armas, extorsiones, muerte, mentira y desolación.

Veo como unos señores y señoras de otros países le dejan 100.000.000.000 (cien mil millones de euros) a otro país a un interés del 3%, eso supone que España pagará 3.000.000.000 (tres mil millones) a esos países en concepto de beneficio, lo que no deja de ser vergonzante. Esos señores contiúnan obteniendo beneficios por todo.

Imagino que viene mi vecino a pedirme prestados 100 euros porque tiene una enorme urgencia para comprar comida porque no ha cobrado todavía su nómina, y yo le digo, toma, te dejo los cien euros pero cuando cobres me tendrás que devolver los 100 y darme 3 euros (porque yo lo valgo)… Yo estaría siendo mala, muy mala persona!!.

¿No lo ves así?

¿A qué estamos jugando?

¿Qué estamos dando por lógico en este juego?

¿Por qué es normal el concepto de “interés”?

¿Por qué tengo que obtener “beneficios” siempre y por todo?

¿Quién y por qué nos ha enseñado esto?

¿Desde cuándo ocurre?

¿Por qué y cuándo no ocurría y cómo era la sociedad de entonces?

¿No te surgen preguntas?

Continúo…

Veo que el importe del dinero prestado está destinado a cubrir las pérdidas de la banca española.

Sé que la banca española, al igual que la banca mundial, son empresas privadas. Esto quiere decir que negocian con el dinero y obtienen un beneficio de su préstamo. Además también sé que la banca no tiene respaldo en oro suficiente para avalar todo el dinero que imprime, por lo que deduzco que nos están engañando. Los bancos del mundo deberían ser parte de los estados, públicos, de todos. Se acabaría el problema.

Pero si unos señores de otros países que supuestamente están fenomenal de dinero han decidido prestarle dinero (que no existe) a la banca española, lo normal es que realizasen unos contratos PRIVADOS con los bancos que necesiten los fondos y se comprometan a devolverlos, ya que esos bancos son EMPRESAS que reparten BENEFICIOS a sus PROPIETARIOS que son los ACCIONSITAS. Bien, pues no es así.

Esos señores de otros países deciden que el dinero se lo prestan al ESTADO, o sea a todos los españoles (que las ven pasar volando en los telediarios), de manera que si esos BANCOS PRIVADOS que son EMPRESAS, no cumplen con la devolución de los préstamos a quien van a EXIGIR el PAGO DE LA DEUDA es a TODOS LOS ESPAÑOLES.

Esto es lo que está ocurriendo.

Después veo que, claro, estas decisiones las han tomado unas personas, también hechas de carbono como yo, que comen y duermen como yo, y me dicen que lo hacen por el bien de todos, para que todo funcione mejor, para que la sociedad avance y se más justa y solidaria, para que todos tengamos igualdad de oportunidades y vivamos en una sociedad libre e igualitaria, pero sinceramente no lo entiendo. Visto así no lo entiendo porque hacen una cosa y dicen lo contrario.
Creo que nos están engañando, y és más, creo que ellos lo saben pero que como somos tantos y no todos pensamos, saben que todavía tienen tiempo para seguir mintiendo.

Creo que se amparan en nuestro número y creo que eso también es lo que más pánico les da, nuestro ingente número. Digamos que mantenemos una proporción de varios millones a uno. Es mun fácil orgnzarse en un grupo de 10 e incluso de 100 personas, pero cuando el grupo es de 7.000.000.000 (siete mil millones) de personas, la cosa cambia. Ellos quizás sean en total, dejando sólo a los que realmente mueven los hilos, unos 100, quizás menos, y con sirvientes de primer nivel puede que lleguen a los 20.0000 ó 30.000 en todo el mundo. Hablemos del G-8, del club bildelberg y de las 4 familias repartidas por el mundo, amén de algunas monarquías europeas que vagan por las tinieblas.

Estas personas están ciegas y sordas, borrachas de dinero y poder, pero vacías, completamente vacías de amor, de compasión, de vergüenza, de humildad… porque nadie se lo ha enseñado, porque nadie ha podido acercarse para enviarles amor. Todos los que se les acercan van buscando lo mismo y esas pobres almas lo saben, por eso no dudan en matar a quien ose arrebatarles su propiedad. Pero nuestra realidad no es así, nosotros somos almas buenas que pacientemente soportamos tanto abuso.

