Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘cambio personal’

EL CAMBIO YA SUCEDIÓ

Como un buen mensajero que alienta y aviva tu labor, traigo a tu vida una liberadora noticia que dejará en tu interior la fuerza, la luz y el empuje necesario para que estos últimos pasos del camino de ascensión sean un verdadero goce para el alma. Sé que el aire está enrarecido y que tus sentidos confirman un contexto sombrío e insensible, donde todo indicaría que murió el amor. Confiá. Existe una buena nueva que todo tu corazón presiente. El cambio ya sucedió.

Fatigados de tanto peregrinar, comenzamos a recordar que el poder siempre estuvo dentro de nosotros. Movilizarnos fue el pretexto para abrir los ojos del alma, despertar y rememorar que no hacía falta dar un solo paso para cumplir nuestra misión. Simplemente teníamos que mirar al centro exacto de nuestro corazón, para anclar en la Tierra lo que en otros planos sutiles es una realidad tan palpable y viva como esta. Somos enlazadores de mundos. Vinimos a religar.

Ciencia y espiritualidad confluyen en el milenario saber de que nos movemos dentro de una matriz divina que contiene un infinito campo de posibilidades, donde cada ser humano porta el milagroso don de sumar para realizar el cambio. El amor todo lo puede. Sólo necesitamos armonizar nuestros pensamientos, sentimientos y emociones, con el sabio poder creador del corazón, para manifestar en esta dimensión nuestros propósitos más puros, bellos y elevados.

La danza de la ascensión es mágica. Perfecta. Todo acontece en una grácil sincronía celestial. Micro y macro se espejan. Gaia cumple con los intensos procesos que le posibilitan alinearse con el centro de la galaxia para abrazar un formidable flujo de energía cristalina, al tiempo que nuestros cuerpos evolucionan, se centran e iluminan, desde el corazón, plasmando el cielo en este espacio vibracional denso. Somos los artífices del cambio. Recordá. Nuestra esencia es luz.

El poder de la intención y la nobleza de tu corazón te permitirán reconocer que la nueva Tierra está en tu interior. Eternamente estuvo ahí, esperando que despiertes. Respirá hondo, sentí su amor. Comenzá a vibrarla. Comenzá a amarla. No hay por qué esperar. No hay por qué temer, llorar ni lamentar. Asumamos hoy nuestro derecho divino a liderar y materialicemos el cambio. Sabíamos que el amor iba a triunfar. Disfrutá del camino. Celebrá. Gozá. El cambio ya sucedió.

Este taller trae luz a tu vida: http://www.proyecto-despertar.com.ar/taller.htm

2010, AÑO DE SIMPLIFICAR NUESTRA VIDA

Nota en amor y respeto a todos:

Deseo dejar plasmado en cada mensaje cuán importante es que cada uno aplique
su DISCERNIMIENTO en todos los mensajes que reciben día a día, aún los
que yo misma distribuyo, puesto que cada quien debe tomar lo que sea
necesario para el momento que viva, y algunos mensajes simplemente se irán
a la papelera de su computadora, pero otros, les darán una buena GUIA
en este tiempo de tantos cambios y movimientos.

Tomen lo que les resuene y sirva, lo que no, deséchenlo, y ante todo
recuerden que el Poder se encuentra dentro de cada uno.

En el Nuevo Paradigma ya no somos seguidores de Gurúes, Maestros Espirituales,
etc., lo único que debemos seguir es nuestro corazón, nuestro DIOS interno,
nosotros mismos somos nuestros guías, nuestros maestros,
TODO ABSOLUTAMENTE TODO ESTA DENTRO NUESTRO.
Siempre disciernan sin juicio, sin crítica.

El Manantial del Caduceo – Difusión

===========================================================

2010, año de SIMPLIFICAR nuestra VIDA.

Por Angy Bahl
http://www.seresenzia.com

Por días, semanas, meses o por año, APLICO alguna palabra que encierre el punto importante donde debo enfocarme para que mi vida tenga algún sentido… y más en este tiempo de crisis que está viviendo nuestro planeta, donde la gente está tan inmersa en la problemática ecónomica, política, de salud, existencial, espiritual; que llega a perder el enfoque de hacia dónde va, que es lo que quiere en su vida y si tiene algún sentido seguir viviendo con todo este caos que se está presentando.

Por supuesto que el buen juez por su casa empieza, así que la palabra resuena primero en mi y la hago propia, ya después la aplico con las personas a mi alrededor, por consiguiente, todo tiene sentido una vez que esa “palabra” es aplicada en mi propia vida.

En este momento, 11 de Enero del 2010, estoy resonando fuertemente con la palabra SIMPLIFICAR.

Primero vamos a ver qué significa SIMPLIFICAR, después veremos la manera en que la he estado aplicado en mi misma, de manera que sirva para que entiendas que ya puedes darte un tiempo de “respiro” para que tu fe en ti mismo regrese y se instale en forma más permanente, dejando atrás los viejos dramas y esa manera “difícil” de vivir tu propia vida llena de complicaciones tontas que terminan por derrumbar la confianza en quien eres.

