Blog para el despertar de la consciencia

Este pasado fin de semana hablaba por teléfono con mi amigo Luis Palacios, a poco de nuestro regreso del viaje que hicimos a Egipto, sobre la posibilidad de escribir un artículo que ilustrase mi experiencia durante el viaje y la realidad que viví allí con sus gentes.

Bien, pues aquí estoy puesto en faena. Debo reconocer que he tardado más de lo esperado, hoy es martes noche. Me pongo a reflexionar y la verdad es que mi retraso viene motivado por la realidad que está sucediendo allí ahora. Era un dejar pasar el tiempo sin ganas de ponerme a reflexonar sobre el tema, sin ganas de ponerme a escribir, con lo que supone de ordenación interna de pensamientos y sensaciones.
Lo que ahora está ocurriendo en Egipto, señoras y señores, es una guerra civil de bandera falsa. Lo voy a explicar.

Quienes estamos al tanto del día a día del movimiento conspiranoico en Internet ya conocemos qué supone un acto de bandera falsa, consiste básicamente en que un país A ataca a otro país B y dice en los medios que un tercer país C ha sido quien realmente ha atacado a B. Con esta sencilla estrategia de patio de colegio se han librado muchas guerras y se han conquistado muchos intereses, en su mayor parte económicos y de poder.
Digo que la situación egipcia parte de una situación de bandera falsa porque no puedo comprender cómo una minoría llamada los Hermanos Musulmanes ha conseguido llegar al poder por las urnas hace un año. Sólo me viene a la mente la idea de un “pucherazo” en toda regla. La ciudad de El Cairo tiene aproximadamente 29 millones de habitantes, de ellos sólo 5 ó 6 millones pertenecen a la denominada facción de los Hermanos Musulmanes.

Esto me hace pensar qué apoyos habrán tenido éstos para acceder al poder en Egipto después de tantos años de aislamiento en la sociedad egipcia.

Antes de continuar debo decir que en ese mágico viaje conocí también a Miguel Blanco, alma del espacio radiofónico “Espacio en Blanco” en RNE. Conocí a Miguel, además, en casa de Gamal, el maestro de esencias de Ghiza, todo un señor de la luz, del que ya tendremos ocasión de hablar en otro artículo. Fue todo un acontecimiento y allí apareció Miguel con su chaleco de aventurero revolucionario y su pañuelo al cuello. Te saludo aquí amigo. Os dejo al hilo del discurso el enlace a su reflexión sobre la situación de Egipto ya que compartimos acontecimientos en mayor o menor medida (http://www.espacioenblanco.es/web/noticias/ampliado/jul2013/05072013.htm).

Quiero seguir hablando del pueblo Egipcio y de su situación.
Egipto es un estado que habita un desierto, el del Sahara en su extremo oriental, lindando con el Mar Rojo y la península del Sinaí. Egipto es el Nilo. Egipto no tiene recursos naturales propios más allá de algunas bolsas de petróleo mal explotadas, su recurso natural por excelencia es el turismo porque Egipto es la cuna de las civilizaciones junto con Mesopotamia, allí todavía se yergen orgullosos muchos tempos y pirámides magestuosas que todavía nos ocultan secretos no revelados, allí en Egipto todavía ocultos en la arena permanecen cientos y cientos de secretos esperando a ser descubiertos. Y allí en Egipto chocan estrepitosamente las energías de una Nueva Tierra y las que todavía hoy soportan unos viejos esquemas que esclavizan al ser humano en su totalidad.

Tuve la ocasión repetidas veces de salir a la calle para pasear entre las gentes de verdad, también tuve la ocasión de vivir algunos momentos de la intimidad de la noche en Assuan. Aquellos hombres Shisa en mano y jugando al Back Gammon es una imagen que dificilmente olvidaré. Son unas personas tranquilas y pacíficas, como el resto del mundo, eso si, pobres pobres pobres.

