Blog para el despertar de la consciencia

Entradas etiquetadas como ‘amistad’

¿HACES LO CORRECTO?

¿Te has preguntado alguna vez si estás haciendo lo correcto?

images-of-nature-06

No es fácil definir qué es lo correcto porque cada cual tiene unos valores morales y vive en una cultura diferente. No te estoy hablando de eso. Hacer lo correcto no está relacionado con tus valores morales o sociales, con tu educación. Hacer lo correcto es tan sencillo como no permitir que se encoja tu estómago ante una situación, es no tener remordimientos de una acción reciente, es sentirte feliz después de tomar una decisión.

Tu corazón está relacionado con tu cerebro y con tu estómago, existe una relación energética entre todos los centros de poder de tu cuerpo y fuera de él. Es esta energía la que hace que tu estómago se encoja, o que tu sistema nervioso reaccione ante una visión terrible, un accidente, un atentado… También es tu energía, la energía del Universo de la que formas parte indivisible, la que hace que en ocasiones te encuentres deprimido y minutos después eufórico porque somos energía.

En definitiva, lo correcto es todo lo que te hace sentir tu unión con el todo, con el Universo (llámale Dios si quieres). Lo correcto lo traemos de serie. El ser humano, en esencia, es incapaz de causar daño; a sí mismo o a cualquier otro ser sintiente (plantas, animales o minerales), su esencia por definición es puro amor porque de ahí venimos y ahí volvemos al morir. Las desviaciones del ser humano para causar daño son producto de una falta de comprensión de la esencia propia y del Universo en el que habita y eso sólo se consigue superar con más consciencia. Aumentar tu nivel de consciencia es sencillo: ámate y ama a todo lo que te rodea, profundamente, aunque no lo comprendas. Después presta más atención a tus sensaciones y a tus sentidos, circula por la vida sin prisa, observando el cielo, las nubes, el sol y la luna; observa todo y dedícale a cada cosa un pensamiento positivo, transmite amor porque así, sólo así, podrás poco a poco vibrar en esa delicada frecuencia y recordarás tu origen, tu camino y tu destino.

Ahora vé y hazlo, cada segundo, cada minuto de lo que te queda de vida aquí. Serás mucho más feliz.

Con todo mi amor, Wabbbla.

EL JUEGO DE LA VIDA CONSCIENTE

Revolucionando a la especie humana… Re-volucionando, significa volviendo a evolucionar o continuar con la evolución. De eso trata la vida querido amigo, querida amiga. No vivimos más que una realidad fantástica que nos invita cada segundo a tomar consciencia de todo, a elegir, a decidir, a obrar y a vibrar en armonía con nuestro entorno. Entorno que, por otra parte, está siendo creado por nosotros mismos con nuestras decisiones, acciones, pensamientos, voluntades… Somos auténticos dioses creadores.
Tu estado de ánimo es tu termómetro, tu medidor. Puedes sentirte eufórico y treinta minutos después sentirte desolado… ¡Qué gran magia!
Elegimos, aún sin darnos cuenta, cómo queremos estar, cómo queremos sintonizar, cómo queremos vibrar y armonizar con nuestro entorno.
Todas nuestras cosas, enseres, objetos, y todas las personas que rodean nuestro Ser son decisiones nuestras. Unas veces conscientes y otras no, pero nuestras porque están en nuestro mundo fruto de nuestras decisiones y necesidades evolutivas. Quien se da cuenta de esto ya está un paso más cerca del conocimiento de la naturaleza del Universo, de su esencia divina y por lo tanto de Dios; quien no, puede incluso llegar a sufrir porque no comprende por qué le ocurren las cosas, por qué tiene problemas, por qué pierde o gana, por qué es feliz o no lo es.
Elegimos, pues, la ropa que nos ponemos cada día… El ejercicio que te invito a hacer es elegir de igual forma el estado de ánimo que te vas a poner mañana, las cosas que te van a suceder, las personas a las que vas a reconocer, los pensamientos que vas a materializar, los besos que vas a dar, los ánimos que vas a transmitir, las certezas que vas a valorar, incluso las dudas que vas a tener. Y cuando lo hayas elegido, disfrútalo como si no fuese a volver a ocurrir… eso sin duda es una manifestación de la felicidad.
Hazlo, juega al juego de la vida consciente… Mañana será sin duda un día diferente para tí y para todas aquellas personas que te rodean.
Ya me contarás!

Con todo mi amor, Wabbbla.

UN VERDADERO AMIGO

Fuente: es.kabbalah.com

Un verdadero amigo es alguien en quien puedes confiar en tus momentos más oscuros. Ellos están allí para ti, levantan tu espíritu y te recuerdan la belleza que está a tu alrededor.

Un verdadero amigo puede hacerte reír a carcajadas incluso cuando no quieres ni sonreír.

OMRAAM M. ALVANHOV: LA SOLEDAD NO EXISTE

¡Cuánta gente se queja de la soledad!. Pues bien, deben saber que han sido ellos quienes han creado esa soledad en sí mismos, en su cabeza. En realidad, nunca se está solo. Y, ¿por qué entonces se sienten solos? Porque no tienen demasiado amor. Ellos os dirán: “¡Pero cómo, si tenemos demasiado amor, no hacemos más que soñar con el amor!” Precisamente ahí está su error, sueñan con el amor, esperan el príncipe o la princesa de las Mil y Una Noches y por eso se sienten solos: porque esperan el amor en lugar de buscarlo en ellos mismos. El amor que se espera, nunca llegará. No hay que esperar que el amor venga del exterior, el amor está dentro de, nosotros. Dejad que salga, que se manifieste porque sólo así lo encontraréis realmente.

Nunca estamos solos: todo el universo nos escucha. Todas nuestras palabras, todos nuestros gestos tienen eco. Por ejemplo, si cuando salís de vuestra casa, por la mañana, sonreís al mundo entero, saludáis a toda la creación diciendo: “Buenos días, buenos días, buenos días”, no os sentiréis solos durante el día, porque desde todos los rincones del espacio llegarán hasta vosotros voces que os contestarán haciendo eco: buenos días, buenos días, buenos días… Los humanos salen de sus casas encerrados en sí mismos: ven y oyen a los demás a su paso, pero nos los miran, ni los escuchan. ¿Por qué no recordar que el mundo entero está habitado por criaturas que merecen que se les mande un pensamiento, buenos deseos: la luz, la paz, la alegría… ¿Tan dificil resulta abrirse, sonreír, dar el primer paso? Siempre esperan que sean los otros quienes lo hagan, y en la espera, se lamentan porque se sienten solos.

Empezad desde hoy a cambiar de actitud y veréis como ya no os sentís solos. Diréis: “Si, pero la gente que por todos lados nos encontramos, en la calle, en los almacenes, en nuestro lugar de trabajo, no nos inspiran, y por otro lado, si nos mostramos con ellos tan abiertos, no nos comprenderán”. Es verdad, hay gente que no os comprenderá; si les saludáis, si les sonreís, dirán: “¿Qué le ocurre a éste?” Pero solo algunos se mostrarán incapaces de comprenderos, habrá muchos otros que os comprenderán y se sentirán felices. Además, ¿Acaso vivimos sólo para la gente con la que nos encontramos? No, vivimos para toda la creación, y en las regiones invisibles existen numerosas criaturas que sabrán apreciar vuestro amor, y esto es lo esencial.

Incluso, ¿por qué no aprendéis a mirar de otra forma menos superficial, a toda esa gente con la que os cruzáis y que nada os inspira? Siempre os fijáis en la apariencia, y es cierto que a menudo no es muy agradable. Pero los humanos no son sólo lo que aparentan, cada uno tiene también un alma, un espíritu, e incluso si esta alma y este espíritu raramente se manifiestan, están ahí y tienen siempre la posibilidad de aparecer y expresarse. No demuestra ser inteligente quien observa a los humanos de forma tan superficial. Un sabio sabe que los hombres y las mujeres son hijos e hijas de Dios, y con esta idea trata a todos los seres. Este es un trabajo creativo que realiza, ya que, de esta forma, desarrolla el lado divino de todos aquellos que encuentra… y se siente feliz. Creedme, la mejor manera de actuar con los demás, es descubriendo sus cualidades, sus virtudes, sus riquezas espirituales y concentrarse en ellas.

Descubrir los defectos de la gente no tiene ningún mérito, es demasiado fácil; además, es algo que todo el mundo hace… A partir de ahora, intentad prescindir de los detalles no demasiado virtuosos, y en cambio haced hincapié en el principio divino existente en cada ser. Sí, ¿por qué no tener sentimientos sagrados para aquello que en el hombre es divino, inmortal y eterno? Es así como realizaréis un buen trabajo sobre vosotros mismos y ayudaréis también a los demás.

Mientras que si tan sólo os ocupáis de sus defectos, os perjudicáis, porque absorbéis sus suciedades y, además, impedís que ellos evolucionen. y ¿cómo queréis después no sentiros solos?

Criticando a los demás, subrayando sus defectos, no hacéis más que cavar un foso entre ellos y vosotros. Cuando sepáis, a través de vuestra alma y de vuestro espíritu, entrar en relación con todas las almas y todos los espíritus de la tierra, cuando lo mejor de vosotros mismos descubra lo mejor de los demás, entonces ya no os sentiréis solos.

Omraam Mikhaël Aïvanhov
EL DEBER de SER FELIZ