Creo que cuando todos los que somos lo decidamos de corazón, podremos acabar con esto, de un día para otro, y para eso lo mejor que podemos hacer es dar amor a quien tenemos al lado, como las abejas que agitan sus alas todas a la vez y bajan la temperatura del panal varios grados.

Nuestro amor, pequeño pero constante, nuestra compasión gota a gota, día a día, conseguirá que en algún momento cada vez más personas en el mundo vibremos en la frecuencia del amor, y entonces, querido amigo, querida amiga, los tendremos rodeados y verán lo equivocados que estaban. Entonces sólo podrán reconocer que tenían miedo y nos abrazarán llorando y pidiendo perdón.

Entonces el mundo será libre y feliz y podremos construir de nuevo todo aquello que queramos sin temer a nadie y sin avergonzarnos de nada.

Ese es el nuevo mundo que yo me imagino y el que intento crear cada día desde mi densidad, y ese es el modelo que te enseño para que tú construyas el tuyo, con tus propias ideas y valores.

Con todo mi amor, Wabbbla

LA RESERVA FEDERAL Y EL LOBBY DE WALL STREET

Autor:

Estudiante de Economía en la Universidad de Extremadura.

 http://aldeaspotemkin.blogspot.com/2011/08/la-reserva-federal-y-el-lobby-de-wall.html
El Sistema de la Reserva Federal es el sistema de bancos centrales de los Estados Unidos. El Congreso creó la Reserva Federal por medio del engaño a través de un acta del congreso en 1913, meses antes de la 1ºGuerra Mundial, para hacer creer a los estadounidenses que el banco central de EEUU opera para el interés público, cuando lo cierto es que la FED es un banco privado perteneciente a accionistas privados y que funciona para las ganancias de estos accionistas, es decir, La FED es privada y con ánimo de lucro. Sus cuentas nunca han sido auditadas y operan al margen del control del congreso de los EEUU, manipulando el crédito del estado estadounidense.
La Reserva Federal se compone de 12 Bancos de la Reserva Federal en USA, cada uno sirviendo a una región específica del país; y el Cuerpo de Sociedades de Bolsa en Washington, creado para supervisar el Sistema de la Reserva Federal. Para cumplir con su misión, la Reserva Federal funciona como un banco para los bancos y, como el banco del gobierno, sirve de regulador de instituciones financieras y, como administrador del dinero de la nación, cumpliendo con una amplia variedad de funciones que afectan la economía, el sistema financiero, y en última instancia, a cada uno de nosotros.
Cada uno de los 12 Bancos Federales proporciona servicios a instituciones financieras similares a los servicios que los bancos e instituciones de ahorro proporcionan a las empresas y a los individuos
 La junta de la FED es más poderosa que el presidente y que el congreso. La FED es el mayor prestamista individual del gobierno, el deudor es sirviente del prestamista y como afirmó recientemente el premio Nobel de economía Joseph Stiglitz “el endeudamiento es el esclavismo del siglo XXI”.
Del mismo modo que un individuo puede tener una cuenta en un banco, el Tesoro de los Estados Unidos mantiene una cuenta corriente bancaria en la Reserva Federal a través de la cual se manejan los depósitos de impuestos federales entrantes y los (más…)

RAFAPAL ENTREVISTA A ANTONIO GARCÍA TREVIJANO

Antonio García Trevijano, es ideólogo del movimiento por la “República constitucional”. Y no tiene pelos en la lengua para explicar su punto de vista sobre lo que está ocurriendo ahora.

19-J MANIFESTACIÓN NACIONAL: TODOS A LA CALLE. PAREMOS ESPAÑA!

Escucha esto:

STÉPHANE HESSEL: “¡INDIGNAOS!”

Stéphane Hessel, ¡¡un gran hombre, ejemplo de ética!!

El libro “¡Indignaos!” ha despertado un insólito fenómeno de lectura en Francia, donde ha vendido más de un millón de ejemplares y lleva tres meses en las listas de ventas . . .