Quizás el mayor mérito de la sociedad egipcia es su orgullo, el orgullo que les hace levantarse cada mañana pensando que va a ser el mejor día de su vida, el orgullo de pensar que hoy van a encontrar, por fín, algo de dinero para poder alimentar a su familia… El orgullo de creer en un Egipto próspero, libre y feliz.

Las personas allí sólo quieren que el gobierno les provea de trabajo y que lo haga con una mínima decencia. Si aquí en Europa la evolucionada no dejamos de oir casos Bárcenas, o vemos cómo indivíduos como el Sr. Berlusconi siguen campando en su indecencia, imagínate allí cómo serán los niveles de corrupción institucional.

El pueblo egipcio no está acostumbrado a un sistema “democrático” a la europea. Es como si lanzases a un cachorro de león a una madriguera de hienas. El pueblo egipcio vuelve a gritar en las calles por su libertad, por su supervivencia. Debemos pensar que cuando el día 30 de junio salen a la calle 30 millones de personas, sólo en la ciudad de El Cairo, a festejar la toma del poder por el ejército, ésto es un claro indicador de que el pueblo y el ejército están luchando en el mismo bando. Y si ese es un bando, ¿cuál es el otro?. El otro bando es el de una minoría extremistra y ultra ortodoxa islámica que quiere continuar en el poder para vivir mejor a costa del resto.

Son los Hermanos Musulmanes.
Quiero aquí hacer una pausa para explcarte, según mi opinión, quiénes sonn y qué representan este grupo llamado Los Hermanos Musulmanes.
Busco en Internet y la primera entrada que aparece en Google es una de Wikipedia, todos sabemos que Wikipedia no es la última palabra pero nos puede servir para ilustrar de forma somera qué son y cuales son sus objetivos. Cito textualmente parte del artículo:

“Este artículo hace referencia a los Hermanos Musulmanes únicamente en Egipto. Hermanos Musulmanes Al-Ijwān Al-Muslimūn. Líder Muhammad Badie. Fundación 1928. Ideología política Islamismo, panislamismo. Sede El Cairo, Bandera de Egipto. Hermanos Musulmanes (en árabe: Yami’at al-Ijwan al-Muslimin, literalmente Sociedad de los Hermanos Musulmanes; frecuentemente llamada Al-Ijwan al- Muslimun (Hermanos musulmanes) o simplemente Al-Ijwan (Los Hermanos) es una organización islamista, esto es, una organización política con un ideario basado en el islam. Fue fundada en 1928 por Hassan al-Banna en Egipto después del colapso del Imperio otomano.

El objetivo declarado de esta organización islamista es inculcar el Corán y la Sunna como el “único punto de referencia para…ordenar la vida de la familia musulmana, el individuo, la comunidad y el Estado…”. La organización busca hacer de los países musulmanes califatos islámicos, que incluyan el aislamiento de las mujeres y de los no musulmanes de la vida pública. El movimiento es conocido por participar en actos de violencia política. También fueron los responsables de la creación de Hamas, una organización declarada terrorista por los Estados Unidos y la Unión Europea, que creció a la par de sus atentados suicidas contra civiles israelíes durante la primera y segunda intifada.1 Los partidarios de la Hermandad Musulmana también son sospechosos de haber creado el conocido grupo terrorista Al-Qaeda y por el asesinato de opositores políticos como el primer ministro egipcio Mahmoud an-Nukrashi Pasha.

Originalmente era un grupo fundamentalista, en la actualidad es una organización de amplia base social cuya minoría de dirigentes optó en tiempos modernos por una aparente metodología no violenta en la Yihad mundial.

El objetivo tradicional de los Hermanos Musulmanes es implantar un Estado islámico en Egipto basado en la sharia y el rechazo a la influencia occidental en el país. Religión y Estado son inseparables; son, pues, pioneros del islamismo político en todo el mundo árabe. Ilegalizados y reprimidos desde 1954 por el presidente Gamal Abdel Nasser, la hermandad ha vivido desde la presidencia de Anwar Sadat hasta hoy en un limbo legal, normalmente tolerados por el Estado pero ilegales y ocasionalmente reprimidos.

