Blog para el despertar de la consciencia

La pregunta ya no es si existen pruebas de civilizaciones más antiguas o si aparecen vestigios de tecnologías desconocidas para nosotros. La pregunta es por qué se niega sistemáticamente la evidencia, se desoye o se ignora.

Anuncios

En esta ocasión no te voy a dejar ninguna información sobre extraterrestres, civilizaciones antiguas, temas espirituales, etc. Te quiero hablar de mí, de algo íntimo y personal que va a dejar de serlo en los próximos segundos.

Hace un mes me dí cuenta de que, poco a poco y suavemente, estaba descuidando mi cuerpo. Tengo ya 51 años, y afortunadamente elegí un cuerpo bien estructurado y atlético para esta vida actual. Comer para mí sigue siendo un auténtico placer y todo me sienta bien, comer mucho y disfrutando. Pero de unos años hacia aquí mi barriga iba en aumento, comencé a tener dolores en la espalda, y aunque seguía practicando mi deporte preferido, la bicicleta de montaña, notaba que me encontraba pesado y que mi cuerpo estaba entrando en esa etapa en la que te levantas por la mañana con dolor en el cuello, en la espalda, o en cualquier otro lado.

Fue en ese momento, hace un mes, cuando decidí tomar parte activa y recuperar mi cuerpo, prestarle más atención, mantenerme lo mejor posible, porque sólo es posible vivir plenamente si tu mente y tu cuerpo están en la mejor forma posible. No, no te engañes, no sólo es suficiente meditar, tener momentos de silencio o buenos pensamientos, no sólo es suficiente perdonar, saber escuchar, mostrarse reflexivo o tener compasión. También es necesario mantener un equilibrio energético entre tu parte física y tu parte mental y emocional, y en mi caso la parte física estaba quejándose.

Me puse manos a la obra, cambié de dieta y comencé a hacer ejercicios específicos de forma constante, todos los días. Hoy hace ya un mes que comencé y ya noto los efectos.

La dieta: He dejado de comer pan, hidratos de carbono los justísimos, no a los fritos, las papas, la bollería industrial, los azúcares y las grasas. Con eso es suficiente. No estoy pasando hambre, sólo comiendo mejor, y eso que sigo siendo carnívoro vegetariano. Son pequeños toques que rompen con una tradición alimentaria heredada de familia o sociedad. Es realmente sencillo. Sí, al principio cuesta, cuesta mucho. El cuerpo está acostumbrado al azúcar y a los hidratos de carbono, y se pasa un auténtico síndrome de abstinencia durante una semana o dos, pero luego ya no duele tanto. Los efectos son inmediatos. Igual pasa con los rebozados o los fritos. Se puede

El ejercicio: Lo he incluido en mi rutina diaria. Antes era puntual, dos o tres veces a la semana. Ahora practico 15 minutos diarios de ejercicios específicos en mi casa, sin aparatos, sin pesas o artilugios, solo yo y mi cuerpo, mi peso. Es suficiente. ¿Cómo? Pues me he instalado una app en el móvil que me marca la rutina diaria. Es un adelanto sensacional. Mi trabajo es realmente sedentario.

Con todo esto ya estoy bajando de peso y me encuentro más ágil y vital. No, no tenía sobrepeso excesivo. Mido 182 cm y cuando empecé pesaba 89’5 kg, pero quiero encontrarme mejor.

Para mantenerme motivado con mi nueva experiencia saludable me he apuntado a una gran carrera de montaña (para mí lo es), una media maratón en los Pirineos de España, con 1500 metros de desnivel, que es bastante. Esa meta me anima a continuar con mi especial y particular entrenamiento.

Te cuento esto en un arranque de sinceridad y con el único fin de que te animes también a cuidar tu cuerpo más. Igual que lo haces con tu mente o con tus emociones, porque somos auténticos guerreros de la luz, y tenemos que estar en plena forma.

Con todo mi amor, Wabbbla.

Me ha resultado muy interesante este vídeo de Alish. No es normal que un médico cirujano, catedrático y docente en una universidad de medicina hable así, y se agradece. Este hombre despierto y valiente se atreve a criticar determinados aspectos de la medicina, los lobbys, los intereses políticos e industriales… Todo un referente que debería servir de ejemplo, también, para el despertar de los médicos del mundo.

¡Qué grande es este humano!

Escucha esta charla pero sólo si te comprometes a prestar toda tu atención a lo que se dice. Sólo así lo comprenderás. ¿Aceptas el reto?

La ciencia oficial presa del sistema de control mundial negativo ya no puede ni sabe cómo negar las evidencias.

Sin palabas… Ya las pone él.

Revelador vídeo de León Valverde donde nos muestra nuevas informaciones sobre el regreso de esta antigua y sabia civilización…, entre otras cosas.