STEPHANE HESSEL, ! ! 93 tacos en la chepa ¡ ¡
No dejéis de leerlo, ancianos como este deberían formar el gobierno del planeta.

http://www.youtube.com/watch?v=GXXiOPVEUj8

http://www.youtube.com/watch?v=zf1RGoHOJ_M

http://conspiraciones.blog.com.es/2011/02/16/texto-integro-de-indignaos-de-hesse-10607025/

A continuación el texto íntegro:

¡INDIGNAOS!

Después de 93 años, estoy cerca del final. El final para mi ya no está muy lejos. Pero todavía permítanme recordar a otros que actuaron basados en mi compromiso político. Fueron los años de resistencia a la ocupación Nazi — y el programa de derechos sociales elaborado hace 66 años atrás por el Consejo Nacional de la Resistencia.

Es a Jean Moulin [miembro asesinado del Consejo] a quien le debemos como parte de este Consejo, la unidad de todos los elementos de la Francia ocupada — los movimientos, los partidos, los sindicatos — para proclamar su membresía en la Francia combatiente, y le debemos esto al único líder que lo reconoció, el general Charles de Gaulle. Desde Londres donde me uní a de Gaulle en Marzo de 1941, aprendí que este Consejo había completado un programa lo adoptó el 15 de Marzo de 1944, que ofrece para la Francia liberada un grupo de principios y valores en los que descansaría la moderna democracia de nuestro país.

Estos principios y valores los necesitamos más que nunca. Es hasta que nosotras lo veamos, todas juntas, que nuestra sociedad se vuelva una de la que estemos orgullosos, no esta sociedad de inmigrantes sin papeles — expulsiones, sospechas respecto a los inmigrantes. No esta sociedad donde se cuestiona la seguridad social y los planes de pensiones y salud nacionales. No esta sociedad donde los medios masivos están en manos de los ricos. Son cosas en las que nos habríamos negado a ceder si fuesemos los herederos verdaderos del Consejo Nacional de la Resistencia.

Desde 1945, después de un horroroso drama [La 2ª Guerra] hubo una ambiciosa resurrección de la sociedad a la que el mismo remanente del contingente del Consejo de la Resistencia se dedicó. Recordemosles mientrsa creaban un programa de salud nacional y de pensiones tal como la Resistencia quería, como su programa estipulaba, “un plan completo de salud nacional y seguridad social, apuntado a asegurar a todos los ciudadanos y ciudadanas los medios de subsistencia cuando sea que estén incapacitados para encontrar un trabajo; una jubilación que permita a los viejos trabajadores terminar sus días con dignidad.

Las fuentes de energía, electricidad, y gas, minas, los grandes bancos, fueron nacionalizados. Ahora esto fue como el programa recomendaba: “… el retorno a la nación de los monopoilizados medios de producción, frutos del trabajo común, fuentes de energía, riqueza de las minas, de compañías de seguros y de los grandes bancos; la institución de una verdadera democracia económica y social involucra la salida de los grandes feudos económicos y financieros de la dirección de la economía.”

El interés general debe dominar sobre los intereses especiales. El hombre justo cree que la riqueza creada en la esfera del trabajo debe dominar sobre el poder del dinero.

La Resistencia propuso, “una organización racional de la economía asegurando la subordinación de los intereses especiales a los intereses generales, y la emancipación de los “esclavos” de la dictadura profesional que fue instituída en los estados facistas,” que había usado el gobierno interino [por dos años después de la guerra] de la república como un agente.

Una verdadera democracia necesita una prensa independiente, y la Resistencia lo sabía, lo demandaba, defendiendo “la libertad de prensa, su honor y su independencia del Estado, el poder del dinero y la influencia extranjera.” Esto es lo que alivió las restricciones a la prensa desde 1944. Y la libertad de prensa está definitivamente en peligro hoy.

La Resistenica solicitó una “real posibilidad para que todos los niños y niñas franceses se beneficien de la más avanzada educación” sin discriminación. Las reformas ofrecidas en el 2008 van contra este plan. Jóvenes profesores y profesoras, cuyas acciones apoyo, llegaron al extremo de negarse a aplicarlas, y vieron sus salarios reducidos como forma de castigo. Se indignaron, “desobedecieron”, juzgando esas reformas demasiado alejadas del ideal de una escuela democrática, muy al servicio de una sociedad de comercio y no desarrollando la mente inventiva ni crítica suficiente.

