Blog para el despertar de la consciencia

Archivo para 05/06/2012

LA VERDADERA DIMENSIÓN DEL AMOR

Se me hace difícil entenderlo porque no dejan de ser sensaciones que a veces duran la mitad de medio segundo, pero me dejan un regusto tan grato que parece un momento infinito.

Hace una hora, subiendo las escaleras, sonrío y recuerdo ese momento en que mis hijos jugaban delante de mi, sin darse cuenta de que yo les miraba… ni yo mismo me daba cuenta de que estaban jugando, pero al recordarlo veo ese segundo de tiempo y mi alma llora de emoción, es la plenitud de saberse vivo. Son tantas cosas desbordadas que hacen valorar la relatividad del tiempo desde la óptica del amor. Todo pasa junto y a la vez y las lágrimas están listas para salir y refrescarte la cara.

Entonces, después de que me pasen estas cosas, me pregunto sobre la verdadera dimensión del amor y no encuentro respuesta fácil. Recuerdo momentos en los que de una forma u otra he vuelto a experimentar sensaciones similares a la que he vivido hoy subiendo la escalera, recuerdo a amigas y amigos, a familiares… momentos dulces sin dudarlo, pero igual de leves, sutiles, sólo ofrecidos para ese momento de sensibilidad, de percepción, del darse cuenta. Entonces veo que sólo puede haber una cosa que responda a la verdadera dimensión del amor: la consciencia, si, con la ese. Me gusta más así porque es más consciente todavía. El darse cuenta de la vida, de los detalles, nos hace apreciar el amor en su forma plena.

Cuando estás conduciendo tu coche y estás pensando en tus cosas estás recordando momentos, te estás dejando llevar y te abandonas, incluso no te das cuenta de que has recorrido ya el trayecto y has llegado a tu destino. Pero cuando te ocurre lo mismo y ADEMÁS te das cuenta de por dónde vas con tu coche, cuando ves el pájaro que se cruza apurado, cuando observas los árboles del arcén cómo se mueven al viento, cuando frenas con anticipación para no sobresaltar a esa persona que espera que la veas en el paso de peatones… y también estás sumido en tus pensamientos, y también al mismo tiempo te abandonas… entonces estás degustando grandísimos momentos de consciencia. Estás en todos esos niveles a la vez porque te estás dando cuenta de todas las cosas a la vez.

No sé, yo lo vivo así.

Y también pienso que no sólo tiene que existir una verdadera dimensión del amor, puede que existan más, pero la consciencia es para mi fundamental. Incluso digo que sin consciencia no debe poder existir el amor.

Tengo un perro y veo que me ama, porque yo le envío amor y él me lo devuelve a su manera, entonces me pregunto si tiene consciencia, o momentos de consciencia al menos. No lo dudo, SI, la tiene ¿Por qué no?. No habla, pero él y yo tenemos nuestro código y sabemos cuándo, cómo y por qué. Me ayuda mucho observarlo y ver sus reacciones, es joven y estoy convencido de que si pudiese hablar me ayudaría todavía más a ser mejor persona porque él tiene, indudablemente, otra perspectiva de la realidad. Al fin y al cabo los animales son puro amor porque carecen de moral, pero eso es otra historia.

Ahora estoy intentando practicar el amor, en su sentido más extenso, con grandes retos que la vida me pone delante.

Determinadas personas que aparecen en mi vida y que ponen a prueba mi paciencia, mi humor, mi tolerancia, están ahora presentes en mis pensamientos más que antes. Hace unos meses deseaba que no se cruzasen en mi camino, ahora no es que desee lo contrario, pero mantengo ese punto de atención en ese momento, que sé que ocurrirá, para observarme, para ponerme a prueba y ver cuál será mi reacción consciente desde el amor cuando se produzca el encuentro.

Ya he tenido un par de encuentros de ese tipo y puedo decir que no ha ido mal del todo… Lo más grande del asunto es darse cuenta de que se dán. Mi secreto consiste en mirar, respirar tranquilo y escuchar… intento no hablar casi y dejar, si se da el caso, que la otra persona hable lo que tenga que decir… intento sonreir y observarla, de esa forma, con una ligera sonrisa y mi silencio puedo liberar mi amor. A mi me funciona así.

