Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘cosmos’

MARÍA MAGDALENA: LA ESENCIA DE TODA SANACIÓN

Queridos damas y caballeros:

Estoy muy cerca de ustedes, y me pueden sentir con su corazón.

Me llamaron María Magdalena en una de mis vidas en la Tierra, donde he vivido con tristeza y con gozo, con temor y con coraje.

Justo como ustedes, he vivido a través de cada emoción mientras recorría la trayectoria de la experiencia humana.

El trascender todas las emociones humanas no es una marca de la santidad. Las características de un santo son precisamente el reconocer y entender cada arruga en una cara humana.

Tienen un entendimiento tan profundo de la senda humana en la Tierra que no hay lugar para el juzgar, sólo para el espacio y el silencio, y una profunda comprensión de la otra persona.

Cuando la otra persona es entendida tan profundamente por un semejante, su carga se aligera. Un ser humano que puede ver profundo de esa manera ve la esencia de la otra persona, la esencia de la belleza y la sabiduría infinitas.

Ustedes son personas que desean ver profundo, queriendo escavar cada vez más profundo hasta llegar a la esencia, la Verdad, y ésa es su gran fuerza.

Todos ustedes se encuentran en camino a ese espacio al que me he referido, primero dándoselo a sí mismos y luego permitiendo un espacio para todos los demás, porque ustedes ya no necesitan juzgar, separar lo bueno de lo malo, la luz de la oscuridad.

Ese espacio del que hablo es el campo de energía Crística. Todos los que portan esta energía han venido a atestar este espacio, pero ¿cómo hacerlo? Las palabras siempre son insuficientes pues ¿cómo se puede describir aquello que no está vacío, sino lleno de sentimientos? Las palabras fracasan.

Yo sentí este vasto y silencioso espacio en la presencia de Jeshua, y me tocó profundamente. Fui abierta por la energía de su presencia donde descubrí entonces ese espacio dentro de mí y empecé gradualmente a morar en él, sintiéndome en casa allí.

Debido a eso me pude distanciar cada vez más de las intensas emociones humanas que también me plagaban: el temor, el horror, el dolor, la ira, el odio. Es tan fácil perderse en esas corrientes de emociones interiores.

Su labor como seres humanos es crear este espacio dentro de sí mismos. Otra persona los puede invitar a hacerlo a través de su presencia y sosteniendo frente a ustedes un espejo de cómo puede ser, cómo pueden vivir a partir de ese espacio dentro de sí mismos.

Y ésa es esencialmente la labor, o el propósito interno, de un trabajador de la Luz, sostenerse en ese espacio en la presencia de otros, primero y antes que nada estando presentes en sí mismos.

Practiquemos eso por un momento. Sientan que su conciencia se vuelve ligera y gentil, un poquito ondulada y con rizos, no forzada sino muy abierta.

Permitan que esa gentil corriente de su conciencia circule a través de ustedes. Primero a través de su cabeza, donde les quita la dureza de sus pensamientos para que se puedan volver gentiles y amistosos. A menudo surge un punto cortante en sus pensamientos que se origina en el dolor que ustedes sienten y al que piensan deben reaccionar, contraatacar, del que volverse defensivos.

Dejen ir esa necesidad y permitan entrar a esa calmada y gentil corriente de su verdadera conciencia. Permítanle fluir a través de su garganta y sus hombros, a través de su corazón, su plexo solar, su abdomen.

Pueden pensar de esto como una corriente burbujeante que fluye libre naturalmente. Hagan un énfasis especial en el área de su abdomen y su pelvis, y permitan que el ‘agua’ fluya allí, limpiándolos gentilmente.

Todo lo que hiera será barrido por ese flujo. Permitan que esa energía se mueva a sus muslos, sus rodillas, y la parte inferior de sus piernas. Vean cómo fluye la corriente a través de sus pies, por entre sus dedos del pie y entrando al suelo, y cómo sus ‘raíces’ son nutridas por la Tierra – alimentadas por su fuerza y nutrición. Sientan cómo la tierra los apoya, ese suelo bajo sus pies, y vengan a Casa a sí mismos.

Sientan cuánto desean expander su aura a su alrededor. Su campo energético es una extensión natural de su ser físico. ¿Adónde llega, cuál se siente es un buen límite? Siéntanse libres para ampliarlo, pues ustedes no están afectando negativamente a nadie en él; de hecho, su espacio crea un espacio también para otro.