Todas las fundaciones de la conquista social de la Resistencia están amenazadas hoy.

El motivo de la Resistencia: Indignación.

Alguno se atreverá a decirnos que el Estado no puede afrontar los gastos de estas medidas para ciudadanos nunca más. ¿Pero cómo puede existir hoy una falta de fondos para apoyar y extender estas conquistas si la producción de riqueza ha aumentado considerablemente desde el periodo de la Liberación cuando Europa estaba en ruinas? Al contrario, el problema es el poder del dinero, tan opuesto por la Resistencia y el gran hombre egoísta, con sus propios sirvientes en las altas esferas del Estado.

Los bancos privatizados de nuevo, han probado estar más preocupados de sus dividendos y de los altos sueldos de sus líderes que del interés general. Esta disparidad entre los más pobres y los más ricos nunca había sido tan grande, ni amasar fortunas y la competición tan incentivado.

¡El motivo básico de la Resistencia fue la indignación!

Nosotros, los veteranos de los movimientos de resistencia y de las fuerzas de combate de la Francia Libre, llamamos a la generación joven a vivir, transmitir, el legado de la Resistencia y sus ideales. Les decimos: Tomen nuestro lugar, ¡Indígnense!

Los líderes políticos, económicos e intelectuales y la sociedad no tienen que ceder ni permitir la opresión de una dictadura internacional real o de los mercados financieros que amenazan la paz y la democracia.

Deseo para todas las personas, para cada una que tengan sus propios motivos de indignación. Es invaluable. Cuando alguien te atropella como era atropellado por el Nazismo, la gente se vuelve militante, fuerte y comprometida. Ellos se unen a este momento histórico y los grandes momentos de la historia deben continuar gracias a cada individuo. Y este momento conduce a más justicia, más libertad, pero no a esa libertad ilimitada del zorro en el gallinero. Los derechos contenidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos de 1948 son justamente eso, universales.

Si te encuentras con un desfavorecido, siente pena por él pero ayúdale a ganar sus derechos.

Dos visiones de la historia

Cuando trato de entender qué causó el fascismo, lo que lo hizo que tantos fueran dominados por Hitler y el régimen de Vichy, me digo a mi mismo que los propietarios, con sus egoísmos estaban tremendamente asustados con la revolución Bolchevique. Se les permitió liderar con sus miedos.

Pero si, hoy como entonces una activa minoría se levanta, será suficiente; debemos ser la levadura que hace que el pan suba. Ciertamente, la experiencia de una persona muy vieja como yo, nacida en 1917, es diferente a la experiencia de la gente joven de hoy en día. Yo a menudo le pido a profesores la oportunidad de interactuar con sus estudiantes y les digo: No tienen las mismas obvias razones para comprometerse. Para nosotros resistir era no aceptar la ocupación alemana, vencer. Esto fue relativamente sencillo. Simple como lo que siguió la descolonización. Entonces vino la guerra en Argelia.

Era necesario que Argelia fuese independiente, era obvio. En cuanto a Stalin, aplaudimos la victoria del Ejército Rojo contra los Nazis en 1943. Pero ya sabíamos de las atrocidades stalinistas de 1935, e incluso si era necesario mantener los oídos abiertos hacia el comunismo para compensar el capitalismo estadounidense, la necesidad de oponernos a esta insoportable forma de totalitarismo se había establecido como una perogrullada. En mi larga vida presencié una sucesión de motivos para indignarme.

Estas razones nacieron menos de una emoción que de un compromiso deliberado. Como estudiante de una escuela normal [una escuela de magisterio] fui muy influenciado por Sartre, un compañero de estudios. Su “La náusea” [Una novela], “El Muro” [Un drama] y “El Ser y la Nada” [un ensayo] fueron muy importantes en el entrenamiento de mi pensamiento. Sartre nos enseñó “Ustedes son responsables como individuos”. Ese fue un mensaje libertario. La responsabilidad de una persona no puede ser asignada por el poder o una autoridad. Al contrario, es necesario estar involucrado en el nombre de la responsabilidad de uno como ser humano.

Cuando entré en la French Ècole Normale Superieure, en la calle Ulm en París en 1939, entré como un ferviente adherente del filósofo Hegel, y adherí al pensamiento de Maurice Merleau-Ponty. Su enseñanza explora la experiencia concreta, la del cuerpo y sus relaciones con los sentidos, una gran sensación singular enfrentada con una pluralidad de sensaciones. Pero mi optimismo natural que busca que todo lo deseable sea posible, me llevó más bien a Hegel. El Hegelismo interpreta la larga historia de la humanidad como teniendo un significado: Es la libertad del hombre progresando paso a paso. La historia se hace de sucesivos choques y la toma en consideración de los desafíos. La historia de las sociedades y por lo tanto, de los avances, y al final el hombre ha alcanzado su plena libertad, tenemos en el estado democrático su forma ideal.

Este es ciertamente otro entendimiento de la historia. Dice que el progreso está hecho de “libertad”, luchando por “siempre más”; esto puede ser como si viviésemos en un huracán devastador. Así es como se lo representaba a un amigo de mi padre, el hombre que compartió conmigo un esfuerzo por traducir al alemán “En busca del tiempo perdido” [novela] de Marcel Proust.

Él era el filósofo alemán Walter Benjamin. Había elaborado una visión pesimista de una pintura de Paul Klee, un pintor suizo, el “Angelus Novus”, donde la cara del ángel abre los brazos para contener y empujar una tempestad, que él identifica con el progreso. Para Benjamin, que se suicidaría en Septiembre de 1940 para escapar del Nazismo, el sentido de la historia es la progresiva dominación de un desastre tras otro.

Indiferencia: La peor de las actitudes.

Es verdad que las razones para estar indignadas pueden verse hoy menos claramente relacionadas o el mundo se ha vuelto demasiado complejo. ¿Quién está haciendo el ordenamiento, quién lo decide? No es siempre sencillo diferenciar entre todas las corrientes que nos gobiernan. No estamos lidiando con una pequeña elite cuyas actividades pueden ser fácilmente visibles. Este es un mundo vasto, en el cual tenemos una sensación de interdependencia. Vivimos en una interconectividad como nunca antes. Pero en este mundo todavía hay cosas intolerables. Para verlas, es bueno y necesario mirar, buscar. Le digo a los jóvenes, busquen poco y eso es lo que van a encontrar. La peor de las actitudes es la indiferencia, decir “No puedo hacer nada contra eso. Ya me las arreglaré para salir adelante.” Por incluirte a ti mismo en esto, pierdes uno de los elementos que hacen al ser humano: la facultad de indignarse y el compromiso que es una consecuencia de lo primero.

Ellos y ellas [las personas jóvenes] pueden desde ya identificar dos grandes desafíos nuevos:

1. La gran brecha que existe entre los más pobres y los m?a ricos y que no cesa de crecer. Es una innovación de los siglos 20 y 21. Los más pobres en el mundo de hoy ganan apenas dos dólares al día. Las nuevas generaciones no pueden dejar que esta brecha se vuelva mayor. Los reportes oficiales por sí solos deberían provocar un compromiso.

2. Derechos humanos y estado del planeta: Tuve la oportunidad después de la Liberación de participar en la escritura de la Declaración UNiversal de los Derechos Humanos, adoptada por la Organización de las Naciones Unidas, el 10 de Diciembre de 1948 en París en el Palacio de Chaillot. Fue como secretario privado principal de Henry Laugier, el Secretario General adjunto de la ONU, y como secretario de la Comisión sobre Derechos Humanos que yo con otros participamos en la redacción de esta declaración. No sabría cómo olvidar el rol en su elaboración de René Cassin, quien fue comisionado nacional de justicia y educación en el gobierno de la Francia Libre en Londres en 1941 y ganó el Premio Nobel en 1968, ni el de Pierre Mendès-France en el Consejo Económico y Social a quien le enviábamos los borradores que producíamos antes de ser considerados por el Tercer Comité (Social, Humanitario y Cultural) de la Asamblea General. Fue ratificado por los 54 estados miembros en sesión de las Naciones Unidas y yo lo certifiqué como secretario.

Es a René Cassin a quien le debemos el concepto de “derechos universales” en vez de “derechos internacionales” como lo planteaban nuestros amigos estadounidenses y británicos. Esto [universal en vez de internacional] fue clave porque, al final de la Segunda Guerra mundial, lo que estaba en juego era lo que iba a ser emancipado de las amenazas del totalitarismo que había pesado sobre la humanidad.