En la década de los años 30 del siglo XX, los Hermanos Musulmanes fueron utilizados por el Primer Ministro egipcio Ismail Sadqi para enfrentarse a los prooccidentales de su país.

En la década de los 70, la hermandad vivió un periodo de renovación, reforzándose con la incorporación masiva de un floreciente movimiento estudiantil islámico y absorbiendo otras organizaciones como al-Gama’a al-Islamiyya. La estrategia de la hermandad consiste desde entonces en crear una especie de Estado paralelo: imposibilitados para tomar el poder, la hermandad, al igual que haría (inspirándose en la propia hermandad) el Hamás palestino, se dedica a crear una red de servicios sociales (educativos, sanitarios, deportivos) que cubre las carencias del Estado central y consigue atraer al movimiento a las masas depauperadas.

En los años 80, mientras organizaciones como la escindida al-Gama’a al-Islamiyya o Yihad Islámico emprenden una lucha armada con el Estado, la hermandad mantiene su apuesta por la revolución pacífica y permanece como la organización islámica más poderosa, rivalizando con las anteriores por atraerse a las capas bajas de la sociedad.

Sin embargo, durante la década de los 90 y primeros años del siglo XXI, la hermandad evoluciona hacia una especie de liberalismo islámico conservador: la mayoría de los nuevos cuadros aceptan el pluripartidismo, (incluyendo a coptos y comunistas), la liberalización económica, y su base de reclutamiento es cada vez más la clase media.

Así, cuando Hosni Mubarak, ante presiones externas, acepta la presentación de diversos candidatos en la convocatoria de elecciones presidenciales de septiembre de 2005, los Hermanos Musulmanes son sorprendidos en un proceso de incertidumbre y renovación interna. Su postura dubitativa ante la participación en los comicios les cuesta perder protagonismo mediático frente a una nueva coalición democrática de tamaño minúsculo, Kifaya.

En la actualidad las perspectivas de la hermandad se dividen entre la fidelidad al proyecto original o la creación de un partido normalizado como reclama Abdel Mon’im Abul Fatuh, líder del ala renovadora.

En las elecciones del 28 de noviembre de 2010, Hosni Mubarak arrasa en las elecciones, dejando fuera a este partido islámico, si bien existen sospechas fundadas para considerar las elecciones como fraudulentas, como lo vienen siendo desde que Mubarak está en el poder.

Desde su nacimiento, la cofradía tuvo una vocación panislamista y su influencia ha sido intensa en Palestina, Jordania, Siria y los países del Golfo.6

Los Hermanos han sido frecuentemente acusados de promover y exportar la revolución o la violencia islamista, pues tienen ramificaciones o contactos con grupos militantes de numerosos países, tanto del mundo islámico como occidental. [cita requerida].
En Gaza y Cisjordania, el grupo islamista Hamás es, desde su creación en 1987, el referente de los Hermanos en Palestina.
En Siria, los Hermanos fueron el principal grupo de oposición a la dictadura de Hafez al-Asad, hasta el levantamiento y la masacre de Hama en 1982.

En Jordania, el partido político Frente de Acción Islámico es, desde su creación en 1991, el ala política de los Hermanos musulmanes en el país.
En Sudán, el líder islamista Hasan al-Turabi también ha estado históricamente ligado a la cofradía de los Hermanos Musulmanes.”
Aquí acaba la cita de Wikipedia.

Cabe pensar por un lado que son extremistas, radicales, integristas, y que su objetivo es un Egipto sumido en las más estrictas costumbres islámicas donde la mujer no tenga derechos sociales y se limite a vivir entre las cuatro paredes de su casa bajo el yugo de su marido todopoderoso. Cabe pensar que su anhelo es un estado religioso regido por las leyes islámicas más estrictas. Cabe pensar en un retroceso social notable si comparamos ésto con el resto del mundo libre. Por otro lado hay que tener en cuenta que, como Hamás en Palestina, han sabido “camuflar” con maestría su auténtica cara dotando a las clases más necesitadas de servicios básicos como sanidad o educación, aprovechando, yo diría, a mala idea, los huecos que claramente ha ido dejando una pobre estructura de estado sin demasiados recursos. Aquí también habría que ver cómo los gobiernos de Mubarak han gestionado los recursos y qué podrían haber hecho de labor social de base para evitar que los Hermaos Musulmanes tuviesen la oportunidad de desarrollarse en estos extremos.