Siéntanse libres para descansar en sí mismos. Húndanse más profundo en su abdomen y permitan que su respiración los siga. Sientan cómo estando en ese estado ustedes son gentiles y calmados, están en paz consigo mismos; y sin embargo, al mismo tiempo, tienen claros límites que ustedes sienten fuertemente dentro de sí. Su aura está segura con ustedes, así que permítanle ocupar el espacio que sea adecuado para ustedes mientras que al mismo tiempo se sienten calmados y abiertos interiormente.

Desde este estado de conciencia los invito a que vean cómo interactúan, enganchándose o desenganchándose con sus energías masculinas y femeninas en la vida diaria en el mundo. Ustedes tienden a usarlas separadamente una de otra, o de un modo que no apoya suficientemente al otro.

La energía gentil que acabo de describir es su lado femenino. Se preocupa de los demás y puede empatizar y entender a profundidad, pero a menudo cuando enganchan esta energía en conexión con otro ustedes se salen de sí mismos. Saltan fuera de su propia aura o campo energético y se pierden en el de esa otra persona.

Vean a ver si reconocen esta tendencia en sí mismos y sientan qué les sucede energéticamente cuando hacen esto. Su energía sale disparada hacia arriba y pierden su paz, el ancla, en su base, su abdomen.

Voy a hablar ahora sobre la energía masculina. Hay tiempos en el que el conectarse con otros es demasiado para ustedes, empujándolos a salirse de sí mismos y dejar su base. Eso no los nutre y hay algo que está desequilibrado.

En ese momento su aura necesita cerrarse y ustedes tienen que ir a Casa a sí mismos, pero es como si aparentemente tuvieran tan sólo una opción, que es establecer su energía masculina de un modo firme y casi duro, casi como una armadura o una pared a fin de prevenir que su energía se escape.

Y como las emociones se han albergado dentro de ustedes, tales como la insatisfacción, el enojo, la desilusión, ustedes erigen una pared defensiva, pero vean lo que esto causa en su interior, vean cómo se siente interiormente.

Vean cómo los afecta esto, pero véanlo con calma y con cierta curiosidad: “¿qué causa esto en mí? ¿se siente opresivo o liberador?“ Desafortunadamente, la naturaleza de una reacción defensiva va contra su calmada fuente natural interna.

Este patrón sucede muy a menudo en ustedes, y hablo en particular sobre un grupo de trabajadores de la Luz que nacieron con una sentitividad naturalmente elevada y quienes sienten empatía con facilidad hacia otras personas. A partir de su rol como pioneros de la conciencia, ellos tienden a dar demasiado de sí mismos con la esperanza de que haya una resonancia, un reconocimiento, un estar sintonizado con otro.

Cuando esta conexión no sucede, lo cual ha sucedido durante todas sus vidas, o sigue sucediendo, entonces esto conduce a un dolor interior, una desilusión, frustración, enojo, resentimiento, o se sienten solitarios.

Ustedes enganchan a menudo la energía masculina para cerrarse, lo cual es restrictivo y los hace sentir más solitarios. El hacer eso no es el modo de ampliar su espacio, que es el fijar los límites de un modo natural; sino que es más bien el cerrarse y el retirar su energía de su espacio.

Los aliento a enganchar tanto sus energías masculinas como femeninas de un modo diferente. Han sentido justo ahora mismo que es posible sentirse completamente en Casa y estar anclados en su interior consigo mismos. Sientan de nuevo descendiendo de nuevo allí.

Es posible permanecer allí, inclusive mientras interactúan con otros, y eso significa que dejan ir activamente el tratar de cambiar las cosas demasiado, que reconocen su necesidad de tener el control o de ser reconocidos, y que ya no desean más salirse de sí mismos para tratar de ganarse el derecho a existir. Porque eso es lo que quieren lograr con la necesidad excesiva de dar y conectar con otros.

Ustedes desean ver que su derecho de existir es afirmado por esa persona – que ellos quieren que ustedes sean como son de verdad. Es natural para un niño desear eso, pero el ser espiritualmente maduros y crecer significa que ustedes cuidan de las necesidades y deseos de su propio niño interior, y afirman realmente y reconocen su derecho a existir – y hacen eso una y otra vez.

– Hacen eso estando abiertos a los impulsos de su niño interior y estando consciente de sus necesidades a medida que interactúan con el mundo a su alrededor.

Ahora conéctense conscientemente con su campo energético; estén plenamente presentes en su interior y sientan a su niño interior en su abdomen. Respiren gentilmente y sientan cómo la Luz llena su aura, su espacio. Este es un espacio sagrado.

Ustedes tienen la habilidad para observar y ver su esencia interior, su propia belleza y sabiduría, su propio valor y amor. Si hay una labor que tienen en la vida, es ésta, ver, apreciar, y aceptar su propia fuerza única, la joya que ustedes son.

Eso es todo, eso despierta la Conciencia Crística en su interior, la cual emana por sí misma a otros y no es algo que necesiten lograr mediante un esfuerzo o lucha. Este es precisamente el arte de enraizarse profundamente en su propia base y permanecer en su propio ser.

Esto es asimismo, literalmente, la solución para resolver los viejos traumas que ustedes portan consigo: pueden aligerar su carga emocional encontrando un equilibrio entre las energías masculinas y femeninas.

La energía masculina los regresa a sí mismos, los ayuda a desengancharse y a hacer distinciones cuando sea necesario. La energía femenina es su gentileza, su habilidad para conectar, para entender, para comprender; idealmente ambas energías, la masculina y la femenina, trabajan juntas como una.

El trauma surge siempre cuando ustedes se separan de su base porque cuando están desequilibrados, se jalan fuera de sí mismos y se fragmentan, tienen dolor por el rechazo – especiamente un rechazo emocional – los puede tocar profundamente y ocasionar que sus sentimientos los separe.

Mediante la observación interna y una terapia de regresión a profundidad, ustedes llegan a saber mucho sobre sus traumas pasados, y eso ayuda a fin de adquirir perspicacias.

Pero en el corazón de toda sanación y autosanación yace el regreso a sí mismos, para abrazar a su propio yo y reconocer sus límites – y al mismo tiempo permanecer gentiles, calmados, y abiertos interiormente. Y precisamente debido a que permanecen en sí mismos son capaces de hacer mucho por otros por lo que ustedes son y lo que emanan.

Disfruten otro momento en silencio siendo ustedes mismos. Relájense y osen ser quiénes son ustedes – ¡ustedes son hermosos! La energía Crística está despertando en todos ustedes. Sientan la presencia del Cristo en su espacio interior.

Fuente: Pamela Kribbe – http://www.jeshua.net

SE GESTA EL ADVENIMIENTO DE UNA NUEVA ESPECIE HUMANA

(El País, 15.9.2011)

http://www.elpais.com/articulo/sociedad/gesta/advenimiento/nueva/especie/humana/elpepisoc/19820610elpepisoc_4/Tes
La doctora cardióloga Thérése Brosse, una joven y vital octogenaria, presentó en Madrid su obra Conciencia-energía, en la que se recogen las bases científicas de una reciente y vanguardista ciencia, el holismo, que considera al hombre en su totalidad. Esta investigadora es una de las pioneras del último paradigma admitido en la ciencia actual: la existencia de una conciencia universal, de naturaleza energética, por encima de los dos niveles hasta ahora considerados como únicos constituyentes del ser humano (el psíquico y el fisiológico). Brosse habla de los descubrimientos en el campo de la microfísica como evidencia irrefutable de esta teoría.

Pregunta. ¿Por qué se interesó en un dominio tan controvertido, considerado incluso metafísico, como el de la conciencia?

Respuesta. Todo comenzó en 1934, cuando era jefa de Cardiología Clínica en la facultad de Medicina de París, en donde realizaba registros eléctricos de anomalías del aparato circulatorio. Allí pude observar que una actividad mental simple originaba una regularización cardiovascular, mientras que si el paciente era conmovido por el miedo a no realizar una tarea más difícil, los desórdenes se acentuaban. Sabiendo que las emociones venían del diencéfalo y que el estado intelectual estaba en relación con la corteza-cerebral, era evidente que la puesta en juego, desde el punto de vista estructural evolutivo, regulaba automáticamente y, sin ningún esfuerzo otro inferior (el diencéfalo en este caso). Fue entonces cuando me planteé si no habría un tercer nivel que regulase al intelectual o mental y, por ende, al resto. Esta inquietud fue parcialmente calmada cuando, en tres misiones científicas a la India, efectué registros en los yoguis Y aprecié que ellos trascendían de la dualidad psicosomática: había, pues, un tercer nivel, puramente energético, conocido no sólo hace 7.000 años por los vedas, sino también por los físicos. La conciencia pasó a ser, a partir de ese momento, objeto de mis investigaciones.
“La conciencia es un vacío cuántico”