Para llegar a ser emancipado era necesario obtener de los estados miembros de la ONU una promesa de respetar estos derechos universales. Esto fue una forma de tratar de burlar el argumento de “soberanía total” que cada nación enfatiza mientras se dedica a provocar violaciones contra la humanidad en su propio suelo. Tal sería el caso de Hitler quien se sentía con un poder supremo y autorizó a provocar un genocidio. Esta declaración universal le debe mucho a la repulsión universal hacia el Nazismo, el fascismo y el totalitarismo — y le debe un montón, en nuestras mentes al espíritu de la Resistencia.

Tenía la sensación de que era necesario moverse rápidamente para no ser engañados por la hipocresía que había en la composición de la ONU, algunos que reclamaban que esos valores ya estaban ganados no tenían intención alguna de promoverlos fielmente — afirmaban que nosotros tratábamos de imponerles valores en la declaración.

No puedo resistirme al deseo de citar el artículo 15 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos (1948): “Toda persona tiene el derecho a una nacionalidad.” El artículo 22 dice: “Toda persona, como miembro de la sociedad, tiene derecho a la seguridad social, y a obtener, mediante el esfuerzo nacional y la cooperación internacional, habida cuenta de la organización y los recursos de cada Estado, la satisfacción de los derechos económicos, sociales y culturales, indispensables a su dignidad y al libre desarrollo de su personalidad.” Y si bien esta afirmación tiene un alcance declarativo y no legal, ha jugado un papel muy importante desde 1948. Esto llevó al pueblo colonizado a pelear por su independencia; esto sembró en sus mentes una batalla por la libertad.

Noto con satisfacción que en el curso de las últimas décadas ha habido un aumento en las Organizaciones No Gubernamentales (ONGs) y en movimientos sociales como ATTAC (Asociación por una Tasa a las Transacciones financieras especulativas y la Acción Ciudadana) o como la FIDH (Federación Internacional de Derechos Humanos) y Amnistía Internacional que son activos y competitivos. Es obvio que para ser efectivos hoy es necesario actuar en red, usar todos los medios de comunicación modernos.

A la gente joven le digo: Miren alrededor, encontrarán temas que justifiquen su indignación — hechos acerca del tratamiento de inmigrantes, de inmigrantes “ilegales”, de gitanos. Encontrarán situaciones concretas que les llevan a fortalecer su acción ciudadana. ¡Busquen y encontrarán!

Mi indignación por lo que ocurre en Palestina.

Hoy mi mayor indignación tiene que ver con Palestina, la Franja de Gaza y Cisjordania. Este conflicto es indignante. Es absolutamente esencial leer el reporte de Richard Goldstone, de Septiembre del 2009, en Gaza, en que un juez sudafricano y judío que afirmaba aun ser un sionista, acusó al ejército israelí de haber cometido “actos comparables a crímenes de guerra y quizás en determinadas circunstancias, crímenes contra la humanidad” durante su “Operación Plomo Fundido” que duró 3 semanas.

Volví a Gaza en 2009 cuando pude entrar con mi esposa gracias a nuestros pasaportes diplomáticos, para estudiar de primera mano lo que el reporte decía. La gente que nos acompañaba no fue autorizada a entrar en la franja. Allí y en Cisjordania. También visitamos el refugio de palestinos establecido por la UNRWA desde 1948, donde más de 3 millones de palestinos fueron expulsados desde sus tierras en Israel, esperando todavía un cada vez más problemático retorno.

En cuanto a Gaza, esto es como una cárcel sin techo para un millón y medio de palestinos. Una prisión donde la gente se organiza para sobrevivir. A pesar de la destrucción material como la del Hospital de la Media Luna Roja por la Operación Plomo Fundido, esta el comportamiento de sus habitantes, su patriotismo, su amor por el mar y las playas, su constante preocupación por el bienestar de sus niños, que son innumerables y alegres, que permanecen en mi memoria. Estábamos impresionados con cuán ingeniosamente ellos enfrentaban todas las carencias que les han sido impuestas. Les vimos hacer ladrillos, por falta de cemento, para reconstruir las miles de casas destruídas por los tanques. Ellos nos confirmaron que hubieron 1.400 muertos — incluyendo mujeres, niños y ancianos en el campo palestino — durante esta “Operación Plomo Fundido” llevada a cabo por el ejército israelí, comparada con tan sólo 50 personas heridas en el lado israelí. Comparto las conclusiones del juez sudafricano. Que estos judíos puedan, ellos mismos, perpetrar crímenes de guerra es insoportable. Ay, la historia no nos da ejemplos suficientes de gente que extrae lecciones desde su propia historia.