SIMPLIFICAR …
En el mejor diccionario español : “Hacer más sencillo, más fácil o menos complicado algo.

Con esta definición, más claro ni el agua, verdad? Pero bueno, así de claro está pero nuestra vida sigue siendo tormentosa, por eso la importancia de tomarla en cuenta, y llevarla a la práctica en nuestra vida, les aseguro, por vivencia propia, que tendrán más paz en su corazón, créanme!!

Cómo lo he hecho???, vale, ahí viene lo bueno. Primero que nada fui a mi interior preguntándome honestamente, qué es lo que deseaba más en este momento, qué ansiaba desde mi corazón… lo que llegó fue la presión económica, vivir al día y con un montón de gastos que por más fe en mi misma que tuviera, las cuentas tenían que pagarse. Entonces hice un recorrido en mi vida presente, donde vivía, qué estaba ocasionando que yo fluyera, que confiara y me di cuenta que el hecho de estar un lugar pagando una renta muy grande, con el mantenimiento de ese rancho que era verdaderamente un sueño a un costo muy grande, ganando sólo para pagar el alquiler, definitivamente, eso me estaba matando y aunado al hecho que en estos momentos la crisis financiera está por doquier, y mi fuerza de CREAR abundancia estaba por los suelos, porque no tenía paz en mi corazón, no podía ni disfrutar el lugar tan hermoso en el que estaba viviendo, no podía acceder con facilidad a mi don: que es leer el cuerpo por la crisis tan fuerte que estaba viviendo, todo se estaba complicando y sinceramente: “no era feliz”. Entonces hablé con mi esposo, que el sintiera que ese “sueño” sólo nos estaba complicando la vida, tener ese “Centro de Terapias”, estaba acabando con nuestra vida de pareja, con nuestra economía y lo más importante, con nuestra paz interior, tan necesaria en este momento de transformación por el que estamos pasando.

Ambos redireccionamos nuestros sueños, nuestros deseos, nuestras ilusiones hacia el punto más importante en que deberíamos enfocarnos en este momento, que es tener paz y tranquilidad, para que nuestra capacidad de discernir este al 100% y podamos ser verdaderos instrumentos de transformación que nuestra gente está necesitando y sobre todo “nosotros mismos”. Estando bien nosotros, podremos irradiar esa paz interior al universo mismo. Así que empezamos a SIMPLIFICAR nuestra vida. Buscamos dentro de la misma zona donde estábamos viviendo, una casa más económica, para abaratar nuestro costo de vida y poder “respirar” de esas “deudas” acumuladas. Decidimos quedarnos en este lugar, porque la vida del campo es más hermosa, la gente menos dañada y estresada, la comida más sana, el clima increíble!! Así que no renunciábamos a nuestro sueño, eso fue lo más hermoso que descubrimos, ya que no solamente simplificamos nuestra vida al mudarnos a un lugar más barato sino que obtuvimos mayores beneficios y como dijo una amiga cuando vino a visitarnos: “Salieron ganando en todos los aspectos”. Y si, tiene razón, no tenemos por qué perder al tomar la decisión de SIMPLIFICAR nuestra vida, por qué perder nuestros sueños e ilusiones. Como dije antes, solo redireccionamos un poco nuestra vida, cambiándonos a un lugar más accesible, que no nos provoque más crisis económicas y si nos dé más paz espiritual, que nos permita renovar nuestra confianza y la fe en quiénes somos y hacia dónde vamos. Ahora tenemos la dicha de contar con este famoso “respiro”, tenemos una casa amplia, que sirve perfectamente a nuestros propósitos de vida, sin tener la gran responsabilidad que teníamos antes… si, nos sentimos MAS LIBRES! Así que, cómo ven??, vale la pena simplificar, no creen?

Bueno, ustedes se preguntarán, vale, eso pasó en tu vida, pero la mía va por otra dirección, mis broncas son en cuestión de pareja, o por mis hijos, o qué se yo, por tantas problemáticas que ahora consumen sus vidas, y yo les digo: el mismo sistema funciona para todos… eso es lo más hermoso, porque si aplican el SIMPLIFICAR en sus vidas, verán que de todo ese caos por el que están pasando, existe la manera de que las cosas vayan de mejor manera, que puedan salirse del drama por el que están viviendo y al simplificar su vida, tengan la capacidad de poder expandir su mente y darse cuenta que todo tiene una salida y que no tiene que renunciar a lo que les gusta, sino que redireccionan su vida un poco, saldrán por ende ganadores, porque tendrán consigo mismos la paz interior, creerán mas en quienes son y hacia donde van. Sólo tienen que empezar por ser honestos consigo mismos, ir al punto que más problemas les está ocasionando y ver de qué forma pueden simplificar la problemática. Y no son tantas cosas como creen, a veces, es una sola cosa los que nos está amargando la vida.