P. ¿Quiere decir que la física tiene puntos en común con la filosofía oriental?

R. Efectivamente. La conciencia no es más que un vacío cuántico. El físico suizo Lawrence Domash, por ejemplo, afirma que la conciencia pura es la última esencia del universo, comprendido el universo físico. En realidad, la evolución de la ciencia ha descubierto la conciencia gracias a sus experimentos sobre la materia: los resultados de la física cuántica, relativa a ondas y partículas, es exactamente lo mismo que experimentan los místicos en su vida interior. La investigación sobre la naturaleza de partículas menores a los cuantas, descubiertos por Planck, presuponen divisiones cada vez mayores, hasta llegar al dominio de lo universal. En este sentido, el físico Stephan Lupasco ha definido un sistema energético microfísico, que se encuentra en todos los demás sistemas, en todas partes, jugando un papel de catalizador y de, origen mismo del resto de los niveles. Si a ello se añade el hecho de que el estado cuántico de la materia es también tributario de la conciencia del observador, que todo en el mundo es energía y la equivalencia entre materia y energía (ya postulada por Einstein), nos encontramos con un nivel energético supremo y universal. La conciencia, así, ha sido expresada en el lenguaje de las matemáticas como un operador y, en términos cuánticos, como una función de onda. Para la tradición oriental tántrica, en cambio, es una fuerza eterna, que se expresa tanto en el hombre como en el universo; una energía consciente, ya que la conciencia es energía.

P. Pero si la conciencia es energía y es universal, ¿dónde se localiza en el ser humano?

R. El neurofisiólogo, norteamericano Pribran, de la Universidad de Stanfórd, investigando sobre la localización de la memoria en el cerebro, descubrió que no la había, sino que se trataba de una serie de ruedas energéticas, entremezcladas entre sí, portadoras de la información general, que se encontraban en el cerebro, en un campo energético que no tenía límites. Así, llegó a la conclusión de que la conciencia es un holograma, o sea, un dominio o un campo de potenciación y de frecuencia, que está por debajo de un universo concreto. Curiosamente, un premio Nobel de Física, el británico David Bhon, afirma que también universo es holográfico y que origina una serie de imágenes concretas a través de fluctuaciones energéticas. La unión de ambas concepciones holográficas implica, pues, todas las posibilidades energéticas. Por tanto, no importa la localización orgánica de la conciencia, ya que, al tratarse de un holograma, todos los puntos contienen información de la totalidad: lanzando un rayo láser a un punto determinado del cerebro se encuentra información completa.
“El cuerpo contiene todos los niveles de conciencia”

P. ¿Qué papel juega el cuerpo en dichas manifestaciones energéticas y en el cosmos?

R. El papel del cuerpo es muy importante para el conocimiento de uno mismo, ya que él contiene la totalidad energética de todos los niveles de conciencia que, estando integrados, repercuten los unos sobre los otros: el sistema macrofísico, con los elementos constitutivos de nuestra materia; el sistema biológico de nuestro dinamismo vivo; el sistema psíquico de nuestras emociones y de nuestro intelecto y, por encima de todo, el sistema microfísico de nuestra universalidad y nuestras potencialidades evolutivas (la conciencia). Así, el despertar de la conciencia corporal entre los terapeutas de vanguardia es capital para nuestro período crucial de mutación, en el curso de la cual el descenso en nosotros de la energía cósmica bajo su forma supramental necesitará una transmutación biológica, que será la base de una nueva especie, cuyo cuerpo tendrá capacidad para expresar y sentir su unidad con el cosmos y todos los seres que encierra. Algunos yoguis, por ejemplo, han llegado ya a ello: son capaces, mediante determinadas técnicas, de ir desligando la conciencia nivel por nivel, hasta reintegrarla en lo un¡versal y lo absoluto; son capaces de impedir las fluctuaciones mentales, y así la conciencia se encuentra en el estado propio (los fenómenos paranormales que ello conlleva no son nada del otro mundo). Este desligamiento, de los principios energéticos está de acuerdo con los descubrimientos científicos acerca de la cronaxis de subordinación en el sistema nervioso, donde cada nivel superior regulariza el inferior.

P. Al parecer, la energía biológica se expresa mediante vibraciones. Usted parte de “vibraciones generalizadas” como una manifestación óptima; ¿quiere decir que hay pasos sucesivos, zonas que liberar?

R. Exactamente. La materia es un ritmo; la sustancia (sólida, líquida o gaseosa) es una frecuencia, y la energía vibratoria es la energía de la existencia. Nuestra energía biológica se expresa mediante vibraciones rítmicas, que es posible recoger experimentalmente sobre la superficie del cuerpo, sobre todo en ciertas zonas. Estas modulaciones, que se han denominado ondas periódicas lentas, varían su morfología según el nivel de conciencia del cual emanan, ya que los niveles son jerárquicos: su ritmo es tanto más lento cuanto más elevado es el nivel.

P. ¿Qué trascendencia pueden tener sus investigaciones para las generaciones futuras?

R. Debido al hecho de la estrategia evolutiva de la filogénesis, así como de la ontogénesis, las generaciones nacen con una conciencia cuyo potencial de comprensión es superior al de la precedente; tanto más cuanto su medio social ya es más evolucionado, gracias, sobre todo, a que los métodos pedagógicos han sido liberados de una gran parte de los antiguos tabúes y que el cuerpo de sus progenitores habrá sufrido una transformación vibratoria favorable. Hoy día, que tendemos espontáneamente hacia lo universal, se hace posible, incluso deseable, retornar personalmente al sí mismo que está en nosotros para participar del trabajo en curso. Nuestra época evolutiva en Occidente tiene sed de universalidad. Esto es la consecuencia de un cambio evolutivo natural, del cual me siento partícipe, junto con otros muchos, científicos o no.

SON TIEMPOS PLANETARIOS

De manera excepcional quiero hacer un comentario a este pequeño pero gran texto, certero, claro, clarificador, concreto, que da justo en el punto exacto donde todos deberíamos atender.

Leedlo queridas amigas y amigos porque de él se desprenden las claves que, aunque duras, van a traernos la auténtica libertad. Gracias Ricardo Murillo.

Wabbbla.

===============================================================

Varios/Otros ~ Son tiempos planetarios.

Son tiempos planetarios de grandes decisiones que la humanidad debe tomar, pero no sólo para salvarse sino salvar al planeta y al propio cosmos.

Hemos llegado a un punto de inflexión tan profundo y tan extremo que solamente una vuelta de campana de la conciencia colectiva puede abrir una puerta para la salvación de la especie.

Ha llegado el momento donde no hay más tiempo y, aunque hay que tomarse el tiempo que cada uno necesita para el cambio, ¡no hay tiempo que perder!

La verdadera revolución es la individual. Ya no podemos esperar que líderes, maestros, países o becerros de oro nos ofrezcan una nueva receta milagrosa para que en masa sigamos distrayéndonos con teorías o ideas que, en definitiva, no son más que ocurrencias mentales de algún trasnochado que cree ser el dueño de la verdad y, en nombre de ella, se instale en el poder.

Somos seres con conciencia elevada para, en una visión introspectiva, comenzar a buscar hacia adentro, el reconocimiento de quienes siempre hemos sido. No sólo como seres humanos circunstancialmente transitando este planeta, sino como seres celestes pertenecientes al cosmos, a la propia esencia espiritual de la energía cósmica.

Esto nos cuesta reconocerlo, no por no saberlo sino por cobardes, pues el hacernos cargo de que somos parte de la esencia cósmica implica grandes cambios inmediatos, tales como soltar lo mundano, dejar de pensar, de pelear y de luchar por ambiciones tan mezquinas como el poder, la riqueza o el ego, bases debidamente construidas por la humanidad desde sus principios con clara ambición de perpetuidad.

El hacernos cargo de que somos mucho más que por lo que hemos luchado siempre, implica tener que dejarlo partir, y significa que por lo que hemos luchado y ambicionado ha perdido sentido.

Esto, para nuestra soberbia, es lo más grave y lo peor. Pero por ello, postergamos lo mejor de nosotros mismos: ser, vivir y expandir nuestro ser divino.

Ricardo Murillo

—————————————————————————
Para recibir estos mensajes en tu mail, SUSCRIBITE GRATIS. Visita la Web
http://www.trabajadoresdelaluz.com

¡QUÉ ES EL COMANDO ASHTAR?