¿Terrorismo o exasperación?

Sé que Hamas [partido de los luchadores de la libertad palestinos], que ha ganado las últimas elecciones legislativas, puede no ayudarlos que cohetes sean lanzados sobre ciudades israelíes en respuesta a la situación de aislamiento y bloqueo en que los gazanos viven. Pienso naturalmente que el terrorismo es inaceptable; pero es neceario admitir (desde la experiencia en Francia) que cuando el pueblo está ocupado por fuerzas inmensamente superiores a ellos mismos, la reacción popular no puede ser totalmente pacífica.

¿Le es útil a Hamas lanzar cohetes hacia Sdérot [pueblo israelí al otro lado de la frontera con la franja de Gaza]?

La respuesta es no. Esto no sirve a sus propósitos pero ello puede explicar esto como una muestra de la exasperación de los gazanos. Bajo la noción de exasperación, es necesario entender la violencia como la lamentable conclusión de situaciones inaceptables a las cuales han sido sometidos.

Por lo tanto, ellos pueden llamarlo, terrorismo como una forma de exasperación. Y este llamado “terrorismo” es un nombre inapropiado. Uno no debería tener que recurrir a esta exasperación, pero hay que tener esperanza. La exasperación es una negación de la esperanza. Es comprensible, diría que es casi natural, pero aún es inaceptable. Porque esto no permite a adquirir resultados que la esperanza posiblemente puede eventualmente producir.

No violencia: El caminio que debemos aprender a seguir.

Estoy persuadido a que el futuro le pertenece a los no violentos, la reconciliación de diferentes culturas. Es por esta vía que la humanidad entrará a su siguiente etapa. Pero en esto estoy de acuerdo con Sartre: No podemos excusar a los terroristas que lanzan bombas, pero podemos entenderlos. Sartre escribió en 1947: “Reconozco que la violencia en cualquier forma que pueda manifestarse es un revés. Pero es un revés inevitable porque estamos en un mundo de violencia. Y si bien es cierto que el riesgo de recurrir a la violencia es permanente, es también cierto que es el medio seguro para hacerla detenerse.”

A esto añadiría que la no-violencia es una segura forma de hacer que la violencia se detenga. Uno no puede tolerar el terrorismo, usando a Sartre o en el nombre de este principio, durante la guerra de Argelia ni durante los juegos olímpicos de Munich en 1972, en el intento de asesinato contra los atletas israelíes. El terrorismo no es productivo y Sartre mismo se preguntaría al final de su vida sobre el sentido de la violencia y dudar de su razón de ser.

Sin embargo, proclamar “la violencia no es efectiva” es más imporante que saber si uno debe condenar o no a quienes se dedican a esto. El terrorismo no es efectivo. En la noción de la efectividad, una esperanza no sangrienta es necesaria. Si hay una esperanza violenta, está en el poema de William Appollinaire “la esperanza es violenta” y no en la política.

Sartre, en Marzo de 1980, a tres semanas de su muerte declaró: “Es necesario tratar de explicar por qué el mundo de hoy, que es horrible, es sólo un instante en un largo desarrollo histórico, que la esperanza siempre ha sido una de las fuerzas dominantes en revoluciones e insurrecciones y cómo todavía siento esperanza como mi concepción de futuro.

Es necesario entender que la violencia se opone a la esperanza. Es necesario preferir la esperanza, esperanza por sobre la violencia. La no-violencia es el camino que debemos aprender a seguir. También los opresores.

Es necesario llegar a negociaciones para quitar la opresión; esto es lo que permitirá no tener más violencia terrorista. Por lo tanto no debemos permitir que se acumule demasiado odio.