Todavía no he tenido encuentros de mayor intensidad. Todos tenemos personas en nuestros círculos cercanos que han venido a la Tierra con nosotros para ponernos a prueba, son personas que posiblemente ya hayan tenido relaciones con nosotros en vidas anteriores y que, de una forma u otra, bien o mal, antes o después, han interactuado con nosotros para bien o para mal. Ahora están aquí para recuperar, cancelar o retomar aquello que se dejó abierto, y esas personas son las que aparecen en nuestra vida en forma de vecinos, familiares, o desconocidos que de una forma u otra nos hacen reaccionar por medio de diferentes intercambios. Cómo reaccionemos ya es cosa nuestra, y la forma de reaccionar nos va a dar una pista sobre nuestro nivel de consciencia y de evolución.

Ahora sé que esto es así, y no porque me lo haya contado nadie, sino por la suma de experiencias y aprendizajes de aquí y de allá, conclusiones que te hacen pensar, preguntas formuladas que te hacen caer en la cuenta… ¿Cómo es posible que esa persona me odie tanto si nunca he hablado más de 4 palabras con ella?¿No te ha ocurrido nunca?¿Qué hacer en esos casos? Dar Amor con consciencia, darlo como a tí te salga. A mi me sale respirar, observar, sonreir si puedo y hablar poco. Nunca entrar en el juego que se plantea, nunca mostrarse violento ni tan sólo discutir porque ahí entra el ego en modo máxima velocidad y todo se vuelve denso y oscuro. Es una dura prueba que se empieza a superar dándose cuenta de que es una prueba y no un azar del destino, consciencia.

Tener la posibilidad de apreciar un momento en el tiempo es un gran regalo, poder observar cómo recibimos un abrazo, ese momento fugaz que nos deja un beso, vivir a cámara lenta una sonrisa de algún ser querido… se trata de observar con el corazón. Si, eso debe ser. Ver con el corazón aquello que ves con los ojos es la imagen más cercana que se me ocurre para explicarlo. Entonces es posible que estemos caminando por la senda del amor, de la consciencia con la letra ese y entonces es posible, sólo posible, que vivamos más intensamente lo que otros sólo viven de puntillas porque todavía no pueden dedicar todos sus sentidos a la experimentación del amor, antes deben resolver otras cosas que no vienen aquí a cuestión.

Con todo mi amor, Wabbbla.

TÚNELES DE 12000 AÑOS CONECTAN ESCOCIA Y TURQUÍA

Fuente: sott.net y Rafapal

El Extraño de Oz

vie, 01 jun 2012 00:42 CDT
Imprimir
Tunel neolitico1

© Desconocido
Túnel subterráneo de 12000 años descubierto por el arqueólogo alemán Heinrich Kush.

El arqueólogo alemán Heinrich Kush ha descubierto una red de túneles subterráneos de 12000 años que conectan Escocia y Turquía. Este descubrimiento podría revolucionar el campo de la arqueología y dar lugar a una revisión de la historia antigua. El hallazgo ha sido publicado en el libro “Los Secretos de la Puerta Subterránea hacia un Mundo Antiguo” escrito por Kush.

Tras el descubrimiento en 1994 de Gobekli Tepe que se remonta a 12 mil años y está destinado a reescribir la historia del Neolítico, igualmente misteriosa es la red de túneles subterráneos que conectan Escocia con Turquía.

Tras el descubrimiento en varias partes de Europa, como Austria y Alemania, los tramos de túneles excavados en la roca, presumiblemente, que datan del Neolítico, Kusch ha deducido que alrededor de 10.000 a. C. “pero se desconoce el porque de los túneles, o, al menos, para que crearon el túnel que unió Europa a Turquía.”

Tunel neolitico2

© Desconocido

“La existencia de un túnel subterráneo excavado en la roca por debajo del nivel del mar, es innegable que hay varios tramos de túneles que datan, según los estudiosos, hasta el Neolítico. Los expertos consideran esta arquitectura del Neolítico como una forma de refugio para la población, ¿Pero sin conductos de aire? ¿Y para protegerse de qué?.

La medida de los túneles es de 70 cm., pero en algunos lugares son más amplios y tienen asientos, depósitos y habitaciones, ¿qué importancia debemos dar a las leyendas que hablan de los edificios bajo tierra y las personas que viven en las entrañas de la tierra? ¿Los hombres del Neolítico pudieron haber “imitado” a las criaturas que vieron entrar y salir de las cuevas o entradas ocultas?

La fecha exacta de construcción de los túneles y cual fue aquella civilización primitiva, además de las herramientas utilizadas hace doce mil años para excavar esta red de túneles, será averiguada y confirmada por geólogos.

Tunel neolitico3

© Desconocido
Tunel neolitico4

© Desconocido