Veamos un ejemplo.

Si nuestro problema va de la mano con la situación conflicto de pareja, donde no nos sentimos felices de estar en esa relación, donde sufrimos humillaciones constantemente, pero no podemos hacer nada porque es el padre o la madre de nuestros hijos, o porque es a quien “amo” y tengo que dejarle pasar todo lo que me hace porque el “amor” tiene que soportar todo, o tan sencillo porque los “hijos” no queremos que sufran por nuestras decisiones… cómo aplicaríamos aquí la palabra “SIMPLIFICAR”. Primero que nada, aquí viene la parte de ir a nuestro interior y ser COMPLETAMENTE HONESTOS con nosotros mismos, darnos cuenta cuál es el conflicto que nos está haciendo infelices y nos está ocasionando vivir en el drama constantemente. Si el mayor conflicto es que ambos ya no van en la misma dirección, donde los sueños ya no son los mismos, donde ya no encajan en lo que cada uno desea, “simplificar” es hacer de lado la costumbre de vivir tantos años juntos, y entender que no se puede seguir unido a una persona que ya no sueña lo que tu sueñas, que ya no vibra con lo que tu vibras…. El problema que tú sigues esperando que CAMBIE, que se ajuste a tu forma de ver la vida y oh sorpresa, como dice Julio Iglesias en su canción: “la vida sigue igual…”. Vale, se que sonríes porque sabes que es así. Uno se complica la vida verdaderamente al no querer “ATREVERNOS” a tomar decisiones, porque sabemos que cada cambio implica ir a zonas que desconozco y me da miedo, porque en el camino he perdido tanta de mi confianza en mi mismo, que me asusta no poder salir adelante en la nueva vida que elija y mejor me quedo con la persona que tengo a lado, al menos a esta ya la conozco, y dejo de darme la oportunidad de ser feliz y estar más armonía con mismo mismo. SIMPLIFICAR puede asustar, pero si realmente quieres vivir una vida más en paz, más en tranquilidad y en calma, ya es el tiempo de dejar ir todas esas complicaciones de nuestra vida diaria y asumir que podemos hacer verdaderos cambios para estar más felices con nosotros mismos, donde nuestra confianza no se merme en relaciones sólo de conflicto, donde nuestro amor a nosotros mismos aumente y sepamos que siempre existe el “roto pa’l descocido”, como dice el dicho, y siempre habrá esa personita ahí esperándonos, que vibrará al unísolo con nosotros, estará pisando el suelo que nosotros pisamos, le gustará lo mismo que a nosotros y así nunca tendrás que renunciar a tus sueños, porque esa persona también está caminando a la par de tus propios sueños, donde no consumirá energía y si te dará más razones para vivir. Sólo tienes que creer que te mereces una vida mejor, y que esa persona que ahora causa malestar en tu vida, también se lo merece. Pero nuestro propio orgullo no nos permite dejarlos ir, y jugamos el juego de “a ver quién puede más” y “no te vas a salir con la tuya”.

Me pregunto, qué necesitad tienes de seguir sufriendo las de caín, cuando puedes darte la oportunidad de simplificar tu vida, haciéndola más sencilla y sin tantas complicaciones. Recuerda que simplificar en este tiempo es sinónimo de reconstruir tu vida en la paz, el amor, la armonía, la tranquilidad, donde la FE y CONFIANZA en ti mismo se renueve y te permitas a ti mismo. Ya deja de creer que tu vida es miserable, se honesto contigo mismo y atrévete a CAMBIAR lo que te hace ser INFELIZ, si SIMPLIFICAS eso que te está asfixiando ahora, seguro lograrás esa estabilidad en tu corazón. Te lo aseguro, siempre saldrás ganando, que no te asuste el cambio. Y aclaro algo importante, no se trata a veces de abandonar a la pareja, sino invitarla a un diálogo donde ambos vean sin van en la misma dirección, si realmente siguen en la misma frecuencia, mucho se rescata cuando se retoma el camino, más si ya no hay cosas comunes entre los dos, si la brecha de los sueños entre ambos en muy grade, entonces sí, es tiempo de tomar decisiones para una vida mejor.

Me fui al principio del escrito y veo que repito muchas frases, seguro existe el “tercer lenguaje” detrás del texto, que para muchos, les hará despertar información dormida de su propio interior, y como seguro llegarán a este articulo porque necesitan una ayudita, aquí encontrarán la fuerza para poder dar vuelta a la hoja, dejar atrás a los viejos fantasmas del pasado y encontrarán la energía suficiente para seguir hacia adelante. Animo, seguro descubrirán que la vida en más SIMPLE de lo que se imaginan, y con solo un pequeño cambio de actitud, dejándonos de ser víctimas y convirtiéndonos en verdaderos responsables de nuestras propias decisiones, podremos encontrar lo que tanto hemos buscado desde hace tiempo…. Estar en gran amor hacia nosotros mismos y los demás.