El COMANDO ASHTAR es una Hermandad de Luz bajo la dirección espiritual del Príncipe Sananda, Jesús, el Cristo. Está compuesta por millones de naves y miembros de varias civilizaciones cósmicas. Están aquí para asistir al planeta Tierra y su humanidad en este ciclo de limpieza y realineamiento. Son embajadores universales de la paz. Su mayor enseñanza y mensaje es espiritual enfocado, por encima de todo, al reconocimiento, realización y manifestación de la naturaleza divina. El COMANDO ASHTAR está enviando pruebas de su presencia y existencia la Tierra, acallando para siempre los argumentos negativos con respecto a su protección. El Comando ASHTAR, también conocido como EL COMANDO GALÁCTICO, COMANDO DE LAS FUERZAS EXTRATERRESTRES DE LA CONFEDERACIÓN INTERGALÁCTICA y LA FLOTA DE LA CRUZ SOLAR, está compuesto por personal representado en muchas dimensiones, civilizaciones y puntos de origen cósmico.

Tienen miles de representantes en la Tierra y de representantes nacidos en la Tierra como voluntarios, para ayudar a la ascensión planetaria. Tienen Comandantes, contactos y Rayos encarnados de algunos de sus comandantes que actúan consciente, subconsciente y supraconcientemente. Recuerdan su nombre cósmico y llave cósmica, las cuales son energéticamente individuales e intransferibles (como la huella digital). Cada tono vibracional los conecta con determinados archivos. Por lo cual el uso del nombre cósmico es sagrado, lo que conlleva a una gran responsabilidad ya que califica la energía, por lo que necesitan estar muy centrados y conectados con el corazón Crístico del Ser de Luz. Su consigna es “Asumir la responsabilidad de la Misión y de quienes realmente somos”. Esto significa contactarse con sus energías de origen para llevar a cabo cada fase del proyecto por el cual están basados aquí.

Varios millones de otros voluntarios universales caminan sobre la Tierra. Estos son los llamados “Las Águilas Terrestres.” Todos ellos con un alto grado de liderazgo por lo que serán exigidos en su entrenamiento e instrucción para poder realizar la parte de la misión que les corresponde. Han escogido estar presentes sobre la Tierra para servir en la gran cosecha de almas que se viene realizando. Existen y se manifiestan en multi dimensiones y sus altos grados de evolución espiritual les permiten elevar o bajar sus vibraciones a cualquier plano dimensional para manifestar su servicio. Los voluntarios son aquellos que por su propia elección fueron comisionados para preparar el planeta y a la humanidad terrena para la transición a un nivel de vida superior. La participación de esta legión de voluntarios es imprescindible para ello. Están basados en Tierra para facilitar el acceso de la humanidad terrestre a la quinta dimensión. Sirven como partícipes en el nacimiento de la humanidad desde la densidad física a los cuerpos de luz físico/etéricos, capaces de ascender a la quinta dimensión junto con la Tierra.

Todos los voluntarios estelares, independientemente de su origen, tienen incorporados en su genética códigos específicos de acuerdo a sus energías, y ellos se van activando a medida que van adquiriendo la frecuencia vibratoria requerida para que esto ocurra. En estos tiempos la gran mayoría de ellos han sido activados, se reconocen como tales, y han reafirmado el compromiso con el Gran Plan Divino. Algunos de ellos ya han estado aquí antes, varias veces. Los planetas que llaman hogar son de una vibración superior y tienen ínter penetrantes auras de Amor Crístico. Todos ellos pertenecen a la Flota Intergaláctica. Son los Anfitriones del Cielo quienes sirven al Príncipe Sananda, Jesús el Cristo, nuestro Comandante en Jefe, en su misión de Amor. Trabajan en coordinación con las legiones de los Arcángeles Miguel, Uriel, Jofiel, Gabriel y las 70 Hermandades de la Luz que administran el Plan Divino.

Distintas flotas dentro del Comando Ashtar se especializan en educación espiritual, Ascensión, investigación científica, comunicaciones, asuntos planetarios así como en el bienestar del personal, observación de especies, expresiones y comunicaciones artísticas, sanación, horticultura, zoología y muchas otras áreas de investigación. También existen unidades rastreadoras con el Comando Ashtar, que continuamente registran y siguen la trayectoria de todos los asteroides dentro y fuera del Sistema Solar. Cualquier acercamiento peligroso de otro cuerpo celeste puede ser desviado de su curso con gran precisión. Este tipo de vigilancia es constante. La posible inclinación del eje de la Tierra ha sido grandemente disminuida y “suavizada” por la acción de sus miembros voluntarios, científicos de diversos mundos. Éstos son seres de un avanzado conocimiento que entienden estas cosas y cuyos servicios gustosamente han ofrecido con el propósito de salvar la Tierra.

Dado el encubrimiento de la existencia y presencia entre nosotros de miembros (y no miembros) de nuestra Gran Familia Cósmica de la Luz por parte de los gobiernos de la Tierra puede ocurrir que sus comunicados confundan a algunos, mas aquéllos que deban oír, oirán y aquéllos que deban ver, verán, mas todos los seres humanos captarán y comprenderán lo que les es preciso. Sus mensajes son siempre de esperanza y afirmaciones positivas. Siempre aconsejan la unidad, la armonía y la coexistencia pacífica de todos. Nos alientan a reverencia a Dios de la manera en que nosotros lo prefiramos. Son embajadores universales de la paz. Su mayor enseñanza y mensaje es espiritual enfocado por encima de todo al reconocimiento. Su principal característica es un servicio gozoso, serenidad, radiación y, sobre todo ello, buenos deseos y amor. Expresan: “Nosotros seguimos estrictamente la política de la Confederación Intergaláctica de no interferencia en el libre albedrío. Aunque podemos daros a conocer las posibles consecuencias de algunas de vuestras decisiones os permitimos vivir, expresaros y gobernar vuestro planeta como elijáis. La única excepción sería si vuestras acciones pidieran amenazar la supervivencia de vuestro planeta y su población o que repercutieran en el resto del Sistema Solar. Estamos, sin embargo, dispuestos siempre a responder a vuestras peticiones especificas de ayuda. Estamos entusiasmados de unirnos a vosotros para una interacción consciente y un comportamiento cocreativo”.

Hay muchas civilizaciones extraterrestres visitando y observando este planeta durante su transformación y Ascensión. Algunos son observadores curiosos, científicos genéticos buscando datos, algunos, equipos de investigación, otros pertenecen a varios grados de desarrollo no ascendidos. ¡Cualquier ser que aporte energía de miedo, depresión o amenaza, no está alineado con el Comando ASHTAR!. Los miembros del COMANDO ASHTAR no toman parte de abducciones, implantaciones, intimidaciones ni en ninguna clase de control mental. Siempre respetan el libre deseo y derecho del ser humano a vivir la vida a su propia manera.

Los términos “Comandante” y “Comando” se refieren a las tareas auto-elegidas por ellos, de estar a cargo de sí mismos y de ser responsables de su posición de confianza y acatamiento de las ordenes de su Comandante en jefe, el Príncipe Sananda, Jesús, El Cristo. En ningún caso estos términos implican sentido militar. Un verdadero Comandante actúa siempre de acuerdo a las Leyes Divinas, camina en el espíritu de humildad y servicio, en el más puro acatamiento de las directivas divinas. El Comandante ASHTAR SHERÁN, que en el lenguaje galáctico Irdim quiere decir ‘Jefe Santo”, es el Líder del Plan Cósmico de estos tiempos cruciales del Planeta Tierra en su transición a un nivel superior de vida. Comandante de diez millones de seres pensantes altamente evolucionados espiritual, científica y tecnológicamente, que rodean este cuadrante de nuestra galaxia, en el círculo electrónico protector dentro de las Alianzas por la paz en el Consejo Intergaláctico. La nave principal del COMANDO ASHTAR es EL ÁGUILA.

[Información adicional del Editor:

Información sobre Ashtar y la localización del Comando:
Identidad: Ashtar Sherán
Rango: Comandante
Base de Operaciones: Estación de Patrulla Schare, todas las proyecciones, todas las ondas
Planeta de Operaciones: Shan (Tierra)
Sector de Cuadra: BLAAU
El Comandante Ashtar reside en la estación Schare (una estación de cuadra esferoide) o en el satélite ShanChea residente en órbita terrestre. Este satélite ha estado en esta órbita por los últimos 2.000 años. Es un complejo de instrumentación para la vigilancia del planeta. Tiene 1.500 millas cuadradas de área. Tomado del libro: ASHTAR, compilado por Tuella, ordénelo de http://www.stardoves.com. HV]
Por José (Pepe) García