Como ves el problema no es sencillo, y se puede deducir que, unos por otros, como dicen en mi pueblo, y la casa sin barrer. Es un dicho, pero el hecho es que si unos hubiesen procurado más y mejor por atender a las clases sociales más desfavorecidas, los otros no hubiesen tenido sustraso suficiente para arraigar con su extremismo en estas mismas capas sociales. Me recuerda a los inicios del nazismo en Alemania, aunque salvando muy mucho las distancias.

Mi intento de análisis neutral, soy sagitario, me lleva a analizar ambos extremos en el intento de encontrar una vía de solución común, aceptada por las dos partes. Cosa harto difícil cuando el pueblo está en la calle pegando tiros a diestro y siniestro.
Veo el típico problema de los países subdesarrollados con ciertos matices y con difícil solución.

La solución más fácil sería acabar con la organización de los Hermanos Musualmanes, como en España se está acabando con ETA. ¿Tiempo? más de 40 años para empezar a ver el final del túnel. Entonces nos plantamos en el 2053 facilmente y Egipto no tiene tanto tiempo, se muere de hambre poco a poco.

¿Otra solución?¿Unas elecciones generales y presidenciales en 2014? Me suena a milonga en la que van a participar cuando menos EEUU, Israel, Rusia… Demasiados intereses en juego como país estratégico para demasiados países, suena a otro pucherazo electorar y el pueblo volverá a sufrir las consecuencias.

¿Que vuelva Mubarak? Al parecer mucha gente en Egipto anhela el regreso del dictador Mubarak, hay que reconocer que se portaba bastante bien con el pueblo, pero si lo hubiese hecho bien ahora Egipto no estaría en esta situación endémica en la que se encuentra.

¿Que vuelva Mursi? Si esto ocurre supondrá el triunfo del integrismo en Egipto y el país caerá en una oscura noche de la que le va a ser difícil despertar, correrá mucha más sangre a largo plazo y el pueblo se asfixiará. Sinceramente no creo que las grandes potencias dejen que esto ocurra. Antes colocarán a un nuevo lider a las órdenes de cualquier gran potencia mundial a cambio de beneplácitos económicos… ¿Sería esto posible? Demos un rápido vistazo a lo que dice de nuevo Wikipedia sobre la economía de este bello país:

“Egipto es predominantemente un país agrícola; y uno de los cultivos de mayor importancia es el algodón, aparte de la actividad agrícola de subsistencia, pues alrededor de 40 % de la fuerza laboral se dedica a las actividades agrícolas o ganaderas. La economía de Egipto se socializó tras la promulgación de una serie de leyes a comienzos de 1961. El patrón de propiedad de la tierra fue muy alterado por el Decreto de Reforma Agraria de 1952, que limitaba las explotaciones individuales a unas 80 hectáreas, cifra revisada en 1961 a cerca de 40 hectáreas, y revisada de nuevo a unas 20 hectáreas en 1969.

Las reformas copiadas del régimen soviético en la materia agrícola dadas en el período 1952-1961 y la construcción con la ayuda comunista de la presa de Asuán, han provocado una revolución agrícola que ha aumentado la producción, y las tierras requisadas por el gobierno se distribuyeron entre los campesinos (fellahin), pero aún hasta hoy siguen existiendo grandes diferencias económicas entre la clase media y los agricultores. Los programas gubernamentales han ampliado las zonas de cultivo mediante la regeneración, el regadío (sobre todo desde la terminación de la presa de Asuán, en 1970), y la utilización de tecnología avanzada, como equipos mecanizados y fertilizantes químicos han hecho aumentar la producción agrícola precedente; pero a su vez estos avances han desencadenado múltiples problemas, sobre todo medioambientales: Al abonarse con productos químicos y no por las crecidas del río, se está afectando el equilibrio biológico de la zona, produciéndose una salinización del suelo y apareciendo nuevas clases de insectos y parásitos.