Ahora te dejo esto que encontré en internet, resume muchos aspectos en los que nuestra vida se puede simplificar.

Con todo mi amor:
Angy Bahl.

Simplificar la vida
Tomado de: http://carmensita-amalavida.blogspot.com/2009/11/simplificar-la-vida.html

Una frase que a menudo que cumplo años más me gusta utilizar es ” simplificar la vida”, el significado que le doy particularmente es que a partir del momento en que se es consciente y se decide llevarla a cabo, quedan atrás todos los lastres del pasado con lo cual ya desaparece una gran parte de carga que llevamos innecesariamente.

Simplificar la vida significa que nuestro ser ha de brillar en toda su plenitud, nosotros elegimos, con que o con quien queremos comprometernos.

Simplificar la vida significa que no importan las opiniones que los demás se puedan formar de nuestra persona, si nos aprueban o no.

Simplificar la vida significa que aunque parezca egoísta haremos aquello que aporta felicidad a nuestra alma.

Simplificar la vida significa apartar de nuestro camino las cosas o personas que nos hacen daño o sencillamente no aportan nada.

Simplificar la vida significa que hemos de ir tras nuestros sueños, que tener inquietudes es bueno porque nos hace buscar, indagar e ir un poco más allá, hay más mundos por descubrir.

Simplificar la vida significa ser todo lo transparente posible, así no guste a los que están acostumbrados a llevar mascaras para esconder su personalidad.

Simplificar la vida significa aceptar el momento aunque no corresponda con lo deseado.

Simplificar la vida significa que no importa el momento o el punto en que en ella nos encontramos, cualquier día es bueno para comenzar.

Simplificar la vida nos muestra lo bello que encierra cada día si estamos dispuestos a simplificarla.

MC Miranda

41 CONSEJOS PARA SER (MÁS) FELIZ


1. Camina de 10 a 30 minutos todos los días. Mientras camines, sonríe
2. Siéntate en silencio por lo menos 10 minutos cada día. Enciérrate si es necesario
3. Escucha buena música todos los días, es auténtico alimento para el espíritu
4. Al levantarte en la mañana di lo siguiente: Mi propósito hoy es …
5. Vive con las 3 “E”: Energía, Entusiasmo y Empatía
6. Juega más juegos que el año pasado
7. Lee más libros que el año pasado
8. Mira al cielo al menos una vez al día, date cuenta de la majestuosidad del mundo que te rodea
9. Sueña más mientras estás despiert@
10. Come más alimentos que crezcan en los árboles y en las plantas y menos alimentos que sean manufacturados en plantas industriales o que requieran un sacrificio
11. Come arándanos y nueces. Toma té verde, mucha agua y una copa de vino al día (asegúrate de brindar con ella por algo hermoso de lo mucho que hay en tu vida y, de ser posible, hazlo en compañía de quien amas)
12. Trata de hacer reír a por lo menos 3 personas cada día
13. Elimina el desorden de tu casa, tu auto y tu escritorio y deja que nueva energía fluya en tu vida
14. No gastes tu precioso tiempo en chismes, cosas del pasado, pensamientos negativos o cosas fuera de tu control. Mejor invierte tu energía en lo positivo del presente
15. Date cuenta que la vida es una escuela y tú estás aquí para aprender. Los problemas son lecciones que van y vienen, lo que aprendes de estos es para toda la vida
16. Desayuna como rey, come como príncipe y cena como mendigo
17. Sonríe y ríe más
18. No dejes pasar la oportunidad de abrazar a quien aprecias
19. La vida es muy corta como para desperdiciar el tiempo odiando a alguien
20. No te tomes a ti mismo tan en serio. Nadie más lo hace
21. No tienes que ganar cada discusión. Acepta que no estás de acuerdo y aprende del (de la) otr@
22. Estate en paz con tu pasado, así no arruinará tu presente
23. No compares tu vida con la de otros. No tienes idea del camino que ellos han andado en la vida
24. Nadie está a cargo de tu felicidad excepto tu mismo
25. Recuerda que tu no tienes el control de todo lo que te sucede, pero sí de lo que haces con ello
26. Aprende algo nuevo cada día
27. Lo que la demás gente piense de ti no es de tu incumbencia
28. Aprecia tu cuerpo y disfrútalo
29. No importa que tan buena o mala sea la situación, ésta cambiará
30. Tu trabajo no se ocupará de ti cuando estés enfermo. Tus amigos sí lo harán. Mantente en contacto con ellos.
31. Desecha cualquier cosa que no sea útil, bonita o divertida
32. La envidia es una pérdida de tiempo. Tu ya tienes todo lo que necesitas
33. Lo mejor está aún por venir
34. No importa cómo te sientas, levántate, vístete y asiste
35. Ten sexo maravilloso, siempre con plenitud de tu ser
36. Llama a tus familiares con frecuencia y mándales correos diciéndoles: ¡estoy pensando en ti!
37. Cada noche antes de acostarse di lo siguiente: Doy gracias por … Hoy logré o conseguí …
38. Recuerda que estás demasiado bendecido como para estar estresado
39. Disfruta del viaje. Sólo tienes una oportunidad, sácale el mayor provecho
40. Envía este mensaje a quien te importa

El 41 lo añado yo: proponte no hablar ya nunca más de tus problemas, habla de tus soluciones 😉

WABBBLA: REFLEXIONES III

SOBRE LA FELICIDAD Y CÓMO LOGRARLA (MANUAL PRÁCTICO)

Por la mañana te despiertas pronto, más temprano de lo que a tu cuerpo le gustaría. Cuando ya estás en este mundo empiezas a pensar en fu futuro inmediato: tienes que darte prisa porque no vas a llegar a tiempo al trabajo, además debes antes hacer un montón de cosas. Si tienes hijos seguramente debes llevarlos al colegio antes de llegar a tu trabajo. El día es gris y oscuro. Te das cuenta de que estás malhumorado y fácilmente puedes llegar a estar auténticamente enfadada. Sales a la calle y coges el servicio de transporte, o te subes a tu coche y te diriges a tu trabajo. Por el camino, deprisa deprisa, no reparas en la gente que te rodea, de hecho no miras a nada ni a nadie, sólo vas con los ojos abiertos y, en función de cómo estés en tu trabajo, vas evolucionando con un nivel de estrés bajo, medio, alto, muy alto o extremo. Posiblemente no repares ni en tu seguridad ni en la de aquellos que, como tú, también se dirigen a su puesto de trabajo, por ello es posible que circules más rápido de lo que es aconsejable, también es posible que puesto que no miras a nada ni a nadie, te acerques peligrosamente al vehículo que te precede en un vano intento de llegar antes. Como ya has pasado por ahí cientos de veces no prestas atención al pájaro que está posado ante ti, o al peatón que intenta cruzar pero se detiene para que no lo atropelles. Tampoco intentas contaminar menos circulando a menor velocidad porque no te importa ya que de momento puedes permitirte invertir un 15% de tu salario en combustible para tu vehículo. Es posible incluso que por el camino des una lección a algún indivíduo que “se pasa de la ralla” y que, como tú, también se dirige a su trabajo: le adelantas y bloqueas su salida para que aprenda a respetarte, obligándole a frenar para que no se coma al vehículo que lleva delante; entonces tú esbozas media sonrisa y aceleras triunfal durante 300 metros hasta que vuelves a encontrarte con otro imbécil que no va a la velocidad suficiente, y te acercas mucho para ver si espabila. Cuando llegas por fin a tu trabajo hablas con gente con quien no quieres hablar, soportas presiones de tus superiores siempre injustas porque tú lo harías mejor sola, además cada varios días te equivocas mucho en algo y recibes una bronca que hace que se dispare tu tensión pero todo está justificado, hay que aguantar porque necesitas el dinero cada mes. Seguramente, como trabajas ocho horas o más te quedas a comer en tu centro de trabajo, no te gusta y además te cuesta más dinero que si comieses en casa pero por no gastar combustible no vas. O a lo peor te llevas la comida en una fiambrera y comes en una sala que tu centro de trabajo ha habilitado con mayor o menor fortuna para tal fin. Comes con personas que no te caen demasiado bien, o a lo mejor intentas acercarte a aquéllas que mejor vibran contigo. Como no tienes demasiado tiempo no te quitas los zapatos, ni te echas un rato en tu sillón preferido, no descansas estirando la espalda porque no puedes hacerlo. Vuelves a trabajar deseando que ya sea hora de salir, fundes internet explorer, el MSN y estás harto de pasear por la web porque el tiempo parece haberse parado. Deseas que nadie te vea, que nadie se acerque a tu mesa, te escondes detrás de tu monitor e intentas siempre tener frente a tí la puerta y tras de tí una pared para que nadie vea qué estas viendo en la pantalla. Deseas que no suene el teléfono y que nadie te llame por la línea interna encargándote más trabajo o alguna reunión. No quieres que te llame ningún proveedor o cliente y tampoco te apetece que en los últimos 25 minutos surja ningún problema gordo con algo en lo que tú estás implicada. Eres maestro en prolongar tus tiempos de trabajo de manera que algo que puedes resolver en 45 minutos puede ocuparte fácilmente una o incluso dos jornadas completas, nadie más lo sabe. Estás harta de no poder tirarte pedos porque compartes espacio con una, dos, tres, cuatro o más personas que realmente están igual de hartas que tú. Cuando por fin es la hora de salir lo haces con una extraña ilusión, huyes rápidamente de tu trabajo, montas en tu vehículo y desandas el camino que pocas horas antes has andado, puede que te cruces con las mismas personas que siempre te cruzas pero que no conoces y nunca conocerás, pasas por los mismos lugares pero ahora son diferentes porque ya es de noche, sabes perfectamente dónde y cuánto va a durar el atasco porque siempre te ocurre lo mismo. Puede que en la intimidad de tu vehículo por fin consigas estirar un poco tu espalda, tirarte los pedos que antes te has guardado y fumarte varios cigarros porque te da la gana. Te das cuenta de que estás cansado, muy cansado, y lo que es peor estás triste, odias a demasiadas personas y hoy no has tenido un buen día. Antes de llegar a casa puede que tengas que ir a algún otro lugar, a recoger algo o a hacer algo para ti que no has podido hacer porque has estado todo el día trabajando. También es posible que vayas a “desengrasarte” un poco a un gimnasio para quemar adrenalina, o a jugar a algún deporte explosivo para lo mismo. También puede ocurrir que hayas quedado en el bar de siempre para tomarte unas copas y olvidar el duro día. Cuando llegas a casa entonces si que ya estás para tirar, sólo tienes ganas de comer algo, si te lo preparan mejor, y ver un poco la televisión hasta quedarte completamente zombie en el sofá y arrastrarte hasta la cama. No tienes ganas de hacer el amor con tu pareja, eso lo reservas para el sábado por la noche, para el viernes o para el domingo, que no trabajas. Te duermes, es lunes y estás desolada porque todavía quedan demasiados días para el fin de semana. Tu cuenta bancaria el día 7 tiene un saldo de 122 euros y te viene un pago de la hipoteca de 540, menos mal que tienes la VISA y podrás cubrirlo sin que lo devuelvan aunque te cobren una comisión desorbitada al sacar el dinero a crédito de un cajero, cuando llegue la paga extraordinaria te pondrás al día.

Suena el despertador y te tiras de cabeza a la ducha, es martes, Por la mañana te despiertas pronto, más temprano de lo que a tu cuerpo le gustaría. Cuando ya estás en este mundo empiezas a pensar en fu futuro inmediato: tienes que darte prisa porque no vas a llegar a tiempo al trabajo, además debes antes hacer un montón de cosas. Si tienes hijos seguramente debes llevarlos al colegio antes de llegar a tu trabajo. El día es gris y oscuro. Te das cuenta de que estás malhumorado y fácilmente puedes llegar a estar auténticamente enfadada. Sales a la calle y coges el servicio de transporte, o te subes a tu coche y te diriges a tu trabajo. Por el camino, deprisa deprisa, no reparas en la gente que te rodea, de hecho no miras a nada ni a nadie, sólo vas con los ojos abiertos y, en función de cómo estés en tu trabajo, vas evolucionando con un nivel de estrés bajo, medio, alto, muy alto o extremo. Posiblemente no repares ni en tu seguridad ni en la de aquellos que, como tú, también se dirigen a su puesto de trabajo…

¿Sorprendido? ¿Sorprendida? ¿De qué? ¿De que te parezca un relato tan acertado? ¿De que haya dado en el clavo tantas veces seguidas? ¿De que sea un reflejo bastante acertado de un día de tu vida gris?. No es magia, a poco que uno se ponga a pensar consigue hilar lo que la gran mayoría vive día tras día, eso si, cada cual tiene sus matices.

¿No te gusta tu realidad tal como te la imponen? CAMBIALA.

Cambia todo aquello que no te haga feliz. Si tu trabajo te consume busca un trabajo que te haga feliz. Cámbialo todo, si te das cuenta que tu relación de pareja es triste y no tiene solución, no prolongues la agonía, cambia. Si odias vivir en el lugar donde vives vete a vivir a otro lugar que te guste.

¿Que no puedes hacerlo? SI QUE PUEDES, lo que ocurre es que tienes miedo. MIEDO, MIEDO, MIEEEEEEDOOOOOO. Piénsalo y verás como te da miedo.

La única solución es armarse de valor y dar el paso. Es muy difícil porque el miedo nos lo ponen dentro desde pequeños, pero te aseguro que cuando has saltado la valla y ya estás al otro lado te das cuenta que ha sido más fácil de lo que pensabas porque, entre otras cosas, ahora eres la persona más feliz del universo y lo ves todo de color rosa.

Si, si, no puedes hacerlo porque necesitas el dinero, ya lo sé. Párate a pensar y analiza para qué necesitas tanto dinero. Párate a pensar y analiza cuántas cosas tienes que no utilizas casi y que realmente lo único que hacen es aliviarte la profunda amargura que te produce tener un día que no deseas tras otro. Párate y piensa en lo que comes, en cuánta basura podrías dejar de comer. Piensa en cuántas marcas determinadas necesitas comprar para “dar buena imagen” y después piensa lo barata que sería la misma camisa de marca “la pera”, que además te abrigaría igual. Piensa en todo aquello que podrías eliminar de tu vida sin que ésta cambie en lo esencial y piensa en el dinero que no tendrías que gastar, en los plazos de préstamo que no tendrías que pagar, y luego piensa que realmente, posiblemente, en muy poco margen de error, podrías vivir con la mitad de dinero del que actualmente te pagan, o incluso menos, siendo igual o incluso muuuucho más feliz. Con el tiempo te darás cuenta que podrás hacer prácticamente lo mismo.

Cuando hayas pensado todo esto y llegues a la conclusión de que es muy bonito decirlo, pero otra cosa diferente es hacerlo… entonces y sólo entonces estarás frente a la mismísima puerta de tu libertad.

Sólo te quedará HACERLO. Hazlo, atrévete, verás que no es difícil. Las cosas cambiarán sólo si tú te atreves a cambiar. Y si lo haces estarás viviendo en plena armonía con tu corazón, serás feliz, te mirarás en el espejo y llorarás de alegría al verte tan radiante… tu luz eres tú, tu felicidad eres tú, tu equilibrio eres tú, tu salud eres tú. Todo lo otro que dia a dia sufres es lo que otros quieren hacer de tí, y no es bueno para tí porque no te hace feliz.

Con todo mi amor hacia tí, Wabbbla. Noviembre de 2009

In lake ´ch (Yo soy otro tú)


_

HOY TRANSFORMARÁ TU VIDA…

¿Por qué seguís postergando decisiones?

¿Acaso alguien te garantizó hasta cuándo vivirás?

Internamente hay una voz que te dice que te animes.
Tu cuerpo se resiste.
Lo desconocido te tensa, agita tus fantasmas más temidos.

Intuyes que todo será para bien, sin embargo hay algo que todavía te frena. La vibración de estas palabras llega para infundirte confianza.
Hoy tu vida cambiará, darás un paso clave.

Tras la frontera de lo conocido, el mundo se presenta amenazador a los ojos de nuestras propias fantasías.
Las dudas paralizan, estancan, juegan en favor de la mente para aplazar los cambios.
Miles y miles de frases que comienzan con tendría, debería y podría, se van acumulando en el rincón de la desesperanza, donde mueren de tristeza tras incansables intentos por alcanzar la libertad.

Ya es tiempo de que te muevas hacia el lugar en donde te sientas alineado con tu esencia.
Confía en tus corazonadas.
Hazle caso a la intuición.
Deja que la existencia te guíe a través de las señales.

Hay nuevas puertas que se están abriendo, date el permiso interno de
verlas.
No temas.
Lo desconocido se torna amigable si confiamos en que todo sucede para nuestro mayor bien.
Tu corazón sabe lo que te digo, es por eso que acelera sus latidos al reconocer este mensaje.

Ten fe en ti.
Anímate a moverte, nunca es demasiado tarde.
Los movimientos externos generan movimientos internos.
Ábrete a nuevas vivencias.
Deja de dar vueltas en círculos de inconsciencia, que, poco a poco, extinguen tu aliento y apagan tu luz.
No más excusas, no más aplazamientos.
Estas letras vienen a recordarte aquello que en su momento creímos que nunca íbamos a olvidar:
el poder está dentro nuestro.

Quiero volver a disfrutar del intrépido resplandor de tu alma cuando ríe.
Tu felicidad suma para que el mundo sea más cálido y humano.
Permite que la sabiduría de tu espíritu establezca la nueva dirección hacia dónde fluirá tu energía.
Hay un paraíso interno que aguarda tu regreso.

Hagas lo que hagas, hazlo de manera consciente.
Ese es el paso clave, que hoy transformará tu vida.

===================================================

Fuente: http://www.formarse.com.ar

WABBBLA: REFLEXIONES II

“Al principio todos los pensamientos pertenecen al amor. Después todo el amor pertenece a los pensamientos.”

autor: Albert Einstein

EL AMOR

¿Qué es el amor? ¿Solo nosotros, los humanos, sentimos amor? ¿Cuándo se ejerce el amor? Hay tantas preguntas…

Creo que el amor es un estado interior, es un estado mental (y espiritual). Amar es ofrecer amor a cambio de nada. No es la locura hormonal de la adolescencia, eso es sexo, eso es biología, eso es otra cosa. El amor empieza a notarse cuando es pensado, cuando uno se da cuenta de que ama. Hasta ese momento no existe nada.

Amor a mi pareja, amor a los padres, amor a los hermanos, amor a los amigos, amor a los compañeros de trabajo, amor a los animales, amor a las plantas, amor a las montañas, amor al agua, al aire, a las cosas… amarlo todo es la mejor manera de ser feliz. Vibrar en el amor.

Ocurre una cosa con el amor y es que la sociedad en la que vivimos nos lo intenta quitar a todas horas. Cuando vamos por la calle de una gran ciudad, abarrotada de gente, normalmente no amamos a aquellos con los que nos cruzamos. Cuando estamos atascados con el coche en el centro no amamos a aquellos otros que van dentro de sus coches. Cuando en el trabajo nos presionan, o cuando nos maltratan, o nos… no solemos amar a aquél que lo hace. A eso me refiero, y en eso tendremos que prestar más atención porque ahí es donde más necesario es tragar saliva y abrir las puertas al amor. Sólo podrás hacerlo si dejas de lado tu orgullo (tu ego; que no es más que esa voz en tu interior que te dice: “no permitas que ese cabrón te humille” –por ejemplo–).

El ego es un problema porque nos obliga a hacer cosas que muchas veces no queremos o no deberíamos hacer. El ego es quien te hace pasar por encima de los demás, es quien no teme a perjudicar a otro mientras él tenga beneficio. El ego inicia todas las peleas y todos los accidentes, es quien se encarga de que no seamos felices… digamos que es la cara oculta del amor. Ser ego-ista es vivir en el ego.

El amor en cambio, cuando surge, siempre vence al ego, pruébalo y verás. La próxima vez, cuando te encuentres en una situación en la que lo “lógico” sería que estalles en ira, abre las puertas al amor (sólo podrás hacerlo si eres consciente de ello), ahoga todo tu enojo y tu sed de venganza en el amor, acaba con tu ego y aunque te parezca indignante deja que todo pase por delante de ti como si contigo no fuera la cosa. Entonces respira y ama a aquello que te está enojando, a aquello que te está odiando, ámalo con una sonrisa y aquello se disolverá como el humo porque le habrás vencido con amor, que es mucho más elevado. Yo lo he probado y te aseguro que funciona aunque puede resultar difícil al principio. El otro podrá pensar que eres idiota, pero qué sabe él o ella.

El amor es el arma más poderosa, pero la consciencia es una herramienta necesaria para utilizar el amor. Ser plenamente consciente es abrir la mente parar percibirlo todo, pensarlo todo y percibirlo todo; todo lo que te rodea, absolutamente todo está ahí para tí, para que lo veas, lo huelas, lo sientas, lo toques, lo pienses, lo oigas… nada es casual. Si no consigues abrir esta importante puerta (la de la consciencia) no podrás percibir el amor en su plena y explosiva naturaleza.

El amor no son las poesías de Garcilaso, no es besar todos los días a una persona. El amor es ponerse en función de todo lo que nos rodea, es estar por debajo en lugar de estar por encima, es escuchar cuando otro lo necesita (aunque uno quiera gritar), el amor es devolver amor cuando te envían odio. Es reír cuando se desea atacar, es respirar y percibir lo grande de este mundo.

“Houston, tenemos un problema” Esto sólo es posible si yo me quiero a mi mismo tanto como para estar bien siempre (o casi siempre). Si normalmente estoy estresado, cansado, triste, enojado, furioso… entonces es que no me quiero lo suficiente, porque alguien que se ama profundamente no se permite estar así la mayor parte de su tiempo. Primero debo amarme a mí para, después, poder amar al resto del universo. Yo soy un ser poderoso porque así lo he decidido y como ser poderoso que soy, ya hace algún tiempo que decidí vivir en el amor. Para ello en primer lugar me quiero, busco estar bien siempre (aunque todavía en ocasiones pierdo la consciencia por unos momentos y corro para regresar a ella) porque sé que sólo estando bien yo, podré estar bien con el resto. Esto es muy importante. Cuido mi mente y cuido mi cuerpo. Cuido que las palabras que pronuncio cada día no atraigan al ego ni al odio, ni a nada del lado oscuro, porque no me da la gana. Puedo vivir sin decir “me cago en su puta madre” o “ese cabrón es un hijo de puta”, o incluso otras chingadas menores. No quiero, me niego. También cuido mis pensamientos (eso es un poco más difícil, pero no imposible), intento pensar limpiamente, positivamente, de forma luminosa. Esto es más difícil porque ser consciente de los propios pensamientos no siempre es fácil, normalmente no nos damos cuenta de lo que pensamos porque estamos tan habituados a convivir con nuestros pensamientos que no les damos la suficiente importancia. Hay veces en las que me sorprendo de lo que llega a pasar por mi cabeza, entonces sonrío y me digo a mi mismo que no debo transitar ese camino, que no lleva a la luz; entonces ese pensamiento se transforma en su opuesto y nace un pensamiento luminoso y de amor. Así es. Te decía antes que también cuido mi cuerpo, es necesario para estar en equilibrio. Ya decían los antiguos… “Mens sana in corpore sano” Una mente sana en un cuerpo sano. Porque cuerpo y mente están conviviendo y necesitan armonía. Y cuando digo mente digo espíritu, digo alma… o como tú le llames.
Es bueno cuidarse, es bueno comer sano, es bueno hacer ejercicio, pasear, etc. Es muy bueno no comer animales, yo ya hace algún tiempo que decidí comer vegetales… si lo haces verás como te sientes mejor, pero como casi todo… tampoco es bueno ser muy estricto… ¿puede escaparse alguna loncha de jamón de vez en cuando?… jajaja. Seguiré en otro momento… o no. Te quiero.

Wabbbla. 22 de Octubre de 2009.

PRÓXIMA GENERACIÓN

Diálogo de un joven de 18 años con Gaia, canalizada por la madre del joven, Pepper Lewis.

4 partes