El mensaje de Mandela y Martin Luther King encuentra toda su pertinencia en el mundo que ha superado la confrontación de ideología [p.e. Nazismo] y el totalitarismo conquistador [p.e. Hitler]. Esto es también un mensaje de esperanza en la capacidad de las sociedades modernas de sobreponerse a conflictos por medio del mutuo entendimiento y una paciente vigilancia. Para alcanzar este punto es necesario basarse en derechos, en vez de violaciones, quien sea el autor, debe causar nuestra indignación. No hay que transar estos derechos.

Por una insurrección pacífica.

He apreciado, y no soy el único, la reacción del gobierno israelí cuando por la forma en que cada viernes los ciudadanos de Bil’in protestaban sin usar piedras ni la fuerza hasta el muro de separación. Las autoridades israelíes calificaron esto como un “terrorismo no sangriento”. Esto es algo bueno… Es necesario ser israelí para calificar la no violencia como terrorista. Es especialmente necesario para ser incómodos [como le resultaba a los israelíes] por la eficacia de la no-violencia, que se encuentra para provocar apoyo, entendimiento — el apoyo de todas las personas que en el mundo son adversarias de la opresión.

El pensamiento productivista, impulsado por Occidente condujo al mundo a una crisis de la que debe salir a través de una radical ruptura con el concepto de “crecer” no solo en el campo financiero sino también en el dominio de las ciencias y la tecnología. Ya es el momento de que las preocupaciones acerca de la ética, la justicia y el equilibrio duradero (económico y medio ambiental) prevalezcan. Porque son los riesgos más serios que nos amenazan. Ellos pueden poner fin a la aventura humana en el planeta, que puede llegar a ser inhabitable para los humanos.

Pero sigue siendo cierto que el progreso más importante fue hecho después de 1948 [año de la fundación de la ONU y la declaración de los Derechos Humanos]: descolonización, el fin del apartheid, la destrucción del imperio soviético, la caída del muro de Berlín. Por otro lado, los diez primeros años del siglo XXI fueron un periodo de degeneración. Esta degeneración es explicada en parte por la presidencia de George Bush, los eventos del 11 de Septiembre y desastrosas consecuencias que involucran a los Estados Unidos, tales como la intervención militar en Iraq.

Tenemos esta crisis económica, pero todavía no iniciamos una nueva política de desarrollo. Del mismo modo, la cumbre de Copenhagen contra el cambio climático no produjo una política real para la preservación del planeta.

Estamos en el umbral entre el terror de la primera década y las posibilidades de las décadas que siguen. Pero es encesario tener esperanza, es siempre necesario. La década anterior, la de los noventa, ha sido un tiempo de gran progreso. Las Naciones Unidas tuvieron la sabiduría de llamar a conferencias como la de Río sobre medio ambiente, en 1992, y la de Beijing sobre la mujer en 1995. En Septiembre del 2000, por iniciativa del secretario general de la ONU, Kofi Annan, los 191 miembros adoptaron una declaración con “8 objetivos del milenio para el desarrollo” de la que notablemente prometieron reducir la pobreza en el mundo a la mitad para el 2015.

Mi pesar está en que ni Obama ni la UE se han comprometido a lo que debiera ser su aportación por una fase constructiva, basada en valores fundamentales.

Conclusión.

¿Cómo concluir este llamado a la indignación? Diciendo todavía lo que, en ocasión del sexagésimo aniversario del programa del Consejo Nacional de la Resistencia dijimos el 8 de Marzo del 2004 — somos veteranos de los movimientos de resistencia y fuerzas de combate de la Francia Libre (1940-1945) — que ciertamente “El nazismo fue derrotado, gracias al sacrificio de nuestros hermanos y hermanas de la Resistencia y a las Naciones Unidas contra la barbarie fascista. Pero esta amenaza no ha desaparecido y nuestra ira contra la injusticia sigue intacta”. No, esta amenaza no ha desaparecido por completo. Convoquemos una verdadera insurrección pacífica contra los medios de comunicación de masas que no propongan como horizonte para nuestra juventud otras cosas que no sean el consumo en masa, el desprecio hacia los más débiles y hacia la cultura, la amnesia generalizada y la competición excesiva de todos contra todos.”

A todas las personas que harán el siglo XXI, les decimos con afecto:

CREAR ES RESISTIR; RESISTIR ES CREAR.