El rendimiento de las tierras agrícolas de Egipto está entre los más altos del mundo. Egipto es uno de los principales productores mundiales de productos básicos de algodón; la producción anual de fibra de algodón era de unas 300.000 toneladas métricas, a principios de 1990. El clima cálido y la abundancia de agua permiten hasta tres cosechas al año, dando abundantes cosechas agrícolas. En los años 1990 el valor estimado anual de producción en millones de toneladas métricas, como arroz (3,9), tomates (4,7), trigo (4,6), maíz (5,2), caña de azúcar (3,1), patatas (1,8), y naranjas (1,7). También se cultiva una amplia variedad de otras frutas y hortalizas.

La principal industria ganadera de Egipto es la cría de animales de carga. El ganado a principios del decenio de 1990 incluía unos 3 millones de cabezas de ganado vacuno, 3 millones de búfalos, 4,4 millones de ovejas, 4,8 millones de cabras, 1,6 millones de asnos, y 40 millones de aves de corral.

Egipto posee importantes yacimientos de petróleo y gas, pero la industria más explotada es el turismo, ya que las pirámides y reliquias de esta civilización milenaria atraen a muchas personas todos los años. Es una de las economías más estables de la región, con un PIB por habitante de 4.274 dólares (datos de OMS para 2004).”

De todo el párrafo anterior, que sin duda va a servirnos para ampliar un poco más nuestra mira, me quedo con la última línea, la que dice que Egipto posee importantes yacimientos de petróleo y gas. ¿Cómo lo ves?¿Te suena esto de algo?¿No cree que es razón suficiente como para intentar colocar ahí un títere al mandato de una superpotencia cualquiera?

Después de todo esto creo que va a ser la opción más probable, y pienso que la situación de la sociedad egipcia está siendo observada con mucho detalle por muchos paises y, aunque no tengo pruebas que lo demuestren, me atrevo a decir que van a esperar a que se aniquilen unas semanas más, van a esperar a que se calmen los ánimos a costa de unos miles más de muertos civiles, y entonces se plantearán unas nuevas eleccones-pantomima-mascarada en las que saldrá vencedor aquel líder que mejores apoyos externos tenga de las grandes potencias para comenzar a explotar en serio los recursos naturales del país. Esto no sentará bien, sin duda, a los países árabes, principales vendedores de petróleo del mundo, que podrían apoyar aquella opción que más alejase a Egipto de la situación que acabo de plantear… ¿A que te has perdido ya? Pues eso me pasa a mí también.

Mi conclusión es que la suerte de Egipto sólo radica en la bondad de sus gentes, y eso he comprobado que es real. Es como una mala enfermedad que casi acaba con el paciente pero que acaba desapareciendo. Es como una pesadilla que parece no tener fin pero que al final ve la luz del sol. Egipto es un país sabio y su pueblo, la mayoría de su pueblo quiere libertad y no opresión, quiere luz y no oscuridad, quiere bailar y no rezar, quiere reir y no llorar, quiere ver que sus hijos crecen libres y confiados en que su futuro está al alcance de sus posibiliades. No estamos hablando precisamente de un estado religioso que mantiene la exclusión de la mujer y rígidas normas religiosas que rayan literalmente en el más absoluto analfabetismo social.
Envío desde aquí toda mi energía en forma de plegaria para que Egipto despierte de esta larga pesadilla y encuentre su camino como el Nilo llega al mar. Mis hermanos mediterráneos siempre estarán presentes en mis meditaciones.
Viva Egipto libre y consciente!!
Con todo mi amor, Wabbbla.

Anuncios

Comentarios en: "EGIPTO, UN PROBLEMA, VARIAS SOLUCIONES" (1)

  1. luis dijo:

    Fantástico testimonio. Gracias por arrojar un poco de luz sobre el conflicto egipcio.
    Deseo de todo corazón la mejor de las suertes para nuestros hermanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: